Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Cómo acabar con una zona muerta a la que no llega Internet sin gastar dinero

Publicado el
Cómo acabar con una zona muerta a la que no llega Internet sin gastar dinero 34

Una zona muerta es todo rincón de nuestro hogar en el que no recibimos Internet a través del Wi-Fi que emite nuestro router. Esto quiere decir que se trata de un problema que está asociado al alcance de la señal de la conexión Wi-Fi, y que por tanto se podría resolver recurriendo a los clásicos repetidores Wi-Fi, o también a un PLC con funciones de repetidor, ¿pero es posible solucionarlo sin gastar dinero?

Esa es la pregunta clave que nos ha inspirado a hacer este artículo, y como vamos a ver a continuación sí que es posible, en muchos casos, acabar con las zonas muertas sin tener que hacer ningún tipo de gasto. Hay excepciones, obviamente, pero en su mayoría se limitan a aquellos casos en los que tenemos zonas que están demasiado alejadas o que se encuentran afectadas por numerosos obstáculos y bloqueadores naturales de señal.

Si tienes una zona muerta en casa sigue los consejos que encontrarás a continuación para mejorar el alcance de la señal y disfrutar de tu conexión a Internet. Lo ideal es que pongas en práctica todas las recomendaciones de forma simultánea, y si a pesar de todo no consigues un resultado óptimo no te preocupes, puedes encontrar repetidores Wi-Fi a precios muy económicos. Por ejemplo, el AVM FRITZ!WLAN Repeater 310 tiene un precio de 33,50 euros.

1.-Conexión a Internet y colocación del router

La señal Wi-Fi sale del router en forma de onda circular y tiene un alcance limitado. Esto quiere decir que el lugar y la posición en la que coloquemos el router determinarán, en gran medida, el alcance de la señal y las zonas muertas a las que tendremos que hacer frente.

No es lo mismo colocar el router en un espacio cerrado, donde la señal ya sale limitada por los obstáculos que rodean al router, que en un espacio abierto, donde saldrá con una mayor intensidad y podrá recorrer una distancia mayor. Lo mismo ocurre con la posición, y es que si colocamos el router al nivel del suelo el alcance será muy pobre, mientras que si lo colocamos a una altura media el alcance de la señal mejorará de forma considerable.

Lo ideal es ubicar el router en un  espacio abierto, céntrico y ligeramente elevado. Si a pesar de todo tenemos una zona muerta podemos moverlo ligeramente para acercarlo a dicha zona lograr un alcance mínimo que nos permita tener Wi-Fi en ella.

Cómo acabar con una zona muerta a la que no llega Internet sin gastar dinero 36

2.-Estándar Wi-Fi 4 al rescate

Utilizar el estándar Wi-Fi 5 nos permitirá disfrutar de todas las ventajas de la banda de 5 GHz en nuestra conexión a Internet, entre las que destacan una mayor velocidad, una saturación menor y unas interferencias menos marcadas. Sin embargo, su alcance más limitado que el del estándar Wi-Fi 4, lo que significa que es probable que llegue a todos los rincones de nuestro hogar.

Si nos encontramos en esta situación y ni siquiera hemos podido resolverla moviendo el router podemos optar por utilizar el estándar Wi-Fi 4, que tiene un alcance mayor. En mi caso tengo una habitación alejada en la que el Wi-Fi 5 no termina de llegar bien, pero no la utilizo con frecuencia, así que me basta con utilizar Wi-Fi 4 para tener Internet.

Mover el router no me compensa, ya que lo tengo situado en un rango perfecto para que llegue dos televisiones y a dos PCs. Moverlo sería contraproducente, así que si os encontráis en un caso similar ya sabéis, usad el Wi-Fi 4.

3.-Revisa los obstáculos y abre las puertas

Las puertas cerradas son un bloqueador de señal. Su impacto no es tan grande como el de otros elementos porque están fabricadas en madera, pero esto no quiere decir que no afecten al alcance de nuestra conexión inalámbrica. Dejar un par de puertas abiertas puede marcar la diferencia entre tener una zona muerta o contar con una señal aceptable.

Por otro lado, eliminar los obstáculos que puedan afectar al recorrido de la señal Wi-Fi también puede jugar un papel determinante en nuestra conexión a Internet. Entiendo que no siempre es posible, pero cuando sí lo sea debemos ver qué elementos pueden estar impidiendo que la señal llegue a la zona muerta que queremos eliminar, y cambiarlos de sitio para que mejore el alcance.

En este sentido os recuerdo que los espejos, las grandes masas de agua (peceras) y los electrodomésticos que emiten ondas que interfieren con el Wi-Fi deben ser nuestros principales objetivos.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído