Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Tiger Lake utilizará la nomenclatura Intel Core de undécima generación

Publicado el
Intel Tiger Lake

Cuando empezamos a conocer información sobre los procesadores Tiger Lake de Intel teníamos dudas sobre la nomenclatura que iba a utilizar NVIDIA. La transición que se produce cuando llegamos al número 10 en un producto no es fácil, algunos fabricantes continúan con el 11, pero otros, como Samsung y NVIDIA optan por pasar directamente al 20 (Galaxy S20 y GeForce RTX serie 20).

No es algo arbitrario, y tampoco un capricho personal. Desde la perspectiva del markéting más puro esto tiene una explicación, y es que al superar la barrera del diez se introducen dos cifras, lo que hace pensar al usuario que cada renovación es un cambio menor por encontrarse ubicado en una decena, y que por eso es mejor saltar directamente de decena en decena, porque al pasar del 10 al 20, en lugar del 10 al 11, el usuario siente que hay «un cambio mayor», aunque en realidad no sea así.

Algunos creían que Intel iba a seguir esa estrategia con Tiger Lake, pero todo parece indicar que no será así. Una reciente filtración nos ha permitido identificar al Core i7 1185G7, un procesador Tiger Lake de cuatro núcleos y ocho hilos con una gráfica integrada Xe de nueva generación que utiliza, como vemos, la nomenclatura 11 y no 20.

Tiger Lake será la arquitectura Core de undécima generación

Tiger Lake utilizará la nomenclatura Intel Core de undécima generación 34

Y por méritos propios. Comet Lake no representa, en todas sus variantes, un salto importante ni en términos de rendimiento ni de proceso de fabricación. Es una generación de transición con la que Intel cubre el mercado a la espera de poder completar el salto al proceso de 10 nm, algo que, de momento, han conseguido de forma parcial con Ice Lake.

Desde un punto de vista técnico Ice Lake representa una mejora importante, y no lo decimos únicamente porque está fabricado en 10 nm+, sino porque ha permitido a Intel crear procesadores muy eficientes capaces de ofrecer un alto rendimiento tanto a nivel de CPU como de GPU, y manteniendo un consumo mínimo.

Con Tiger Lake la evolución va a ser todavía más grande. Es cierto que Intel mantendrá las configuraciones de cuatro núcleos y ocho hilos a nivel de CPU, pero dará el salto al proceso de 10 nm++ y utilizará núcleos Willow Cove a nivel de CPU, lo que permitirá un aumento de IPC bastante importante. A esto debemos unir la integración de una GPU Xe, que marcará un gran salto en términos de potencia bruta frente a la Gen11 que utiliza Ice Lake.

Según las pruebas más recientes que hemos visto la GPU Intel Xe de un procesador Tiger Lake sería capaz de superar en un 5% el rendimiento de la GPU Radeon Vega utilizada en la APU Ryzen 7 4800U.

Antes de terminar os recuerdo que según diversas filtraciones Intel no tendrá listo el proceso de 10 nm++ a tiempo para desarrollar procesadores de alto rendimiento para consumo general en configuraciones de más de cuatro núcleos, y que por ello tendrá que adaptar los núcleos Willow Cove al proceso de 14 nm+++, que dará forma a la generación Rocket Lake-S, sucesora de Comet Lake-S.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído