Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Google se «inspira» en el diseño del Microsoft Edge para el nuevo Chrome

Publicado el
Microsoft Edge y Chrome

La decisión histórica de adoptar el proyecto Chromium de Google para crear el nuevo navegador Microsoft Edge está brindando beneficios para ambas partes. Si Microsoft ahorra años de desarrollo usando una base potente, fiable y de código abierto para relanzar su solución de navegación, los desarrolladores de Chrome también se están retroalimentando del trabajo de los chicos de Redmond.

Lo vemos en la herramienta de configuración de la nueva versión de prueba de Chrome (versión 76.0.3793.0), que se ha publicado en el canal Canary y se trasladará a próximas versiones estables del navegador de Google.

La herramienta se ha rediseñado por completo y guarda una clara «inspiración» de la usada en Microsoft Edge, con una barra lateral fija dedicada que facilita la navegación. Contiene las principales funciones, incluyendo acceso directo al menú de usuario, apariencia, motor de búsqueda y también la pestaña «Acerca de» donde se realiza la actualización manual del navegador.

Microsoft Edge y Chrome

La verdad es que se ve mucho más limpio e intuitivo. Sí, como Microsoft Edge. Chrome ha destacado en rendimiento y compatibilidad con estándares, pero con el minimalismo por bandera no ha sobresalido nunca en el apartado de diseño.

Aunque muchos han etiquetado al nuevo Edge como «una copia de Chrome», el desarrollo sobre una misma base facilita que cualquier elemento interesante se traslade de uno a otro. Microsoft tiene grandes ambiciones con el nuevo Edge que puedes probar en fase beta y es seguro que tiene una buena cantidad de personal trabajando en ello.

Además de elementos de diseño, todas las mejoras que realice Microsoft sobre Chromium las publicará bajo licencia libre y podrán aprovecharse en el mismo Chrome y en otros que usan este motor como Opera o Vivaldi. Está claro que el uso de Chromium beneficiará a los usuarios de Edge y de Chrome. Es un proyecto de código abierto muy establecido que ofrece gran rendimiento en el procesamiento de páginas, cuenta con un número enorme de extensiones, actualizaciones frecuentes y la mejora de código comunitaria especialmente la de su principal mantenedor, Google.

Los beneficios alcanzan a los desarrolladores y también a los clientes empresariales de Microsoft, que podrán contar con un navegador compatible con los estándares que funciona con todas sus aplicaciones modernas basadas en la web. El problema aquí ya sabes cual es. ¿Podrán sobrevivir alternativas como Firefox en este escenario? Mozilla ya señaló que «el Edge Chromium de Microsoft es terrible para la Web». porque proporciona a a Google más capacidad para decidir por sí solo en la Web. 

«Desde una perspectiva de empoderamiento social, cívico e individual, ceder el control de la infraestructura fundamental en línea a una sola empresa es terrible», señalaron desde Mozilla. Veremos.

Lo más leído