Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Diez procesadores revolucionarios que cambiaron el mundo de la informática

Publicado el

Los procesadores, también conocidos como CPU (siglas en inglés de unidad central de procesamiento), han vivido una evolución bastante compleja aunque podemos simplificarla en dos grandes etapas. La primera arranca en la década de los años cuarenta y parte de la idea de desarrollar procesadores específicos, es decir, creados a medida y totalmente personalizados para realizar una tarea concreta.

En efecto, durante esa primera etapa la idea de procesadores multipropósito era impensable aunque con matices, ya que en el caso del ENIAC por ejemplo era posible llevar a cabo un cambio total de tarea a realizar recolocando por completo el cableado. Este enfoque cambió con la concepción en 1949 de la EDVAC, una de las primeras computadoras electrónicas binarias que se apoyaba sobre un programa almacenado en la memoria del equipo. Bastaba con cambiar el programa para poder cambiar la función del mismo, sin tener que tocar el cableado.

La primera gran revolución en el mundo de los procesadores se vivió con el salto a los transistores y circuitos integrados, un paso que se llevó a cabo durante las décadas de los años 50 y 60 que permitió crear procesadores más complejos y abandonar los diseños basados en tubos de vacío y relés. Fue en la década de los años 70 cuando se produjo el mayor salto gracias a la llegada del microprocesador, un componente que redujo de forma notable el tamaño y el consumo sin renunciar a un aumento gradual de rendimiento y cuya formulación original se ha mantenido hasta nuestros días.

Durante todas esas décadas de historia que acumulan los procesadores hemos visto la llegada de modelos verdaderamente revolucionarios, sin los cuales es imposible entender la historia de la informática, y en este artículo vamos a mostraros diez de los más importantes. Poneos cómodos, que empezamos.

1.-Intel 4004

El Intel 4004 fue el primer microprocesador que estuvo disponible a nivel comercial. Este pequeñín era un chip de 4 bits que en principio estaba pensado para calculadoras y no para ordenadores. Su debut se produjo en 1971 fue diseñada para calculadoras, no para computadoras.

La Busicom 141-PF fue el primer producto comercial en montar un microprocesador y sí, era una calculadora. Su velocidad de trabajo era de 108 KHz.

Como nota de interés os recordamos que las historias que dicen que este procesador fue utilizado en el proyecto espacial Pioneer 10 no son reales, aunque es un mito que todavía está muy extendido en Internet.

2.-Intel 8080

Fue el sucesor natural del anterior y uno de los procesadores más «copiados» de toda la historia. El Intel 8080 llegó en 1974 y como su propio nombre sugiere dio el salto a los 8 bits.

Era capaz de trabajar a frecuencias de hasta 2 MHz, podía trabajar  y fue utilizado en microordenadores tan míticos como el Altair 8800.

Con este chip Intel cambió totalmente el sector por una razón muy sencilla que ya hemos anticipado: hasta entonces los procesadores se habían diseñado de forma personalizada para realizar tareas muy concretas, incluido el Intel 4004 (para calculadoras). El Intel 8080 fue un chip multipropósito que rompió los límites impuestos y allanó el camino hacia la creación de las CPUs que utilizamos a día de hoy.

3.-Intel 8086

Es considerado por muchos como el abuelo de los procesadores modernos. El Intel 8086 fue el primer microprocesador de 16 bits de la compañía de Santa Clara, llegó en 1978 y cumplía a la perfección con todas las claves que definen a una CPU moderna.

Desde su debut fue utilizado en una gran cantidad de equipos, incluidos los diseños de PC original de IBM e IBM PC XT, y además introdujo la arquitectura 8086 que Intel usaría como base para todos sus procesadores x86.

También fue utilizado en equipos como el Xerox NoteTaker, uno de los primeros portátiles del mundo, y en los equipos de mantenimiento que la NASA utilizaba para sus transbordadores espaciales. Este pequeñín alcanzaba los 5 MHz.

4.-MOS 6502

Un nombre poco conocido que quizá te haga preguntarte por qué lo hemos incluido en este artículo, ¿pero y si te dijera que fue una alternativa económica al Motorola 68000 y que fue utilizado en equipos como los Apple I y II, Commodore PET y las consolas Atari 2600 y NES de Nintendo?

Este chip de 8 bits marcó un antes y un después no sólo por su buen rendimiento (alcanzaba los 3 MHz), sino también por su bajo precio. El MOS 6502 tuvo un diseño que funcionó a la primera, lo que redujo en gran medida los costes de producción y permitió su desarrollo por unos 25 dólares cada unidad, cifra que obligó a los grandes como Intel y Motorola a reducir el precio de sus 8080 y 68000 de casi 200 dólares a 50-70 dólares.

Como curiosidad os recordamos que éste procesador era el que se utilizaba para mostrar fragmentos de código en la película Terminator cuando se activaba la visión infrarroja del robot.

5.-Zilog Z80

Es un procesador mítico y también uno de los más queridos. Tenía un diseño de 8 bits y en sus versiones iniciales rondaba los 2,5 MHz, pero existieron variantes capaces de trabajar a 20 MHz de velocidad máxima.

El Zilog Z80 fuese basaba en el Intel 8080, pero resultaba más económico y ello le permitió hacerse un hueco en una gran cantidad de ordenadores, máquinas arcade y consolas, incluyendo los Amstrad CPC / PCW, Sinclair ZX80, ZX81 y ZX Spectrum. La Neo Geo AES lo utiliza como co-procesador junto a un Motorola 68000.

Desde finales de los años setenta hasta mediados de los ochenta se convirtió en la CPU más utilizada de todos los tiempos.

6.-Motorola 68000

Estoy seguro de que la mayoría de nuestros lectores ha esbozado una sonrisa al ver este procesador y no es para menos, ya que estamos ante una auténtica obra de arte que ha dado mucho al mundo de la informática.

El Motorola 68000 debutó en 1978, utiliza una arquitectura de 16 bits-32 bits y alcanzó velocidades de hasta 20 MHz, aunque durante sus primeros años se situaba entre los 4 MHz y 12 MHz de frecuencia.

Ha sido el corazón de consolas como la MegaDrive de SEGA, la Neo Geo AES de SNK y también de equipos como el Apple Lisa e incluso en superordenadores Silicon Graphics. Hoy, tras 38 años en la brecha, este veterano todavía sigue en uso.

7.-Intel Pentium

No necesita presentación. Fue la mayor revolución dentro del sector de procesadores de consumo general y marcó un salto enorme frente a la generación anterior, los también míticos 486 de Intel.

Los Intel Pentium estaban basados en la arquitectura P5 y funcionaban a 60 MHz en sus primeras versiones, aunque posteriormente llegaron sin problemas a los 233 MHz. Entre las mejoras más importantes destaca su capacidad de ejecutar dos operaciones a la vez gracias a sus dos pipeline de datos de 32 bits cada uno, su bus de datos de 64 bits, la unidad de coma flotante (FPU) mejorada y su conjunto de instrucciones y caché separadas (8 KB cada una).

Dominó buena parte de los años noventa y tuvo una segunda vida con la llegada de las instrucciones MMX.

8.-PowerPC 601

El PowerPC 601 fue desarrollado gracias a una colaboración entre Apple, IBM y Motorola. Este chip utiliza la arquitectura base del Motorola 88100, un procesador que no pudo superar el enorme éxito del Motorola 68000 y que acabó quedando en algo «anecdótico».

Estamos ante el primer procesador de la familia PowerPC y también ante el sucesor del Motorola 68000 en los principales equipos Mac de principios de los noventa (1993). Su arquitecura es de 32 bits a nivel interno (64 bits a nivel externo). Su frecuencia de trabajo era de 50 MHz, aunque pudo alcanzar los 80 MHz en sus últimas versiones. Suma 32 KB de caché para datos e instrucciones y 32 registros de propósito general.

Marcó un punto de inflexión en el sector, ya que fue primero de una familia de procesadores que acabaría potenciando a varias generaciones de equipos Mac y que incluso llegó a consolas tan importantes como Xbox 360 y Wii.

9.-AMD Athlon 64

Marcaron el salto de los procesadores de consumo general a los 64 bits, y lo hicieron a lo grande. Esta generación permitió a AMD superar de facto a Intel, y en todos los mercados clave, ya que sus procesadores Ahtlon 64 ofrecían un rendimiento superior a todo lo que tenía el gigante del chip, incluso a pesar de funcionar a velocidades inferiores.

La arquitectura AMD64 fue toda una sorpresa y cambió de forma drástica el panorama desde su llegada en 2003. Estos procesadores funcionaban a frecuencias base de 2,2 GHz pero podían competir sin problema con los Pentium 4 trabajando a 3 GHz o más.

Los Ahtlon 64 y sus versiones profesionales (Opteron) podían trabajar con aplicaciones de 32 bits sin penalizaciones de rendimiento y ejecutar aplicaciones de 64 bits de forma nativa. Intel tuvo problemas para dar el salto a los 64 bits y llegó a precipitarse por la ansiedad que le produjo quedar por detrás de AMD. Un ejemplo claro lo tenemos en el Intel Itanium, que perdía rendimiento trabajando en 32 bits.

10.-ARM7

ARM es una arquitectura RISC que hoy domina el sector móvil. Cualquier smartphone o tablet actual cuenta con un SoC cuya CPU utiliza dicha arquitectura en alguna de sus diferentes variantes, y esta tecnología tiene su origen en la veterana ARM7.

Fue Acorn Computers quien creó el proyecto Acorn RISC Machine en la década de 1980, un movimiento que tuvo como consecuencia directa el nacimiento del equipo Acorn Archimede y la fundación de la empresa Advanced RISC Machines Ltd, ARM por sus siglas en inglés.

A día de hoy ARM es un gigante del sector móvil como hemos dicho en el primer párrafo, pero sus primeros éxitos se remontan a 1994, una fecha en la que las CPUs ARM7 se convirtieron en la familia de procesadores integrados de 32 bits más utilizados del mundo, permitiendo a la compañía británica seguir recorriendo el camino que la llevaría a donde está hoy.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído