Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Subaru Forester 2018, ojos

Publicado el

“She’s got Bette Davis eyes” Kim Carnes, Bette Davis Eyes (1981)

Me encontraste en un vertedero, un antro oscuro y pegajoso en el que nadie me escuchaba cantar y las miradas nunca llegaban a la altura de los ojos, menos la tuya. Era un viernes por la noche y te quedaste hasta que el dueño te apartó para limpiar con la fregona por debajo de tu taburete cuando todos los demás se habían ido y entonces no me viste pero te escuché preguntar por mi. Él se rió con esa risa cómplice medio ahogada que yo odiaba mientras te guiñaba el ojo y extendía la mano para exigir su recompensa. Luego entre las mugrientas cortinas que tapaban el escenario vi cómo indicaba el escobero que usaba como camerino y volvía a guiñarte el ojo y a reírse como una morsa.

Tardé en reaccionar pero al ver que te dirigías a la puerta que te habían indicado me apresuré a volver al cuartucho que usaba para cambiarme y me tropecé en el pasillo. Maldije mi mala suerte con murmullos y mientras me masajeaba el tobillo dolorido noté cómo aparecías detrás de mi y me cogías en brazos levantándome como si nada. Nuevamente me miraste a los ojos y me dijiste “¿se ha hecho daño?” mientras rodeaba tu cuello para sujetarme. “No se” es lo único que acerté a decir y te reíste. Yo también me reí, pero entonces reconocí esa risa y te miré fijamente a los ojos. “¿Papá?”.

Ya tuvimos ocasión de probar el Subaru Forester, un todoterreno “de verdad” en un mundo de SUVs más o menos urbanitas y remilgados. En esta ocasión hemos querido echar otro vistazo al vehículo japonés ya que el fabricante ha introducido modificaciones importantes, sobre todo en el aspecto de la seguridad activa y pasiva que nos han parecido muy interesantes. Un paquete de actualizaciones que sin duda entregan más armas al Forester para competir con los crossover del momento a los que les caracteriza el amplio catálogo de opcionales y sistemas de ayuda a la conducción.

Ficha técnica

En aquel artículo mencionamos que aunque tenga menos fama que otros modelos de casas con más presencia, el Forester es un todoterreno que lleva nada menos que 21 años en el mercado y que es toda una referencia para los entendidos y aficionados empeñados en alejarse del asfalto para sus excursiones. Estas incorporaciones está claro que buscan modernizar el equipamiento para proporcionar una actualización que por el contrario no vamos a notar ni en el aspecto mecánico ni tampoco en el estético ya que se trata de un coche totalmente idéntico al que probamos hace dos años.

Más horas

Eso sí, nos ha permitido transcurrir más horas al volante del Forester y sacar algunas impresiones adicionales sobre su funcionamiento y practicidad. Como hemos adelantado exteriormente el nuevo Forester no supone ningún cambio, sigue teniendo un aspecto moderno y atractivo en el que destaca el diseño de sus grupos ópticos pero a la vez sólido y con un punto de sobriedad muy acorde con su espíritu de todoterreno. A ello contribuye naturalmente su generosa altura sobre el suelo de 22 centímetros que le permite desenvolverse bien fuera de las carreteras y las calles.

En el interior del coche tampoco hay cambios, es amplio y bien distribuido y aprovecha muy bien el aumento de espacio que ha recibido con respecto a la anterior generación del 2014. Como vimos en la prueba anterior Subaru ha optado por una doble pantalla, una que muestra imágenes del sistema de información y entretenimiento y una pantalla superior que complementa esta información con datos del vehículo como el rendimiento de la tracción total, autonomía, hora y temperatura ambiente o datos de consumo. A su izquierda los datos de la climatización en una pequeña pantalla y una más tras el volante que proporciona más datos de viaje e información del coche.

Esta distribución en distintas pantallas puede parecer engorrosa pero ya con esta segunda prueba podemos afirmar que es muy útil, sobre todo teniendo en cuenta las nuevas funcionalidades que veremos más adelante que precisan de una visualización correcta. Con estas cuatro pantallas, por ejemplo, tenemos a la vista mucha más información de forma simultánea sin necesidad de accionar ningún menú o seleccionar opciones. Esto va en contra de la unificación de información que vemos en muchos coches modernos en los que a veces el visualizar un dato sencillo como por ejemplo la autonomía o la temperatura ambiente requiere el acceso a un menú. Un punto que hace reflexionar y que Subaru resuelve muy bien.

Nuevos ojos

En lo que respecta a las novedades la principal es la adopción del nuevo sistema Eyesight, un conjunto se sistemas de seguridad para prevenir problemas durante la conducción. Los “ojos” del sistema son dos cámaras estroboscópicas con amplio rango visual colocadas en ambos retrovisores que permiten al sistema captar imágenes prácticamente en todo el perímetro que rodea el coche. El análisis de esas imágenes permiten al Forester equipado con este sistema activar ocho sistemas de asistencia para el conductor con los que se obtiene un control constante del tráfico y obstáculos que rodean al coche.

El Forester equipado con este sistema, de serie en los modelos de gasolina, dispone así de un control de crucero adaptativo avanzado que incluye el control del acelerador. Durante nuestras pruebas nos agradó mucho la sofisticación del sistema, que mantiene la distancia con los coches que nos preceden en carretera. Además si estamos en un atasco o dentro del tráfico de ciudad con el sistema activado el propio coche no avisará si el coche que nos precede ha arrancado. No pondrá el coche en marcha pero sí nos permitirá reaccionar si el tráfico se mueve y nos hemos distraído durante un momento.

Asistentes

El sistema también dispone de un asistente para la permanencia de carril y aviso de salida del carril con vibración. En lo que respecta a la seguridad en jornadas de tráfico ajetreado el coche ha incorporado también un asistente a la frenada con aviso de pre colisión. También dispone de un sistema de aviso si perdemos adherencia, cosa que es difícil que se produzca gracias al excelente rendimiento de la tracción total permanente que equipa el coche. Para el control de estos nuevos sistemas Subaru ha realizado un ligero rediseño en los mandos situados a la derecha del volante, donde encontraremos los controles para la activación y desactivación de los mismos.

Además de la incorporación de Eyesight, el Forester en sus acabados Executive y Executive Plus incorpora también un sistema de detección de vehículos que se aproximan por la parte trasera mediante radar que emite un sonido y luces en los retrovisores si vamos a maniobrar y el vehículo se aproxima por un ángulo muerto os si vamos a dar marcha atrás y se aproxima un vehículo que igualmente no podemos ver. También dispone de una cámara adicional en el retrovisor derecho para ofrecer una imagen adicional de ese lateral en el caso en el que estemos realizando una maniobra.

En cuanto al motor este Forester equipa el propulsor de gasolina de 150 caballos con la tradicional configuración de cilindros en boxer que es todo un clásico en la marca japonesa. Nos ha parecido algo más refinado que el diésel pero algo corto de potencia para el peso que tiene que mover. Además al tener un par bastante más bajo superar obstáculos hace que el coche se revolucione más, aunque no hemos percibido que encuentre grandes dificultades fuera del asfalto gracias al buen comportamiento de la tracción integral y del cambio automático.

Conclusiones

El resultado de la incorporación de los nuevos sistemas en este Forester es un coche más seguro, sobre todo si afrontamos largos viajes en carretera. Es decir, la actualización es para el lado rutero de este modelo ya que los cambios no afectan a las ya muy buenas capacidades de todoterreno de este modelo mientras que los sistemas de ayuda son muy valiosos tanto a nivel de seguridad como para maniobrar en entornos urbanos. Es por lo tanto un buen complemento para convertir al Forester en un coche más versátil sin tocar sus aspectos mecánicos ni su diseño.

El reencuentro con el Forester nos ha reafirmado en nuestra impresión de que se trata de un SUV muy sólido con soluciones novedosas que pueden marcar la diferencia en casos muy concretos, como es el punto de las múltiples pantallas que proporcionan información simulaneamente. El funcionamiento agradable de su oferta única de motorizaciones con motores boxer quizás algo corta en caballaje y su excelente sistema de tracción total redondean un buen coche que no busca ni mucho menos deslumbrar pero que sí hace los deberes con unas mejoras muy eficaces.

Valoración final
7.5 NOTA
NOS GUSTA
Grandes capacidades todoterreno
Excelente sistemas de ayuda a la conducción
A MEJORAR
Motor algo justo de potencia
Poco sofisticado en carretera
RESUMEN
Se ha convertido en uno de los clásicos para excursiones fuera de la asfalto y la actualización de sus sistemas de ayuda a la conducción lo hacen mejor en carretera
Prestaciones7
Diseño7.5
Consumo7.5
Confort7.5
Sistema de infoentretenimiento8

Click para comentar

Top 5 Cupones

Lo más leído