Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Cheetah 3: el robot “ciego” del MIT que sube escaleras y sortea obstáculos

Publicado el

Los robots tienen cada vez más capacidades, hasta el extremo de que están surgiendo modelos y prototipos que son capaces de emular, de forma bastante conseguida, el movimiento de los animales, y esto sin contar que cada vez son más autónomos, por lo que ya están desplazando a los humanos en muchos sectores.

Los investigadores del Massachusetts Institute of Technology (MIT) han invertido fuerte en la robótica en los últimos tiempos, mostrando recientemente el Cheetah 3, que destaca por no incluir ningún sensor visual. Lo más impresionante de este robot es que, a pesar de esa carencia, es capaz de sortear obstáculos, saltar e incluso subir escaleras. El MIT cree que esto puede ayudar a reducir los costes debido a que los sistemas de análisis visual son complejos, caros y pueden ser fácilmente engañados.

Quizá el robot de cierta sensación de “deja-vu”, algo normal si tenemos en cuenta que Cheetah 3 es una versión mejorada de un modelo anterior llamado Cheetah 2 (también puede ser confundido por algún modelo de Boston Dynamics). Para la última versión se ha introducido algoritmos de software más refinados y resulta más flexible a la hora de realizar movimientos, por lo que es capaz de hacer un mayor número de estos. Con estas mejoras, Cheetah 3 puede correr a gran velocidad por diferentes terrenos, algo que de por sí no es nuevo, pero que resulta sorprendente si recordamos que este robot no puede ver.

En lugar de sensores de visión, Cheetah 3 utiliza dos algoritmos desarrollados por los ingenieros del MIT. Uno de estos le permite determinar mediante el contacto el mejor comportamiento que puede puede adoptar para sus cuatro patas a la hora de llevar a cabo un paso, por ejemplo retirándose en caso de pisar una superficie que no sea sólida y pueda comprometer su equilibrio. El segundo algoritmo es uno “de control predictivo del modelo”, que decide la cantidad de fuerza que se debe aplicar en cada pata. En caso de no determinarse de forma correcta, el robot no se moverá en la dirección que debería, pudiendo provocar que se resbale o caiga. Trabaja realizando cálculos de múltiples posiciones para las patas y el cuerpo para el próximo medio segundo, determinando así la fuerza a ejercer para mantener el correcto movimiento del robot.

El equipo de investigadores detrás del Cheetah 3 planea presentar oficialmente su creación en una conferencia sobre robótica este mismo año. Si bien aparentemente no aporta ninguna “habilidad” nueva, su mayor contribución es poder realizar las acciones sin poder ver.

Fuente: ExtremeTech

Top 5 Cupones

Lo más leído