Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Walmart no dará publicidad a videojuegos violentos, pero seguirá vendiendo armas

Publicado el

Los recientes tiroteos que han ocurrido en Estados Unidos llevaron al presidente del país, Donald Trump, a culpar directamente a los videojuegos violentos. No es la primera vez que las autoridades utilizan a los videojuegos como cabeza de turco cuando se produce una tragedia de este tipo, pero la situación está llegando a extremos que demuestran una falta absoluta de sentido común.

Ya lo hemos comentado en ocasiones anteriores pero volveremos a decirlo una vez más: numerosos estudios han confirmado que los videojuegos violentos no están relacionados con la mayor comisión de delitos en un determinado país, y tampoco crean asesinos sin más, esa es una pantomima que se utiliza como excusa para justificar una política nefasta en un país como Estados Unidos, donde comprar una pistola es tan fácil como entrar en un Walmart y elegir el modelo que quieres.

Miremos por un momento a Europa, un continente en el que se consumen una gran cantidad de videojuegos violentos, y a Estados Unidos, donde ocurre exactamente lo mismo. Bien, ahora pensemos por un momento en los tiroteos masivos con muertes múltiples que se han registrado en los últimos años en cada región y entenderemos sin esfuerzo lo absurdo que resulta el argumento de Trump.

Jugar a videojuegos violentos no te convierte en un asesino, y tampoco te da los medios que necesitas para matar a tiros a un puñado de personas. Una educación deficiente, posibles trastornos psicológicos y las desigualdades e injusticias sociales son el hervidero perfecto para que aparezcan ese tipo de conductas, y tener un acceso libre y fácil a armas de fuego se revela como el detonante real de esas masacres que intentan achacar a los videojuegos violentos.

Lamentablemente parece que el sentido común brilla por su ausencia incluso entre gigantes del calibre de Walmart. La conocida cadena minorista ha empezado a enviar mensajes a sus empleados en los que indica que será obligatorio dejar de publicitar videojuegos violentos. Nada de imágenes en las televisiones ni eventos, ni siquiera carteles, aunque estos se seguirán vendiendo en sus establecimientos, al menos de momento.

También seguirán vendiendo armas, y es que Walmart también parece creer que es más peligroso publicitar un juego que permitir a un chaval de 21 años la compra de una pistola. En este sentido es importante recordar que hasta 2015 la cadena vendría rifles de asalto a mayores de 18 años, y solo decidió elevar la edad mínima a 21 años en 2018.

No hay duda de que la cultura que existe en Estados Unidos relacionada con el derecho del libre acceso a las armas, los grupos de presión y los intereses económicos que giran entorno a ellos no ponen las cosas nada fáciles a políticos y empresas, que tienen que mirar a la fuerza para otro lado y buscar fantasmas donde no los hay.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

2 comentarios
  • Álvaro Lázaro Laín

    «Jugar a videojuegos violentos no te convierte en un asesino, y tampoco te da los medios que necesitas para matar a tiros a un puñado de personas. Una educación deficiente, posibles trastornos psicológicos y las desigualdades e injusticias sociales son el hervidero perfecto para que aparezcan ese tipo de conductas, y tener un acceso libre y fácil a armas de fuego se revela como el detonante real de esas masacres que intentan achacar a los videojuegos violentos.»

    Simplemente genial. A ver si Trump cierra las fronteras para que ninguna persona vaya a su estúpido país, compre un arma en rebajas y vuelva para utilizarla en Europa.
    Y sobresaliente para España que tiene unas medidas estrictas con el uso de las armas. Hay que felicitar a quien se lo merezca y en este caso es España (No sé cómo será en el resto de la Unión Europea, pero supongo que será mejor que en EE.UU.)
    Saludos

  • Leonmafioso

    Yo soy de la opinión de que la gente tiene derecho a adquirir armas, ya sean para defensa personal, ya sea con motivos de exhibición o deporte. Pero me parece una gran irresponsabilidad el hecho de que cualquier tonto de pueblo pueda adquirir un arma sin problemas en cualquier tienda de los EUA. Vamos, mientras que en algunos paises se pone difícil adquirir un arma por los registros y trámites exigidos, en Estados Unidos prácticamente las regalan en las cajas de cereales. Mientras cualquier desequilibrado tenga acceso a armamento y munición seguirán ocurriendo las masacres prácticamente a diario en escuelas, centros comerciales y tiendas. Siempre quieren achacar los problemas de las armas a algún medio externo (televisión, cine, videojuegos) cuando la verdad es lo que comenta el artículo y donde haces énfasis.

Top 5 Cupones

Lo más leído