Guía para elegir bien el procesador; núcleos y MHz no lo son todo » MuyComputer