Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

La primera galaxia de «anillo de fuego» sacude las teorías de formación del Universo

Publicado el
galaxia de anillo de fuego

Un grupo de astrónomos han descubierto una galaxia de «anillo de fuego cósmico», una estructura rarísima que nunca se había captado y que dicen en nature astronomy tiene el potencial de revolucionar las teorías sobre la formación de galaxias y el Universo temprano.

La galaxia de «anillo de fuego», etiquetada como R5519, se encuentra a una distancia de 11.000 millones de años luz de la Tierra y tiene una masa similar a la de la Vía Láctea. Se ha captado por un grupo de astrónomos europeos, australianos y estadounidenses, combinando datos espectroscópicos del observatorio WM Keck e imágenes del telescopio espacial Hubble.

R5519 es una galaxia muy especial por su estructura. «Es un objeto muy curioso que nunca hemos visto antes», describen los astrónomos en referencia a su forma de anillo producto de la colisión catastrófica de dos galaxias. La mayoría de galaxias en anillo se forman por procesos internos, por lo que este tipo de «galaxia en anillo de colisión» es extremadamente raro y es la primera vez que se encuentra en el Universo primigenio, 11.000 millones de años luz atrás.

Hasta ahora se pensaba que este tipo de galaxia extremadamente rara, no comenzó a aparecer hasta el periodo que va desde 4.000 a 6.000 millones de años después del Big Bang y de hecho, las galaxias descubiertas en ese Universo temprano tienen forma de burbujas desordenadas, con estrellas que orbitan en todas las direcciones y de ahí que el descubrimiento de esta galaxia de «anillo de fuego» sea tan especial. Simplemente no se pensaba que pudiera estar ahí en ese periodo de tiempo.

Los astrónomos explican sus implicaciones en las teorías de formación de galaxias: «La formación de colisión de galaxias en anillo requiere un disco delgado (el componente definitorio de las galaxias espirales) para estar presente en la galaxia ‘víctima’ antes de que ocurra la colisión. Esta galaxia se formó en una época en la que los discos delgados apenas se estaban ensamblando. En comparación, el disco delgado de nuestra Vía Láctea comenzó a unirse solo hace 1.000 millones de años. Este descubrimiento es una indicación de que el ensamblaje del disco en las galaxias espirales ocurrió durante un período más extenso de lo que se pensaba».

Otro de sus aspectos destacados es el agujero negro localizado en el centro de la galaxia. La calificación de supermasivo se le queda corto porque tiene un un diámetro 2.000 millones de veces más largo que la distancia entre la Tierra y el Sol. En comparación, es tres millones de veces más grande que el diámetro del agujero negro supermasivo de la galaxia Messier 87, uno de los más grandes que se conocían y el primero que puso ser fotografiado directamente el pasado año.

Su capacidad para forma estrellas también ha sorprendido a los astrónomos, ya que lo hace a una tasa 50 veces superior a la de la Vía Láctea. La mayor parte se localiza en su anillo y de ahí su denominación de galaxia de «anillo de fuego». Según el estudio, esta galaxia revolucionará las teorías de formación de las estructuras galácticas y la misma evolución del Universo primigenio.

Lo más leído