Guía: Equivalencias de tarjetas gráficas antiguas y actuales

Guía: Equivalencias de tarjetas gráficas antiguas y actuales
7 de febrero, 2016

Hace cosa de unos meses publicamos una completa guía en la que os mostramos las equivalencias aproximadas que existen entre diferentes procesadores de Intel y AMD, distinguiendo no sólo entre modelos sino también entre generaciones, un tema que hemos creído interesante extender a las tarjetas gráficas.

Las GPUs son, junto con las CPUs, los componentes que más dudas plantean a la hora de actualizar, y no sólo por tema de compatibilidades equilibrio con el resto de nuestro equipo, sino también por la duda de si ciertos modelos marcarán realmente un salto importante a nivel de rendimiento frente a nuestra tarjeta gráfica actual.

Conocer eso es muy importante, ya que si no lo tenemos claro es más que probable que acabemos comprando una nueva tarjeta gráfica que realmente no suponga una mejora grande frente a la que veníamos utilizando, y que por tanto hagamos una mala compra.

Dicho esto podemos entender mejor la importancia de esta guía, en la que iremos puntualizando las equivalencias aproximadas en rendimiento de diferentes generaciones gráficas de AMD y NVIDIA, arrancando desde las series GeForce 8000 y HD 3000, aunque antes dejaremos claro los diferentes niveles de soporte de DirectX de cada generación, para que así la estructura del artículo sea más ordenada y haga más fácil su consulta.

Como siempre os animamos a dejar vuestra opinión en los comentarios.

Soporte de DirectX, una cuestión importante

Debemos prestar especial atención a la generación de DirectX que soporta cada gama de tarjetas gráficas, y por un motivo muy simple, si tenemos una solución potente pero no es compatible con las últimas versiones de dicha API no podremos mover muchos juegos, a pesar de tener potencia de sobra.

Lo dicho se deja notar en soluciones como la GTX 295, que hoy por hoy son todavía extremadamente potentes a pesar del tiempo que tienen, pero que al estar limitadas a DirectX 10 no pueden arrancar la mayoría de los juegos actuales.

  • DirectX 9: cualquier tarjeta gráfica actual soporta este nivel que arrancó con las GeForce FX serie 5000 y Radeon serie 9000. Todavía está presente en algunos juegos actuales, como Resident Evil Revelations 2, por ejemplo.
  • DirectX 10: ha tenido una presencia minoritaria. Todas las tarjetas gráficas a partir de la serie GeForce 8000 y Radeon HD 2000 ofrecen soporte en este nivel.
  • DirectX 11: es el gran protagonista actualmente. Tenemos soporte a partir de las GTX serie 400 y Radeon HD serie 5000 de NVIDIA y AMD, respectivamente.
  • DirectX 12: hay varios niveles diferentes, siendo los primeros los centrados en la mejora de rendimiento y los más altos los que se orientan a nuevos efectos y tecnologías gráficas. El soporte básico comienza a partir de las GTX 400 de NVIDIA y las Radeon HD 7000 de AMD.

gtx

 

Repasando las equivalencias: NVIDIA

Pasamos a repasar las equivalencias aproximadas de rendimiento de tarjetas gráficas antiguas comparadas con soluciones anteriores.

Nos centraremos en los modelos más importantes y extendidos, ya que de lo contrario quedaría un artículo excesivamente largo, y en el caso de NVIDIA llegaremos hasta la GTX 690 para maximizar la utilidad de la guía.

  1. GeForce 8800 GT y similares: Se acercan al rendimiento de las GT 630 y GT 640, y por tanto al de las GT 730, pero sólo en sus versiones con DDR3. Son menos eficientes y no soportan DirectX 11.
  2. GeForce GTX 260: La comparación directa más correcta que podemos hacer es la GTX 650, aunque ésta última soporta DirectX 11, es mucho más eficiente y en general rinde algo mejor dependiendo de cada juego.
  3. GeForce GTX 285: Se coloca entre una GTX 650 y una GTX 650 Ti, y por tanto es cercano a una GTX 750, pero al igual que la GTX 260 sólo soporta DirectX 10 y tiene un consumo muy elevado.
  4. GeForce GTX  460 y 560: Rinden casi al mismo nivel que una GTX 650 Ti, lo que implica que son similares a una GTX 750. Soportan DirectX 11, pero son menos eficientes.
  5. GeForce GTX 480 y 580: Ofrecen un rendimiento superior al de una GTX 660, lo que significa que superan a las GTX 750 Ti, pero no llegan al nivel de una GTX 660 Ti ni de una GTX 760.
  6. GeForce GTX 660: Ofrecen mayor rendimiento que las GTX 750 Ti, pero quedan por detrás de las GTX 950. Tienen un soporte de DirectX 12 inferior al de las series 700 y 900 de NVIDIA.
  7. GeForce GTX 670: Rinden casi de forma idéntica a las GTX 760 y no distan mucho de las GTX 960, aunque las segundas son superiores por arquitectura y soporte de DirectX 12.
  8. GeForce GTX 680: Su rendimiento es muy similar al de las GTX 770 y superan en rendimiento a las GTX 960 en casi todos los escenarios, aunque su soporte de DirectX 12 es inferior.
  9. GeForce GTX 690: Es una solución de doble GPU, así que su rendimiento varía en gran medida dependiendo del aprovechamiento que del mismo haga cada juego. En el mejor de los casos rinden como una GTX 980, aproximadamente.

radeon

Repasando las equivalencias: AMD

Seguiremos un planteamiento similar al que hemos visto en el apartado de NVIDIA, aunque nos quedaremos en la gama Radeon HD 6000, ya que AMD ha optado por diversos renombres en la serie Radeon HD 7000, dando pie a modelos que no sólo no marcan un avance importante a nivel de rendimiento, sino que incluso complican la diferenciación del grado de soporte de DirectX 12.

  1. Radeon HD 3870: Tienen un rendimiento algo inferior al que ofrecen las R7 240 en general, siempre hablando de versiones con memoria DDR3. Sólo soportan DirectX 10 y son menos eficientes.
  2. Radeon HD 4870: Rinden de forma similar a las Radeon HD 7770, aunque quedan un poco por debajo según cada juego en concreto. Son menos eficientes y sólo tienen soporte de DirectX 10.
  3. Radeon HD 5770: Se posicionan entre las Radeon HD 7750 y las HD 7770, renombradas a R7 250X. Soportan DirectX 11, pero son menos eficientes y no soportan DirectX 12 como aquellas.
  4. Radeon HD 5870: Rinden un poco por debajo de las Radeon HD 7850, renombradas a R7 265 y R7 360. Soportan DirectX 11 y todavía hoy se manejan bien en juegos, pero son poco eficientes comparadas con las soluciones actuales.
  5. Radeon HD 6870: Ofrecen un rendimiento que se sitúa entre una Radeon HD 7790 y una Radeon HD 7850, renombradas a R7 265 y R7 360.. Soportan DirectX 11 y su relación consumo-rendimiento ha sido superada.
  6. Radeon HD 6970: Rinden casi igual que las Radeon HD 7870, renombradas a R9 270, R9 270X y R9 370X. Para que os hagáis una idea hablamos de una GPU superior en rendimiento bruto a la de PS4, pero sin soporte de DirectX 12.
  7. Radeon HD 6990: Una solución de doble GPU, con las particularidades que ello supone, ya que dependiendo de cada juego en concreto y de su capacidad de aprovechamiento de modos CrossFire X su rendimiento será mayor o menor. En general rinde más o menos al nivel de una Radeon HD 7970, que posteriormente fue renombrada a R9 280X y R9 380X.

Más información: Guías MuyComputer.

  • Share This