Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Cinco cosas importantes sobre tu conexión Wi-Fi que debes saber

Publicado el

El correcto funcionamiento de una conexión Wi-Fi depende de muchos aspectos. Ya hemos hablado de ello en artículos recientes, donde vimos, por ejemplo, once cosas que pueden afectar al rendimiento de una conexión a Internet.

Hoy queremos continuar con ese tema, ya que sabemos que es interesante y muy útil para nuestros lectores, pero vamos a centrarnos en algo más específico: la conexión Wi-Fi. En este artículo vamos a descubrir cinco cosas muy importantes que pueden afectar de forma significativa al correcto funcionamiento de este tipo de conexiones, y os daremos una serie de consejos que os ayudarán a hacerles frente.

Como siempre esperamos que este artículo os sea de ayuda y os permita mejorar vuestra conexión Wi-Fi. Si tenéis cualquier duda podéis dejarla en los comentarios y os ayudaremos a resolverla. Sin más, empezamos.

1.-La importancia del cable que conecta al router

Wi-Fi

Es un tema tan básico y simple que muchas veces no le damos la importancia que merece, pero debemos tenerlo muy en cuenta. Nuestra conexión a Internet depende, salvo que tengamos una conexión LTE, del cable a través del cual recibimos el servicio por parte de nuestro proveedor y que, como sabemos, va conectado al router.

Pues bien, una conexión inadecuada, defectuosa o que presente cualquier tipo de problema, por leve que sea, puede hacer que nuestra conexión Wi-Fi no funcione correctamente. Cuando experimentemos problemas antes de ponernos a entrar en complicadas configuraciones es recomendable asegurarnos de que el cable esté bien conectado y asegurado al router.

También es buena idea revisar por completo el cable para ver si presenta cualquier tipo de daño, sobre todo en instalaciones que ya tienen un cierto tiempo y que puedan haber recibido algún tipo de golpe por mudanzas o cambios de mobiliario. No es algo habitual, pero puede ocurrir.

2.-Cómo influyen los dispositivos conectados

Wi-Fi

Una conexión Wi-Fi puede ofrecer un rendimiento determinado en función del servicio que tengamos contratado, de nuestro router y también de los dispositivos que tengamos conectados. Es una idea muy fácil de explicar, pero también muy importante.

Imagina que tienes una conexión a Internet de 600 Mbps y un router FRITZ!Box 7590. Esta combinación de primer nivel te permitirá disfrutar de una experiencia de uso sobresaliente, pero ten en cuenta que la misma dependerá directamente de las posibilidades de cada dispositivo.

Si conectas dispositivos «antiguos» no podrás sacarle todo el partido a tu configuración por culpa de las limitaciones que presentan estos. Por ejemplo, un iPhone 5s está limitado a Wi-Fi 4 (Wi-Fi N), un estándar que trabaja en la banda de 2,4 GHz, más saturada y lenta que la banda de 5 GHz, donde opera el Wi-Fi 5 (Wi-Fi AC).

No olvides que, además, un dispositivo demasiado antiguo puede acabar afectando al rendimiento de toda tu red Wi-Fi y limitar su potencial.

3.-El problema de los bloqueadores naturales

Wi-Fi

No es un secreto, el rendimiento, la estabilidad y la calidad de una conexión Wi-Fi están determinados en gran medida por la distancia que debe recorrer la señal desde el router hasta el dispositivo. A mayor distancia, menor rendimiento y estabilidad.

Esta claro, las distancias importan, pero también debemos tener mucho cuidado con los bloqueadores naturales que reducen de forma drástica el alcance de la señal. No basta con colocar el router en una posición central para maximizar el alcance de nuestra conexión, debemos tener en cuenta su entorno.

Ya profundizamos sobre el tema de los materiales y su impacto en este artículo, donde vimos que las placas de cartón y yeso son las que más impacto tienen en la conexión Wi-Fi.

El estándar Wi-Fi 5 más sensible a las distancias que el Wi-Fi 4, pero este último se ve afectado por las interferencias de aquellos electrodomésticos que generan ondas en la banda de 2,4 GHz, así que colocar el router en un espacio libre de este tipo de dispositivos es clave para lograr una buena conexión.

4.-La importancia del router como pieza central de tu conexión

Wi-Fi

Tener contratada una buena conexión a Internet es fundamental, pero no debemos olvidarnos del papel que juega el router. Este será el encargado de coordinar los diferentes dispositivos que utilizamos y nuestra conexión a Internet.

De él dependerán aspectos tan importantes como el alcance de nuestra conexión Wi-Fi y su velocidad, y también las opciones de seguridad y la experiencia de uso mejorada que podremos disfrutar gracias a las diferentes funciones avanzadas que integre.

Si tenemos una conexión a Internet de 600 Mbps y la unimos a un router de gama baja no disfrutaremos de todo el potencial que ofrece el servicio que estamos pagando, así que tenedlo muy en cuenta.

5.-El peso de tener varios dispositivos conectados

No siempre somos conscientes de ello, pero tener muchos dispositivos conectados a una red Wi-Fi puede acabar dando problemas que no siempre se resuelven de manera automática.

En este sentido hay que decir que el router juega, de nuevo, un papel muy importante. Los routers más avanzados cuentan con tecnologías de última generación que son capaces de ofrecer una buena experiencia de uso incluso con varios dispositivos conectados (estándar Wi-Fi 5 y MIMO), pero con los modelos más antiguos y menos avanzados ocurre todo lo contrario.

Las conexiones limitadas al Wi-Fi 4 pueden verse saturadas con rapidez cuando utilizamos varios dispositivos inalámbricos de forma simultánea. Si tenemos problemas de conexión de forma permanente puede que el router haya entrado en un bucle del que no pueda salir sin un reinicio completo, así que deberemos desconectarlo de la corriente durante al menos un minuto y dejar que vuelva a iniciar.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído