Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Microsoft descontinúa el adaptador Kinect para Xbox One

Publicado el
Kinect para Xbox

Microsoft ha suspendido la venta del adaptador Kinect para Xbox, eliminando definitivamente de su catálogo un periférico que ha supuesto un sonoro fracaso de ventas, pero al tiempo ha sido una importante experiencia para utilizar su tecnología en la creación de otros dispositivos.

Kinect ha pasado por una muerte lenta en los últimos meses. La producción del periférico de control de movimiento 3D estrenado con la Xbox 360 finalizó oficialmente el pasado octubre, pero prolongó su existencia gracias a un adaptador para su uso con las Xbox One.

Ahora dice adiós definitivamente con una eliminación total del catálogo: «después de una cuidadosa consideración, hemos decidido dejar de fabricar el adaptador Kinect para Xbox para centrar la atención en el lanzamiento de nuevos accesorios para juegos solicitados por los fans de Xbox One y Windows 10», comentó un portavoz de Microsoft a Polygon.

Muerte anunciada porque Kinect se vendió mal desde el principio y encima penalizó las ventas de Xbox One al venderlo unido obligatoriamente. Una estrategia fallida que supuso un retraso en ventas frente a la PS4 y la pérdida de un liderazgo frente a Sony que continúa hasta la fecha. PS4 duplica en ventas a Xbox One y mucha culpa la tiene este Kinect.

Aunque el gigante de Redmond aseguró que ‘jamás’ veríamos Kinect separado de su consola porque lo consideraban un accesorio imprescindible para lograr la experiencia de uso pretendida, la realidad terminó imponiéndose y Microsoft terminó separándolo. Ello ayudó a vender más consolas, pero fue un golpe definitivo contra el desarrollo del periférico, menos juegos compatibles y una experiencia revolucionaria prometida que no terminó de concretarse.

Las ventas del Kinect independiente no remontaron ni en su versión para consolas ni tampoco en su versión específica para Windows. Ahora Microsoft dice adiós a un periférico que podemos colocar en el apartado de fiascos tecnológicos. Con todo y aunque la experiencia ha sido dolorosa, Kinect ha servido de base para la tecnología Hololens que Microsoft sigue desarrollando para el mercado profesional y para los nuevos cascos de realidad mixta que han llegado al mercado de consumo bajo la plattaforma Windows Mixed Reality.

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

Lo más leído