Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

El proceso de 10 nm de Intel casi triplica en transistores al de 14 nm

Publicado el

En sus cuatro últimas generaciones de procesadores para consumo general (Broadwell, Skylake, Kaby Lake y Coffee Lake) Intel se ha visto obligado a mantener el proceso de fabricación en 14 nm. Esto puso fin a la estrategia «tick tock» de la compañía, y supuso un retraso indefinido del salto al proceso de 10 nm.

Hace unos días vimos en este artículo que Intel había reconocido que tenían problemas con el proceso de 10 nm, un tema que justificaban diciendo que habían llevado a cabo una aproximación demasiado ambiciosa y que esperaban no tener los mismos problemas con el paso a los 7 nm gracias al uso de la litografía ultravioleta extrema.

Aunque es cierto que el gigante del chip ya ha anunciado procesadores fabricados en proceso de 10 nm de momento se ha limitado a un modelo de bajo consumo, el Core i3-8121U, un chip que cuenta con dos núcleos y cuatro hilos y que obviamente representa un primer paso que confirma la maduración gradual de dicho proceso.

El Core i3-8121U es un chip muy modesto por prestaciones ya que incluso carece de unidad gráfica integrada, pero gracias a los chicos de TechInsights hemos podido confirmar que presenta una densidad de transistores 2,7 veces mayor que la que podemos encontrar en modelos actuales basados en el proceso de 14 nm.

Gracias al proceso de 10 nm en Intel han podido elevar la densidad de transistores a 100,8 millones por milímetro cuadrado, lo que significa que un chip de 127 milímetros cuadrados podría sumar 12.800 millones de transistores. Es un salto muy grande, y no sólo por el conteo total de transistores en un espacio cada vez más reducido, sino porque además representa el mayor incremento registrado en las últimas generaciones:

  • El paso de los 45 nm a los 32 nm elevó la densidad de transistores en 2,3 veces.
  • Con el salto de los 32 nm a los 22 nm la densidad se incrementó en 2,05 veces.
  • Al pasar de los 22 nm a los 14 nm se consiguió un aumento de 2,5 veces en la densidad de transistores.

Por desgracia Intel sigue teniendo problemas para sacar adelante este proceso de fabricación, así que no esperamos una nueva generación de procesadores de consumo general fabricados en 10 nm (Cannon Lake) hasta 2019.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído