Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

El chipset Z390 sustituirá al chipset Z370, no coexistirán ambos en el mercado

Publicado el

Desde que se confirmó que Intel estaba trabajando en el chipset Z390 surgieron muchas dudas y es comprensible ya que éste coincide por línea temporal con el desarrollo de los nuevos procesadores Core 9000. Esa cercanía entre ambos nos hizo pensar que el gigante del chip podría limitar total o parcialmente la compatibilidad de sus nuevos procesadores al nuevo chipset Z390, pero al final parece que no será así.

Como os hemos adelantado esta mañana los principales fabricantes de placas base están preparando actualizaciones para introducir el soporte de los nuevos procesadores Core 9000 en sus modelos con chipset Z370. Esto quiere decir que podremos utilizar dichos procesadores en cualquiera de esas placas base previa actualización de la BIOS. Imaginamos que los modelos basados en el chipset Z390 ya vendrán listas de fábrica y que no necesitarán de ningún tipo de actualización.

Una hoja de ruta de Intel ha confirmado además que el chipset Z390 no coexistirá con el Z370, sino que lo sustituirá. Esto quiere decir que el gigante del chip dejará de suministrar unidades del segundo a los ensambladores de placas base y que habrá una transición completa. Puede que no se produzca de forma inmediata ya que muchas firmas necesitarán un tiempo prudencial para limpiar stock, pero la estrategia del gigante del chip está clara.

Un baile de chipsets innecesario

Intel sigue dominando el mundo de los procesadores x86, eso admite duda alguna. AMD ha dado un golpe sobre la mesa con Ryzen, Threadripper y EPYC que ha sorprendido a todo el mundo y ha llegado a sacar los colores a Intel, pero el gigante del chip mantiene un cómodo liderato que le deja un cómo margen de maniobra.

Esto se ha dejado notar en las últimas decisiones que ha tomado la compañía, como apurar al máximo el uso de procesadores de cuatro núcleos como topes de gama para consumo general, una realidad que no han cambiado hasta que han notado la presión de AMD con sus procesadores Ryzen, y también ajustar como han creído oportuno el tema de los sockets y de los chipsets necesarios para hacer funcionar sus principales procesadores.

El mejor ejemplo de esto lo tenemos en los Core 8000 y la polémica que generó la decisión de Intel de hacer que éstos no fueran compatibles con las placas base serie 200, a pesar de que utilizan el mismo socket (LGA1151) que las placas base serie 300. Aunque la compañía ofreció una explicación hablando de las nuevas necesidades de alimentación de los procesadores de seis núcleos para justificar esa incompatibilidad lo cierto es que también hay modelos de cuatro núcleos que podrían haber funcionado perfectamente.

Polémicas aparte al final el ciclo de vida de las placas base con chipsets serie 100 y serie 200 ha sido muy corto, y con el lanzamiento del chipset Z390 Intel va a poner en el mercado un nuevo «tope de gama» que los propios fabricantes de placas base describen como un chipset Z370 renombrado. Como podéis ver en la imagen las diferencias entre uno y otro son mínimas, así que es un calificativo bastante acertado.

AMD apuesta por la retrocompatibiliad

La compañía de Sunnyvale ha llevado a cabo una aproximación muy distinta en el mercado de consumo general. El lanzamiento del socket AM4 se produjo con la promesa de mantenerlo durante al menos cuatro años, lo que significa que en teoría podrá montar cuatro generaciones de procesadores Ryzen.

De momento AMD ha lanzado los Ryzen serie 1000 y los Ryzen serie 2000, además de las APUs Ryzen Mobile, y todos funcionan sin problemas en placas base AM4 de primera generación siempre que hayamos hecho la correspondiente actualización de BIOS.

Esta estrategia es muy acertada, ya que permite a los usuarios ir renovando sus equipos sin tener que hacer un cambio completo de plataforma, y creo firmemente que Intel debería considerar adoptarla en sus próximas generaciones.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

5 comentarios
  • Viriad

    Mientras los usuarios sigan comprando, Intel no moverá un dedo para cambiar su nefasta política con los chipsets. Comprar AMD y que Intel empiece a temblar si provocará cambios beneficiosos para nosotros, pero si volvemos a Intel nada le impedirá volver a las acciones y estrategias de antaño.

  • yattote

    Toda la razón, de hecho si no fuera por AMD, Intel no sacaría sus procesadores 6/12 y ahora los 8/16 deprisa y corriendo ni altos de vino. O quizá si lo sacarían pero a precio de oro, así que necesitamos competencia para que sea beneficioso para el consumidor.

  • Rara vez un usuario actualiza su CPU en la misma placa.

    Escrito esto, la ventaja es para los fabricantes de placas. Un solo chipset / socket abarata mucho sus costes en ingeniería y en stock de placas base. Además de facilitar y abaratar las reparaciones cuando se estropea la placa y no la CPU.

    Y eso se traslada al usuario via menores precios.

    El actual problema de AMD, es como el de Chromeboxes o Lignux:

    Apenas tiene oferta de productos tanto en las marcas más vendidas como en las de marca blanca o casi de precios ajustados.

    Falta oferta de portátiles – 40% del mercado de sobremesa – de factor pequeño o NUC, y de integrados, cuando podría hacer, por ejemplo junto a un Samsung de 28″ 4k un excelente producto alrededor de los 700 € mas teclado y ratón con su 2200G, con MS WOS 10, Lignux o ChromeOS a elegir y 3 veces más baratos que los Imac de 27″ con una pulgada más.

  • Cristian Gabriel Silletta

    Lignux?? mmm no será Linux? xD

  • GNU/Linux == Lignux, pues Linux es el kernel que también está en Android o Chrome OS y GNU/Linux es un «cognazo» de escribir y de decir, así pronunciado «Liñux» se apocopa

    https://lignux.com/

Top 5 Cupones

Lo más leído