Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Battlefield V, Metro Exodus y trazado de rayos: ¿es un paso atrás?

Publicado el

Battlefield V y Metro Exodus son dos de los juegos triple A de nueva generación más importantes que llegarán a corto plazo, y también son dos de los que más fuerte han apostado por el trazado de rayos de NVIDIA, una tecnología que para algunos representa un importante paso adelante, ¿pero realmente lo es?

Puede que esta pregunta os parezca un poco extraña pero tiene mucho sentido como veremos a continuación. Las demostraciones técnicas de Battlefield V y Metro Exodus que vimos en la GamesCom de este año funcionando con trazado de rayos estaban limitadas a 1080p y registraban medias de 40 fotogramas por segundo en una RTX 2080 TI, una tarjeta gráfica que cuesta 1.269 euros.

Para poner esto en perspectiva una GTX 1080 TI, que cuesta unos 700 euros, puede mover Battlefield V y Metro Exodus sin problemas en resoluciones 4K y calidades máximas con una fluidez mucho mayor. La comparativa es clara: el trazado de rayos obliga a reducir de forma drástica (x4) el conteo de píxeles y ni siquiera ofrece una experiencia verdaderamente óptima en la tarjeta gráfica tope de gama de NVIDIA. No me quiero imaginar cómo funcionaría en una RTX 2070, una tarjeta gráfica de gama alta que tiene casi la mitad de los núcleos RT de una RTX 2080 TI (36 frente a 68).

DICE reconoce que no puede hacer milagros en Battlefield V

La propia DICE dijo en su momento que tenían margen para mejorar el rendimiento de la tecnología de trazado de rayos en su próximo título estrella, pero al final ha tenido que aceptar la realidad y ha reconocido que apuntan a 1080p y 60 FPS con dicha tecnología activada, un logro que podría estar limitado a la RTX 2080 TI.

Para conseguirlo han reducido la calidad del trazado de rayos en determinadas escenas en las que su impacto en términos de rendimiento resultaba inaceptable. Esto significa que no estamos ante un caso de optimización pura, sino de sacrificios en calidad gráfica para mantener medias de fotogramas por segundo más estables.

No tenemos detalles sobre lo que podemos esperar de las RTX 2080 y RTX 2070, pero es posible que la primera ronde los 1080p con calidades máximas y 30 FPS estables con trazado de rayos activado y que la segunda obligue a reducir calidad gráfica para mantener una tasa de fotogramas mínimamente aceptable.

En el caso de Metro Exodus la situación es similar a lo ocurrido con Shadow of the Tomb Raider y no, no debemos esperar milagros en las versiones finales. El trazado de rayos es una técnica muy exigente que todavía está en una fase temprana, y su aplicación a videojuegos no madurará hasta dentro de un par de generaciones como mínimo.

¿Hemos dado un paso atrás?

Es una buena pregunta. El trazado de rayos representa un gran avance en términos de calidad de imagen y desde luego marca una diferencia sustancial, así que no podemos considerarlo como un paso atrás.

La interpretación correcta pasa por reconocer que es una tecnología muy exigente para la que ni siquiera están realmente preparadas las GeForce RTX 2080 TI. Turing es un primer paso hacia la estandarización del trazado de rayos en el mundo de los videojuegos, pero todavía queda mucho camino por recorrer y los costes que presenta el uso de dicha tecnología en términos de resolución y de rendimiento simplemente no compensa.

Puede que con las GeForce RTX serie 30 la cosa mejore de forma notable, pero no debemos olvidar que las consolas siguen siendo el motor fundamental dentro del mundo del videojuego, y que no habrá una verdadera «democratización» del trazado de rayos hasta que se incorpore en ellas. No creemos que esto vaya a ocurrir con PS5 y Xbox Two, así que imaginad el tiempo que todavía le queda por delante.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído