La última actualización de Windows 10 da problemas en configuraciones multi-monitor

La última actualización de Windows 10 da problemas en configuraciones multi-monitor
11 de Enero, 2017

Con el lanzamiento de la última actualización de Windows 10, identificada como KB3213986, se han detectado problemas en configuraciones multi-monitor que pueden ir desde ligeros parpadeos a retrasos en la imagen por pérdida de sincronización entre la GPU y el refresco del monitor.

Parece que estos problemas sólo se producen cuando ejecutamos aplicaciones 3D, como juegos por ejemplo, y han sido reconocidos oficialmente por la propia Microsoft, quien ha dejado un par de soluciones temporales que deberían ser de ayuda para paliar los efectos negativos de esta actualización mientras esperamos la llegada de una solución definitiva, que debería aparecer en forma de parche.

  1. No utilizar el modo de pantalla completa y recurrir en su lugar al modo ventana, una opción que podemos ajustar para que tenga un efecto idéntico al de aquella.
  2. Iniciar las aplicaciones 3D con un único monitor activo, y una vez dentro activar los restantes monitores.

No hay duda de que este caso es un ejemplo claro del porqué Microsoft debería permitir a los usuarios de Windows 10 retrasar libremente las actualizaciones durante el tiempo que éstos estimen conveniente, en lugar de imponer plazos concretos.

5781d75ceca3

Es evidente que un sistema operativo actualizado tiene sus ventajas y que las novedades y mejoras funcionales, de rendimiento y de seguridad siempre son bienvenidas, pero con cada nueva actualización pueden venir problemas como éste que acaben afectando negativamente a los usuarios, y que se podrían haber evitado con algo tan simple como optar por retrasar su instalación hasta estar seguros de que no hay ningún error pendiente de resolución.

Más información: TechPowerUP!

  • Share This