Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

La muesca del iPhone 13 podría ser más pequeña que en sus predecesores

Publicado el
iPhone 13: ¿una muesca más pequeña está en camino?

Es llamativo que ya empezáramos a hablar del iPhone 13 cuando todavía ni siquiera se había llevado a cabo la presentación oficial de su predecesor, el iPhone 12. Claro, que si echamos la vista atrás, veremos que también ocurrió así con la generación anterior, y con su predecesora, y con la de antes… iPhone y filtración se han convertido en términos tan complementarios que casi resulta raro escribir uno de ellos y no encontrar el otro a corta distancia.

Y precisamente uno de los elementos recurrentes en los rumores del iPhone 13 es la muesca de la parte superior de la pantalla, el famoso notch en el que se alojan el altavoz para las llamadas, la cámara y el resto de elementos necesarios para hacer funcionar Face ID, el sistema de identificación biométrica basado en el rostro del usuario. Como recordarás, FaceID se presentó en 2017, de la mano del iPhone X, y desde entonces la muesca ha sido un elemento inmutable en el diseño de las sucesivas generaciones de iPhone.

No hace falta ser adivino, profeta ni filtrador con contactos en Cupertino para saber que la solución de la muesca no gusta en Apple. Es un mal menor, un sacrificio a cambio de poder contar con Face ID, pero ni la compañía ni parte de los usuarios se sienten especialmente orgullosos de ese elemento. Lo ideal, claro, sería que todo el frontal del teléfono fuera pantalla, como ocurre en muchos smartphones rivales. Sin embargo, el iPhone 13 no será una excepción, su pantalla tendrá que compartir espacio con la muesca, como ya te adelantamos hace unos meses.

Ahora bien, según una publicación reciente del popular filtrador DuanRui, sí que podemos esperar un cambio en el iPhone 13 en lo referido al notch. Y es que según las imágenes que ha publicado, la muesca del iPhone 13 podría ser más pequeña que sus predecesoras. No hablamos de un gran salto de tamaño, esto hay que aclararlo, pero sí que podría ser lo suficiente como para añadir algún elemento de información más (¿quizá algo relacionado con la privacidad, o bien con Find My y las Air Tags?) a ambos lados de la muesca. Como puedes ver en la imagen, la reducción se ha logrado eliminando el altavoz para dejar solo cámara y Face ID.

Este sería el primer cambio de tamaño de la muesca desde su aparición en 2017, lo que nos deja claro que ingeniería de Apple debe estar trabajando, desde hace ya algún tiempo, para conseguir reducir al máximo el tamaño de los elementos que integran Face ID con el objetivo, en un futuro más o menos cercano, de que deje de ser necesario emplear la muesca para alojarlos, y que en su lugar se puedan situar bajo la pantalla o en algún borde del teléfono, integrados de algún modo en el bisel. No lo veremos en el iPhone 13, y cuesta un poco creer que en el 14, pero parece claro que ese es el camino.

Podría ocurrir, no obstante, que en ese momento el iPhone pierda un elemento muy característico y que lo identifica. Esto no es problema para Apple, claro, tampoco les tembló el pulso a la hora de eliminar el botón Home (me refiero al botón físico, el que se encontraba bajo la pantalla y que en sus últimas versiones contaba con Touch ID). Con la llegada del notch en el iPhone X, fue posible incluso encontrar elementos de personalización para smartphones Android que permitían poner una muesca (virtual, claro) en pantalla. Si es tu caso y te gusta la muesca, no te preocupes, el iPhone 13 seguirá satisfaciendo tus preferencias estéticas.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído