Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Tres consejos para colocar el router de forma óptima y mejorar tu Wi-Fi

Publicado el

El router es una de las piezas clave dentro de cualquier conexión a Internet. De él dependerán no solo las características y funciones avanzadas que podremos disfrutar, incluyendo las medidas de seguridad que protegerán nuestra red, sino también el rendimiento y la intensidad y la calidad de la señal de la red Wi-Fi.

Su importancia está fuera de toda duda, así que debemos tener mucho cuidado a la hora de elegir un nuevo router. En artículos como este ya hemos hablado del tema y os hemos dado algunas recomendaciones que os ayudarán a hacer una buena compra, pero hoy queremos ir un poco más allá y ayudaros con uno de los primeros pasos que debemos dar cuando ya lo hemos comprado: su colocación.

Puede que a simple vista no seamos conscientes del peso que tiene la colocación del router, pero es tan importante que una ubicación equivocada puede llegar a generar zonas muertas, un problema que podríamos evitar de una manera muy simple, moviéndolo a otro lugar.

1.-Ten en cuenta el tamaño de tu casa

Es el primer paso antes de empezar a valorar dónde vamos a colocar el router. Los modelos de última generación, como el FRITZ!Box 7590, no solo ofrecen un alto rendimiento, sino que además son capaces de cubrir una superficie bastante amplia, pero obviamente todo tiene un límite.

Si tu casa es grande (más de 80 metros cuadrados) y tiene dos plantas es muy probable que en algunos rincones la señal pierda intensidad y que resulte recomendable optar por repetidores para mejorar la experiencia.

Sé consciente de ello, toda conexión inalámbrica tiene unos límites que no podemos superar por mucho que cambiemos la posición del router.

2.-Apuesta por un lugar céntrico y elevado para el router

Simple pero muy efectivo. Si quieres maximizar el alcance de la señal Wi-Fi de tu router debes optar por ubicarlo en el centro de tu casa y, a ser posible, colocarlo en un lugar elevado.

Cuando colocamos el router en el centro de nuestro hogar estamos facilitando que la señal Wi-Fi se despliegue de forma uniforme por todas las estancias de nuestra casa, y al ubicarlo en una posición alta conseguimos un pequeño efecto caída que maximiza su alcance.

Recuerda que colocar el router en las esquinas y en posiciones bajas es un error, y que nunca debes guardarlo dentro de un mueble.

3.-Evita obstáculos e interferencias

Otro consejo sencillo pero fundamental si queremos disfrutar de una buena experiencia de uso con nuestro router. Los obstáculos y las fuentes de interferencias pueden reducir no solo la intensidad de la señal, sino también afectar a la calidad de la misma.

Esto quiere decir que aunque recibamos señal en una habitación si su calidad se ha visto reducida la conexión a Internet funcionará a saltos y de manera inestable. El rendimiento también puede verse afectado hasta el punto de quedar en un nivel insuficiente para nuestras necesidades.

Colocar el router en un espacio abierto, sin obstáculos cerca y sin fuentes de interferencia (electrodomésticos por ejemplo) es básico para que éste pueda desplegar todo su potencial.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído