Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Intel frente AMD: han hecho un buen trabajo, pero nuestras CPUs son todavía más rápidas

Publicado

el

Intel frente AMD

Gamescom 2019. No es ningún secreto que AMD ha hecho un gran trabajo con Ryzen 3000 y ello se ha trasladado a las ventas. Solo faltaba Intel por reconocerlo. Lo ha hecho en una presentación en la feria de videojuegos aunque a su manera: «todavía tenemos las CPUs de mayor rendimiento».

«Hace un año, cuando presentamos el Core i9-9900K se denominó la CPU de juegos más rápida del mundo», dice Troy Severson de Intel. «Y honestamente puedo decir que nada ha cambiado. Sigue siendo la CPU de juegos más rápida del mundo», asegura el ejecutivo saliendo al paso de los análisis de medios que han puesto a los Ryzen 3000 por encima de las soluciones de Intel en el mismo rango de precio. 

La cuestión a debatir es el método sobre el que sustentan los análisis. Desde el Computex de junio, Intel explicó que utilizaría una metodología basada en «pruebas de rendimiento de uso en el mundo real» y no en test populares como Cinebench que utilizamos los revisores y anteriormente también Intel y AMD. Curiosamente, en este benchmark, AMD supera a Intel y por bastante margen.

«He leído muchos artículos de prensa con análisis estas semanas, pero cuando salimos y hacemos las pruebas del mundo real, no los puntos de referencia sintéticos, sino pruebas de cómo funcionan estos juegos en nuestra plataforma, el 9900K bate al Ryzen 9 3900X. Seré muy honesto, muy directo. Digamos, hey, han hecho un gran trabajo cerrando la brecha, pero todavía tenemos las CPU de mayor rendimiento en la industria para los juegos, y vamos a mantener esa ventaja», explica Severson.

Intel frente AMD

Intel insiste en que las aplicaciones del mundo real son un mejor indicador para valorar la experiencia en un PC de gran consumo, mientras que los puntos de referencia sintéticos son un nicho a valorar en estaciones de trabajo y máquinas de gama alta. Y ciertamente así es.

Intel frente AMD

La cuestión es que Intel ha utilizado benchmark como Cinebench en el pasado como el resto de revisores. Curiosamente hasta el pasado Computex cuando AMD presentó los nuevos Ryzen para máquinas de sobremesa. En el mencionado Cinebench R20, que usa masivamente el multiproceso, los 12 núcleos de AMD duplicaron el rendimiento del Core i7 y se situaron un 40% por encima del Core i9.

Intel ha mostrado sus propias resultados utilizando distintos test. El Core i9-9900K fue un 7% más rápido y el Core i7-9700K fue un 3% más rápido que el Ryzen 9 3900X en Sysmark que ejecuta distintas aplicaciones de productividad.

Intel frente AMD

En juegos triple A, el Core i9 tenía un 6% mientras que el Core i7 estaba un 2% por delante del procesador de AMD, aunque éste ganaba en otros como Assassins Creed: Odyssey y Ashes of the Singularity.

Intel frente AMD

Intel también utilizó un punto de referencia de simulación de fluidos «en el mundo real» para mostrar el mayor rendimiento de su controlador de memoria frente al de AMD. Además, asegura que sus procesadores alcanzan mayores frecuencias de trabajo en todos los núcleos y en un solo núcleo cuando se realizan técnicas de overclocking.

AMD es hoy una gran alternativa

Las revisiones de medios independientes -por lo general- pintan una imagen bastante diferente a la que ofrece Intel y destacan que Ryzen 3000 es una de las plataformas más competitivas entregadas jamás por AMD.

Se ha acercado enormemente a Intel en rendimiento de un solo subproceso y el aumento del número de núcleos permite superarlos en aplicaciones que hace uso de subprocesos múltiples, algo que Intel está descartando por completo en sus pruebas del «mundo real».

Por otro lado, el proceso de fabricación de 7 nanómetros que emplea AMD para su última plataforma es más eficiente y flexible que los 14 nm en los que Intel lleva atascado el último lustro. Los chipsets preparados para las placas base de Ryzen 3000 son tan avanzados como los de Intel e incluso se han adelantado con soporte para tecnologías como PCIe 4.0.

El memorándum interno filtrado hace unos meses donde Intel se reconocía sorprendido por la reacción de AMD y llegaba a calificar a los Ryzen, Threadripper y EPYC como un «gran riesgo» para su propio catálogo de procesadores en los próximos años, confirma que AMD se ha recuperado y es hoy, especialmente en el segmento de sobremesas, una gran alternativa.

Intel tendrá que pasar página de la era de los 14 nm, apretar en el lanzamiento de las soluciones de 10 nanómetros y seguramente revisar a la baja la línea de precios de algunos de sus modelos. Positivo para la industria y consumidores.

Lo más leído