Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

SSD Corsair MP400, análisis: la grandeza de las pequeñas cosas

Publicado el
Corsair MP400

La serie de unidades SSD Corsair MP400 acaba de llegar al mercado, pero gracias a Corsair España tuvimos la oportunidad de probar el modelo de 4 TB varios días antes de su lanzamiento oficial, y ya tenemos preparado nuestro análisis para contaros todo lo que debéis saber sobre esta nueva generación de SSDs.

Como sabrán muchos de nuestros lectores, las unidades SSD ofrecen una serie de ventajas importantes frente a las unidades HDD convencionales:

  • Reducen la latencia y los tiempos de acceso.
  • Carecen de partes mecánicas, por lo que no producen ruido ni generan vibraciones.
  • Ofrecen un alto grado de fiabilidad y tienen una larga vida útil.
  • Su rendimiento es muy superior. Un SSD SATA III estándar alcanza los 550 MB/s, mientras que un HDD a 7.200 RPM ronda medias de 180 MB/s.
  • Consumen menos energía.

Corsair MP400

Utilizar un SSD nos permite reducir los tiempos de inicio y de apagado del sistema operativo, y también los tiempos de carga de juegos y de aplicaciones. El salto que se produce al pasar de un HDD a un SSD es enorme, tanto que, en la mayoría de los casos, algo tan simple como instalar un SSD económico en un PC relativamente antiguo puede ser más que suficiente para darle una segunda vida.

Sin embargo, no todo son ventajas. Uno de los grandes problemas que tienen los SSD está en su relación precio por gigabyte, es decir, en su precio de venta. Los HDD ofrecen un rendimiento claramente inferior, y tienen muchas otras desventajas, pero ofrecen una mayor capacidad de almacenamiento con un precio menor.

SSD Corsair MP400, análisis: la grandeza de las pequeñas cosas 31

Con la llegada de la memoria NAND Flash QLC (quad level cell) hemos conseguido un salto importante que ha mejorado de forma notable esa relación coste por gigabyte en las unidades SSD, tanto de alto rendimiento, basadas en el estándar PCIE y en el protocolo NVME, como en aquellas más económicas basadas en la clásica interfaz SATA III.

Gracias a la memoria NAND Flas QLC es posible almacenar hasta cuatro bits por celda, lo que permite crear unidades SSD con una mayor capacidad de almacenamiento y un coste de producción menor. Todo esto se traduce, en resumen, en SSDs más baratos y de mayor capacidad.

Corsair ha sabido ver el valor que ofrece esta nueva tecnología de memoria, y la ha integrado de forma sublime en la nueva serie Corsair MP400, una generación de unidades SSD que aúnan una elevada capacidad de almacenamiento, un gran rendimiento, un alto grado de fiabilidad y un precio perfectamente equilibrado.

Sé que a muchos os preocupan cuestiones importantes que van asociadas a la vida útil y al rendimiento de la memoria NAND Flash QLC, y no os preocupéis, vamos a tocar todos esos temas en este análisis, así que poneos cómodos, que hay muchas cosas interesantes que leer.

Corsair MP400: primer vistazo

SSD Corsair MP400, análisis: la grandeza de las pequeñas cosas 33

Como anticipamos, la compañía estadounidense ha lanzado una serie completa de unidades SSD que forman la gama Corsair MP400. En total encontramos cuatro versiones que parten de una base común, ya que utilizan la controladora Phison PS5012-E12S, montan memoria QLC apilada en 3D y recurren al estándar PCIE Gen3 x4 y al protocolo NVME para ofrecer un alto nivel de rendimiento. Todos tienen 5 años de garantía.

Las diferencias más importantes que presentan las cuatro versiones que forman la serie Corsair MP400 se encuentran en su capacidad de almacenamiento, en su resistencia a ciclos de escritura y en sus velocidades de trabajo. En el cuadro adjunto podéis encontrar un resumen completo con todas las claves de estas nuevas unidades.

Corsair MP400 tabla

El Corsair MP400 de 1 TB es el modelo más económico de los cuatro. Tiene un precio de venta de 144,99 euros, es capaz de completar 200 TB de ciclos de escritura sin perder fiabilidad y alcanza velocidades de 3.480 MB/s y 1.880 MB/s en lectura y escritura secuencial. La versión de 2 TB, por su parte, ofrece un valor que también resulta muy interesante, ya que dobla la capacidad y aumenta el rendimiento hasta los 3.480 MB/s y 3.000 MB/s. Su precio es de 289,99 euros.

En lo más alto tenemos las versiones de 4 TB y de 8 GB, que tienen una resistencia a 800 y 1.600 TB en ciclos de escritura, respectivamente, y alcanzan también 3.480 MB/s y 3.000 MB/s en operaciones de lectura y escritura secuencial. Como podemos ver en el cuadro adjunto, su rendimiento en operaciones de lectura y escritura aleatoria 4KB es muy superior al que ofrecen los modelos de 1 TB y de 2 TB. El Corsair MP400 de 4 TB cuesta 649,99 euros, y la versión de 8 TB tiene un precio de 1.499,99 euros.

El modelo que hemos recibido es el Corsair MP400 en su versión de 4 TB. En términos de diseño, este SSD mantiene la base del Corsair MP510, algo que se deja notar tanto en el PCB de color negro como en la pegatina térmica que incluye en su cara superior. Dicha pegatina tiene un papel muy importante, ya que se actúa como sistema de refrigeración pasiva y evita que el calor se acumule en los componentes clave del SSD.

SSD Corsair MP400, análisis: la grandeza de las pequeñas cosas 36

La instalación del Corsair MP400 no tienen ningún misterio, solo tenemos que buscar una ranura M.2 en nuestra placa base. Si tenéis varias, os recomiendo que utilicéis aquella que no esté cerca de ningún componente que pueda generar una gran cantidad de calor, y que reciba un buen flujo de aire. Esto nos ayudará a reducir las temperaturas de trabajo del SSD, y nos permitirá disfrutar de un rendimiento consistente y estable.

Una vez que hemos instalado el SSD tenemos que dirigirnos al «Administrador de Discos» de Windows 10 y realizar el proceso de asignación de unidad. Es muy sencillo, pero a continuación os dejo un resumen paso a paso:

SSD Corsair MP400, análisis: la grandeza de las pequeñas cosas 38

  • En la barra de tareas, nos vamos al icono de Windows, hacemos clic derecho y seleccionamos la opción «Administrador de Discos».
  • Seleccionamos la opción «GPT», como vemos en la imagen adjunta.
  • Ahora tenemos que seleccionar la nueva unidad, que nos aparecerá en la parte inferior de la pantalla.
  • Hacemos clic derecho en ella y seleccionamos la opción «dar volumen simple».
  • Ahora solo tenemos que seguir el asistente de configuración, asignando una letra a la unidad y dejando las opciones que vienen por defecto (formato de archivos NTFS).
  • Este proceso tardará unos segundos en completarse. Cuando termine, veremos que esa misma unidad ahora nos aparece con una letra asignada.
  • Para terminar cerramos el «Administrador de Discos» y nos vamos al listado de unidades de nuestro equipo, donde podremos comprobar que nuestro nuevo SSD aparece identificado de forma correcta.

SSD Corsair MP400, análisis: la grandeza de las pequeñas cosas 40SSD Corsair MP400, análisis: la grandeza de las pequeñas cosas 42

Corsair MP400 de 4 TB: especificaciones y rendimiento

En el apartado anterior hemos dado una mirada general a la serie Corsair MP400, y ahora vamos a centrarnos en la unidad de 4 TB, que es el modelo que hemos recibido para realizar este análisis.

A nivel externo no hay diferencias entre cada una de esas cuatro versiones. El Phison Corsair MP400 de 4 TB utiliza el formato M.2 y el estándar PCIE Gen3 x4, incluye una pegatina térmica que ayuda a disipar el calor y monta una controladora Phison PS5012-E12S.

SSD Corsair MP400, análisis: la grandeza de las pequeñas cosas 44

La memoria que utiliza este modelo es, como anticipamos, de tipo QLC apilada en 3D. Las unidades SSD pueden utilizar, a día de hoy, cuatro tipos diferentes de memoria:

  • Memoria SLC: o single level cell, que almacena un bit por celda y trabaja con dos estados de voltaje.
  • Memoria MLC: o multi level cell, que almacena dos bits por celda y trabaja con cuatro estados de voltaje.
  • Memoria TLC: o triple level cell, que almacena tres bits por celda y trabaja con ocho estados de voltaje.
  • Memoria QLC: o quad level cell, que almacena cuatro bits por celda y trabaja con dieciséis estados de voltaje.

Como podemos apreciar, la diferencia entre cada uno de esos tipos de memoria es muy grande, ¿pero qué suponen para el usuario? Almacenar más bits por celda permite crear SSDs de mayor capacidad con un coste mucho menor. Sin embargo, al trabajar con más bits por celda y con más estados de voltaje el rendimiento y la vida útil puede verse reducida, dos problemas que Corsair ha solventado sin problemas con la serie Corsair MP400.

El Corsair MP400 de 4 TB integra todas las tecnologías clave del sector para garantizar un correcto funcionamiento y una larga vida útil, como TRIM y S.M.A.R.T, está preparado para completar 800 TB de ciclos de escritura sin perder fiabilidad, tiene una vida útil de hasta 1.800.000 horas y una garantía de 5 años. En resumen, su fiabilidad es tan alta que acabarás actualizando tu PC antes de que tengas que preocuparte por su vida útil.

Antes de entrar a ver los resultados que hemos obtenido con el Corsair MP400 de 4 TB vamos a repasar las especificaciones del equipo que hemos utilizado:

  • Procesador Ryzen 7 1800X con 8 núcleos y 16 hilos a 4 GHz.
  • 32 GB (4 x 8 GB) de RAM Corsair Dominator Platinum RGB DDR4 a 3.200 MHz (CL16).
  • Placa base GIGABYTE AORUS GA-AX370-GAMING 5.
  • Sistema de refrigeración Corsair iCUE H150i Elite Capellix.
  • Tarjeta gráfica GIGABYTE RTX 2080 Super OC.
  • SSD Samsung Evo 850 de 500 GB.
  • SSD PCIE NVMe Corsair Force MP400.
  • SHDD Seagate de 2 TB con 8 GB de SSD como caché.
  • Windows 10 Pro de 64 bits.
  • Fuente de alimentación Corsair AX1000 80 Plus Titanium con certificación 80 Plus Titanio.

SSD Corsair MP400, análisis: la grandeza de las pequeñas cosas 46

SSD Corsair MP400, análisis: la grandeza de las pequeñas cosas 48

SSD Corsair MP400, análisis: la grandeza de las pequeñas cosas 50

SSD Corsair MP400, análisis: la grandeza de las pequeñas cosas 52

Por lo que respecta al rendimiento, los valores que alcanza el Corsair MP400 de 4 TB lo colocan en lo más alto del sector, siempre teniendo en cuenta que hablamos de una unidad que utiliza el estándar PCIE Gen3 x4. Como podemos ver en las imágenes adjuntas, el rendimiento que alcanza el Corsair MP400 es excelente, y supera sin problemas a la unidad SSD de Xbox Series X, la consola de nueva generación de Microsoft, que utiliza una unidad SSD que alcanza máximos de 2,4 GB/s.

Su alto rendimiento y su elevada capacidad de almacenamiento convierten al Corsair MP400 de 4 TB en una excelente opción para los amantes de los videojuegos, ya que nos permitirá reducir al máximo los tiempos de carga (juegos como DOOM Eternal apenas tardan entre 4 y 8 segundos en cargar) y no tendremos que preocuparnos por el espacio ni a medio ni a largo plazo. Podremos tener instalados de forma permanente nuestros juegos favoritos sin que el espacio sea un problema. Esto, a su vez, es positivo, ya que nos ayuda a reducir los ciclos de escritura.

El Corsair MP400 de 4 TB es compatible con la herramienta SSD Toolbox de Corsair, que nos permite visualizar información de la unidad y llevar a cabo varias tareas, incluyendo copias de seguridad, optimizar la unidad y eliminar datos de forma segura.

Notas finales: un SSD para los que lo quieren todo, pero sin pagar de más

SSD Corsair MP400, análisis: la grandeza de las pequeñas cosas 54

Creo que no hay mejor forma de describir el valor que ofrece el Corsair MP400 en su versión de 4 TB. Esta unidad de almacenamiento ofrece un rendimiento excelente, tanto en operaciones de escritura y lectura secuencial como en operaciones aleatorias, mantiene unas temperaturas muy buenas y es capaz de reducir enormemente los tiempos de carga en juegos.

La diferencia frente a un HDD es enorme. Con el Corsair MP400 de 4 TB el equipo que hemos utilizado en nuestras pruebas «volaba», las aplicaciones, los archivos y las fotos se abrían al instante, la fluidez era total y la experiencia de uso ha sido perfecta.

SSD Corsair MP400, análisis: la grandeza de las pequeñas cosas 56

Si lo comparamos con los resultados que obtiene un SSD SATA III las distancias también son claras, aunque menos marcadas. En este sentido quiero recordaros algo muy importante, y es que los juegos actuales todavía no son capaces de aprovechar de verdad el potencial de las unidades SSD PCIE NVME en PC. Por suerte, esta realidad va a cambiar muy pronto, ya que con la llegada de Xbox Series X los desarrolladores podrán utilizar la API Direct Storage, integrada en DirectX 12 Ultimate.

Tener un SSD PCIE NVME de alto rendimiento va a ser fundamental para disfrutar de forma óptima de los juegos de nueva generación que irán llegando en los próximos meses. Dichos juegos también van a requerir de una mayor capacidad de almacenamiento, y en este sentido, por valor precio-prestaciones, el SSD Corsair MP400 de 4 TB es una de las mejores opciones que existen actualmente en el mercado.

Si tienes un presupuesto limitado no te preocupes, el Corsair M400 de 2 TB también ofrece un valor fantástico, ya que mantiene una larga vida útil, alcanza el mismo rendimiento en operaciones de lectura y escritura secuencial y tiene un precio mucho más ajustado (289,99 euros, como dijimos anteriormente), así que deberías tenerlo muy en cuenta.

SSD Corsair MP400, análisis: la grandeza de las pequeñas cosas 58

Valoración final
9.3 NOTA
NOS GUSTA
Rendimiento.
Coste por GB.
Vida útil.
Cinco años de garantía.
Alta capacidad.
A MEJORAR
Nada que destacar.
RESUMEN
El Corsair MP400 en su versión de 4 TB es una de las mejores opciones del mercado. Ofrece un rendimiento excelente, tanto en operaciones de escritura y lectura secuencial como en operaciones aleatorias, mantiene unas temperaturas muy buenas y es capaz de reducir enormemente los tiempos de carga en juegos. Recomendado.
Características9
Rendimiento9.5
Instalación9.5
Precio / Gigabyte9.5
Garantía y soporte9

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído