Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

El Google Pixel 5 podría rendir peor que el Pixel 3 debido al Snapdragon 765G

Publicado

el

Llevamos varios meses viendo filtraciones interesantes sobre el Google Pixel 5. Varias fuentes han dado por hecho que dicho terminal utilizará un SoC Snapdragon 765G para esquivar el alto coste que supone montar un Snapdragon 865, un chip este último que, además de tener un precio «premium», no incluye el módem 5G, lo que significa que obliga a asumir un gasto doble.

El SoC Snapdragon 765G es un chip de gama media que cuenta con una configuración interesante, gracias a su CPU de ocho núcleos y a su GPU Adreno 620. Soporta, además, el nuevo estándar 5G, pero en términos de rendimiento bruto no está a la altura de las tres últimas generaciones de SoCs Snapdragon de gama alta, es decir, de los Snapdragon 865, Snapdragon 855 y Snapdragon 845.

Esto supone un problema importante. Podemos entender a la perfección que no supere al Snapdragon 865, y tampoco al Snapdragon 855, pero cuando llegamos al Snapdragon 845 nos encontramos con un problema grave, y es que el Google Pixel 5 podría acabar siendo más lento que el Google Pixel 3, siempre que la compañía de Mountain View decida utilizar un Snapdragon 765G.

Google Pixel 5 con Snapdragon 765G: ¿es realmente viable?

Francamente, creo que no. Los resultados que obtiene el SoC Snapdragon 765G en GeekBench y en AnTuTu confirman que en rendimiento CPU está un poco por detrás del Snapdragon 845, pero los resultados de rendimiento GPU son mucho más pobres. La GPU Adreno 620 del primero obtiene 92.142 puntos en AnTuTu, mientras que la Adreno 630 del Snapdragon 845 alcanza los 142.235 puntos.

Aunque la diferencia en rendimiento CPU es tan baja que resulta asumible, cuando miramos al rendimiento GPU nos encontramos con una diferencia de entre un 54% y un 62% a favor del Snapdragon 845, algo que, obviamente, no sería nada fácil de digerir. Un Google Pixel 5 con un SoC Snapdragon 765G podría ser más económico, pero también sería menos potente que los Pixel 4 y Pixel 3.

No creo que Google vaya a estar dispuesta a dar ese enorme paso atrás. Otra cosa distinta sería que considerase la utilización del Snapdragon 765G en el Pixel 4a, un movimiento que sí que resultaría acertado.

Todavía no sabemos qué SoC utilizará la compañía de Mountain View en su nueva generación de smartphones, pero visto lo visto las informaciones que apuntaban a un SoC Exynos cobran un poco más de sentido. Si todo va según lo previsto Google debería presentar los nuevos Pixel 5 durante el mes de octubre, así que todavía nos quedan unos cuantos meses de espera.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído