Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Recrean la voz de una momia de 3.000 años de antigüedad

Publicado el
La voz de una momia de 3.000 años de antigüedad

Las momias son uno de los restos humanos e históricos que más curiosidad despiertan, no solo para investigar aspectos culturales y sociales de las sociedades de las que proceden, sino también para descubrir características y su aspecto físico cuando dichas personas estaban vivas.

Los avances tecnológicos no solo han permitido tener una idea bastante aproximada sobre el aspecto de esas personas cuando estaban vivas, sino que recientemente se ha abierto la puerta a conocer cómo sonarían sus voces. Eso es lo que han logrado unos investigadores tras trabajar en la reconstrucción artificial de la voz de una momia egipcia de 3.000 años de antigüedad. Por los datos que se han podido obtener, fue conocido como Nesyamun y fue un sacerdote que vivió bajo el faraón Ramsés XI.

Para recrear la voz de la momia, los investigadores hicieron una reconstrucción digital de su tracto vocal (mucha momias se encuentran en un estado de conservación bastante bueno para su antigüedad) para luego imprimirla en 3D. Según el profesor David Howard, jefe de departamento de ingeniería electrónica en la Royal Holloway, de la Universidad de Londres, “lo que hemos hecho es crear el sonido de Nesyamun tal como está en su sarcófago. No es un sonido de su habla como tal, ya que en realidad no está hablando.”

Pirámides del Antiguo Egipto

Lo explicado en el párrafo anterior pone de relieve que posiblemente no sea una recreación muy precisa, aunque al menos abre la puerta a que la técnica pueda ir más allá en caso de ser aplicada en futuros hallazgos. Por otro lado, si algún día ponen a ese tracto vocal a hablar en inglés (aunque el vídeo publicado no dice ninguna palabra), posiblemente tampoco se tenga una idea precisa sobre cómo pronunciaba las letras y las palabras, ya que eso en buena parte se aprende.

Sobre la reconstrucción de la voz de esta momia de 3.000 años, John Schofield, profesor del departamento de arqueología de la Universidad de York, agregó que “es solo emoción y la apertura de una nueva dimensión que podría aportar cosas a las visitas al museo, por ejemplo, o a las visitas a Karnak. La idea de ir a un museo y salir después de haber escuchado una voz de hace 3.000 años es el tipo de cosas que la gente podría recordar por mucho tiempo.”

Veremos cómo evoluciona esta técnica en el futuro y si podremos saber más sobre cómo eran las personas en la Edad Antigua. Sobre la momia investigada, se puede concluir que su voz era tendente a ser aguda.

Lo más leído