Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Probamos el nuevo Alcatel OneTouch Idol 3 (4,7″)

Publicado el
Probamos el nuevo Alcatel OneTouch Idol 3 (4,7") 29

Lo dijimos en el pasado Mobile World Congress: el Alcatel OneTouch Idol 3 nos había parecido uno de los mejores smartphones de gama media que habíamos visto en los últimos tiempos.  Ahora tras su lanzamiento oficial en España, hemos tenido la oportunidad de ponerlo a prueba.

Empecemos por lo básico: 220 euros. Por este precio Alcatel pone en nuestras manos un terminal de 4,7″ de diagonal, pantalla Full HD, 1,5 GB de memoria RAM, 8 GB de almacenamiento interno (ampliables con tarjeta micro SD), procesador Snapdragon 410 de cuatro núcleos 64 bits a 1,4Ghz, cámara de 13 MP (5 MP cámara frontal), 4G, conectividad NFC y sistema operativo Android 5.0 Lollipop. Estamos en definitiva ante un terminal que quiere competir de tú a tú con el Motorola G 2, ofreciendo sí un precio ligeramente más elevado, pero también sobre el papel, mejores prestaciones.

idol3_2

Diseño a la altura

Hasta hace no demasiado tiempo, un smartphone que costaba poco más de 200 euros era sinónimo de «trozo de plástico», pantalla borrosa e interfaz de usuario para olvidar. Los terminales Android, en la gama de entrada del mercado, eran más que una alternativa, un mal necesario para aquellos usuarios que realmente quisieran invertir el menor dinero posible en un terminal, normalmente asociados a la marca blanca de una operadora.

Nada de eso lo encontramos en el Alcatel OneTouch Idol 3 que tenemos en nuestras manos. Por supuesto, está construido íntegramente en plástico. Pero se ha hecho escogiendo un plástico de alta calidad, apostando por un diseño unibody estilizado e incluyendo biseles cromados en los marcos. Alcatel apuesta en este dispositivo por un diseño minimalista, con detalles bastante interesantes, como el hecho de que la tarjeta nano SIM y la tarjeta microSD se encuentren escondidas en una única bahía o botones de control de volumen y encendido que prácticamente no se despegan del cuerpo del terminal.

Plástico también suele ser sinónimo de terminales ligeros. Y este lo es. Acostumbrado a phablets con cuerpo de acero o aluminio, los 110 gramos del Idol 3 sorprenden desde el primer momento. Tanto que tenemos la sensación de tener en nuestras manos un teléfono tal vez demasiado ligero (y por lo tanto frágil) al que cuesta acostumbrarse cuando lo tenemos en nuestras manos. Pero pasado el «impacto» inicial, de la misma forma que comentamos en nuestra review sobre el Xperia Z3 Compact, recuperamos las buenas sensaciones que proporciona trabajar con un teléfono pequeño, manejable, cómodo.

idol3

Apuesta por la innovación

Para diferenciarse de las decenas de terminales Android que copan la gama media, en el Idol 3 Alcatel apuesta por incluir elementos más o menos innovadores, algunos que no pasan de lo anecdótico y otros que realmente merecen la pena.

En el primer apartado entra de lleno su principal eslogan de marketing: el primer smartphone 100% reversible del mercado. Esto quiere decir que cuando recibimos una llamada, no importa la posición en la que se encuentre el smartphone, que vamos a poder contestar sin tener que pensar, ya que no sólo se gira la pantalla sino que además Alcatel ha situado micrófonos y altavoces JBL en ambos lados del teléfono. Característica curiosa y que funciona razonablemente bien, pero que no pasa de eso, una mera curiosidad.

Diferente es la apuesta por un audio de calidad. La integración de JBL y Clari-Fi se traduce en una potencia y calidad a la altura de los mejores, gracias a como comentamos antes, la inclusión de dos altavoces frontales. Incluso si mantenemos el volumen a la mitad de su capacidad, descubriremos como el sonido de este Idol 3 es capaz de inundar una habitación.

La otra gran novedad es la incorporación a su pantalla IPS de la tecnología Technicolor Color Enhanceque no sólo proporciona colores brillantes y cálidos (un poco a la Samsung), sino que además ofrece excelentes ángulos de visión y una más que notable visibilidad en exteriores, incluso cuando la luz del sol está incidiendo sobre la pantalla de forma directa. En el «debe», una mayor sensibilidad ante golpes y arañazos, toda vez que el cristal no es Gorilla Glass, por lo que no es mala idea apostar por una funda.

idol3-1

Cámara, rendimiento y autonomía

No nos vamos a engañar. La cámara del Idol 3, aunque ofrezca 13 MP no es comparable a ninguna de las presentes en los mejores terminales del mercado. Pero para tener entre manos un teléfono de poco más de 200 euros, trabaja sorprendentemente bien. Salvo en tareas exigentes como la composición de una panorámica, es bastante rápida. Equipada con un sensor «made in Sony», el teléfono tarda menos de dos segundos en enfocar y tomar una foto. En condiciones de baja luminosidad la calidad baja, pero es un «defecto» común a la inmensa mayoría de los smartphones.

El otro problema (al margen de un modo ‘manual’ que tiene poco sentido en un teléfono de estas características), es que tomar una foto con la aplicación por defecto supone perderla después en la galería de imágenes. Es decir, no podemos ver la foto que acabamos de tomar desde la app «Cámara».  Por contra, los 5 MP de la cámara frontal nos aseguran unos «selfies» bastante decentes si la luz es la apropiada.

Además de las características propias de la cámara de Android, se incorporan nuevas como HDR, detección de caras y un «modo belleza» que equilibra de forma automática el color e incorpora detector de sonrisas.

En cuanto al rendimiento, es el propio de los Snapdragon 410: suficiente para gestionar sin problemas la mayoría de aplicaciones pero un tanto escaso si queremos utilizar el terminal de forma intensa. Mediatek en este terreno ha demostrado saber hacer mejor las cosas, ofreciendo mayor rendimiento en las gamas medias. Qualcomm debería ponerse las pilas porque si en la gama alta sus 810 están demostrando temperaturas suficientes como para freir un huevo, en sus gamas medias tampoco acaban de dar el máximo.

Pero si algo penaliza a este terminal son sus 8 GB de almacenamiento interno. En la práctica, supone tener disponibles menos de 5 GB. Y por mucho que podamos «echar mano» de una tarjeta micro SD, todos sabemos que no es lo mismo. En cuanto a su autonomía, los 2.000 mAh de su batería nos permite llegar al final del día sin complicaciones, incluso si somos moderadamente exigentes.

idol 3-4

Conclusiones

Tras analizar el Alcatel OneTouch Idol 3 de 4,7″ confirmamos las buenas sensaciones que nos transmitió tras su presentación en el pasado MWC. Por poco más de 200 euros Alcatel pone en nuestras manos un terminal con un diseño elegante y características que superan a la media en el mismo rango de precios.

Características como un sonido potente y envolvente, una pantalla que está a la altura de la gama media-alta y una cámara que se comporta con dignidad, lo convierten en una opción muy atractiva para un amplio espectro de usuarios. En cambio, un almacenamiento interno escaso y un procesador un tanto anticuado para los tiempos que corren, son detalles que le pueden penalizar.

Notas finales

8Nota

Diseño9

Pantalla10

Cámara6

Rendimiento7

Autonomía9

Lo más leído