Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Fallout 76 para PC, análisis: volver al yermo siempre es divertido

Publicado el

El lanzamiento de Fallout 76 para PC se produjo el pasado 14 de noviembre. Algunos medios decidieron lanzar un análisis del juego apenas unas horas de su llegada o un par de días después. Nosotros hemos preferido esperar para tener la oportunidad de probarlo a fondo y así poder ofreceros una visión más clara y completa de lo que podéis esperar.

En lo personal debo decir que soy un amante de la franquicia Fallout, así que tenía muchas ganas de echarle el guante a Fallout 76 para PC. He preferido la versión para compatibles porque quería tener la oportunidad de jugarlo con la configuración gráfica al máximo y a 60 FPS, una experiencia que no es posible en consola. También quería poder valorar otros aspectos que creo que son importantes, como la optimización y el grado de aprovechamiento que éste título hace del hardware de un PC de alto rendimiento.

Sé que en general las críticas que ha recibido Fallout 76 para PC no han sido demasiado buenas, y la versión para consolas tampoco ha salido mejor parada. No vamos a entrar en una discusión profunda sobre si son realmente merecidas o no, vamos a priorizar nuestra visión y nuestras conclusiones tras varios días disfrutando al máximo de este nuevo juego de Bethesda.

Antes de empezar damos las gracias a Ziran por enviarnos el código que hemos utilizado en este análisis.

Lo primero que vemos nada más salir del refugio.

La fiesta de salida del refugio 76.

Equipo de pruebas y configuración

Como hemos indicado hemos utilizado la versión de Fallout 76 para PC. El juego tiene un peso de casi 50 GB, una cifra acorde de lo que podemos esperar de un juego triple A dentro de la generación actual.

A continuación os dejamos un listado con las especificaciones que debemos cumplir para poder moverlo.

Requisitos mínimos

  • Windows 7 de 64 bits.
  • Procesador Core i5 6600K o Ryzen 3 1300X (cuatro núcleos)
  • 8 GB de RAM.
  • Tarjeta gráfica GTX 780 con 3 GB de memoria gráfica o Radeon R9 285 con 2 GB de memoria gráfica.
  • 60 GB de espacio libre (queda en 50 GB efectivos).

Requisitos recomendados

  • Windows 7 de 64 bits.
  • Procesador Core i7 4770 o Ryzen 5 1500X (cuatro núcleos y ocho hilos).
  • 8 GB de RAM.
  • Tarjeta gráfica GTX 970 o Radeon R9 290X con 4 GB de memoria gráfica.
  • 60 GB de espacio libre (queda en 50 GB efectivos).

Nuestros primeros pasos fuera. Como podéis ver algunas texturas no lucen nada bien.

La distancia de visión es amplia, pero hay un efecto borroso demasiado exagerado. Falta nitidez en muchas ocasiones.

En otras ocasiones, sin embargo, nos encontramos escenas fantásticas.

Son unos requisitos que podemos considerar prácticamente como un clásico cuando hablamos de juegos de la generación actual que han sido desarrollados sobre la base de PS4 y Xbox One, y adaptados posteriormente a PC, aunque los mínimos son demasiado altos y sí, están inflados. Es posible mover el juego de forma óptima (1080p, calidad media y más de 30 FPS fijos) con una configuración inferior, siempre que nuestro procesador no baje de los cuatro núcleos y contemos con una GTX 750 Ti o una Radeon R7 265 con al menos 2 GB de memoria gráfica.

Pasamos a ver el equipo que hemos utilizado en el análisis de Fallout 76 para PC:

  • Procesador Ryzen 7 1800X con ocho núcleos y dieciséis hilos a 4 GHz.
  • 32 GB (4 x 8 GB) de RAM G.SKILL Trident Z RGB a 2.933 MHz.
  • Placa base GIGABYTE AORUS GA-AX370-GAMING 5 con BIOS F23.
  • Ventilador Corsair Hydro Series H100i RGB Platinum.
  • Tarjeta gráfica GIGABYTE 980 TI G1 Gaming con 6 GB de GDDR5 a 7,8 GHz y GPU a 1.478 MHz.
  • SSD Samsung Evo 850 de 500 GB (sistema operativo).
  • SSD PCIE NVMe Corsair Force Series MP510 de 960 GB (donde instalamos Fallout 76).
  • SHDD Seagate de 2 TB con 8 GB de SSD como caché.
  • Windows 10 Pro de 64 bits.
  • Todos los controladores actualizados a la última versión disponible.
  • Fuente de alimentación Corsair RM750x con certificación 80 Plus Oro.

El equipo que hemos utilizado en el análisis supera con creces los requisitos recomendados que ha listado Bethesda, así que lo normal sería que Fallout 76 para PC nos funcione sin problemas en calidad máxima y resolución 1080p, el estándar actual del gaming en PC.

Análisis técnico

Fallout 76 para PC presenta un apartado técnico muy curioso. Esta entrega mantiene el motor gráfico Creation Engine, el mismo que se utilizó en Fallout 4, aunque según Bethesda incorpora mejoras que afectan a casi todos los aspectos clave del juego, incluidas las animaciones y la optimización a nivel de distancia de visión.

Esto último es muy importante. Todos los que hayáis jugado a Fallout 4 con la calidad gráfica al máximo sabréis muy bien por qué lo digo. Con esos ajustes la distancia de visión de las sombras era tan exagerada que en grandes ciudades se producía un colapso que hundía la tasa de fotogramas por segundo sin importar la tarjeta gráfica utilizada.

En Fallout 76 se ha solucionado este problema y debo decir que en general el rendimiento es bueno, aunque con matices. Con la configuración al máximo en 1080p y el equipo descrito la media es de 60 FPS fijos, pero se producen caídas ocasionales a los 50-55 FPS, sobre todo cuando entramos en una zona nueva o cuando movemos la cámara demasiado rápido y miramos a zonas lejanas. Esto es un reflejo claro de que el motor gráfico tiene problemas, y de que no está relacionado con la potencia de nuestro PC.

Pasamos ahora a hablar de la calidad gráfica. Como dije arriba Fallout 76 para PC tiene un apartado técnico curioso y no es solo por el motor gráfico que utiliza, sino porque en ocasiones presenta un acabado sobresaliente y en otras luce peor que Fallout 4. Se mantienen las texturas “deslucidas” y un bajo nivel de detalle en la geometría de algunos objetos, síntoma claro de dos cosas: las limitaciones del motor gráfico y el hecho de que estamos ante una adaptación de un juego diseñado para consolas.

Hay muchas texturas de baja calidad, y algunos elementos con un nivel de detalle geométrico muy bajo.

De lejos no tiene tan mala pinta…

Pero de cerca vemos una calidad de texturizado muy baja. Sí, el juego está configurado en calidad ultra.

No, Fallout 76 no aprovecha de verdad el potencial real de un PC de gama alta. A pesar de que los escenarios presentan una mayor viveza y en algunos casos presentan una calidad gráfica que parece superar a Fallout 4 la realidad es que, de media, queda por debajo de aquél, tanto en lo que respecta a la calidad de los escenarios como al modelado de los personajes, los efectos, el texturizado y el sistema de iluminación, reflejos y sombreado.

Consideración aparta merece la distancia de visión y su impacto en el juego. Fallout 76 presenta un marcado sistema de “cordilleras” que subimos y bajamos en muchas secciones para cambiar de zona. Éstas presentan un bajo nivel de detalle en la mayoría de los casos y abusan del efecto de desenfoque para generar un efecto borroso que algunas ocasiones llega a ser irritante. Creo que se trata de un truco utilizado para dar tiempo al motor gráfico y al equipo a procesar y cargar las nuevas zonas sin establecer un punto de carga. Y hablando de los tiempos de carga, la espera para iniciar el juego desde cero es demasiado larga, sobre todo teniendo en cuenta que hemos instalado el juego en un SSD PCIE NVMe de alto rendimiento.

Por lo que respecta al apartado sonoro en general se mantiene al nivel de Fallout 4. Esto no es malo, más bien todo lo contrario. Las armas suena bien, los efectos de sonido rayan a un buen nivel, la música es escasa pero cumple y el doblaje al castellano se agradece. Nada que objetar en este sentido.

Diseño artístico y jugabilidad

Los “rayos de Dios” lucen muy bien.

A nivel técnico Fallout 76 no es un juego sobresaliente, de hecho creo que representa un paso atrás frente a Fallout 4. Sin embargo, entiendo que esto era necesario para dar forma a un título multijugador que pudiera funcionar sin problemas sobre PS4 y Xbox One. El hardware de ambas consolas es muy pobre, y ello ha acabado afectando a la versión para PC, que como dije no aprovecha de verdad el potencial del equipo que hemos utilizado. Fallout 76 para PC presenta una calidad gráfica superior a la versión para consolas, pero la diferencia no llega a ser tan grande como cabría esperar, sobre todo si comparamos con la versión para Xbox One X.

Por suerte esas carencias a nivel técnico se suplen con un excelente diseño artístico. Fallout 76 mantiene toda la esencia de la franquicia y pone a nuestro alcance todo yermo que explorar y saquear. Cada lugar tiene su propia personalidad y sus propias historias, y estas nos son contadas de formas muy diversas: a través de holocintas, de ordenadores, de notas escritas y también a través de los propios escenarios.

La mortal belleza de una tormenta radioactiva.

Un hongo nuclear. Mejor que no te acerques a la zona de impacto…

Esa es precisamente una de las cosas que más me ha gustado de la saga Fallout, su capacidad para contar historias a través de los escenarios y de los elementos que encontramos en los mismos. La ausencia casi total de NPCs se deja notar, pero no llega a ser algo tan grave como algunos se empeñan en hacernos creer, ya que esa carencia se suple de sobra a través de todos los elementos que hemos citado en el párrafo anterior.

Nuestro objetivo es reconstruir Appalachia, una meta que podemos tomarnos con toda la tranquilidad del mundo. Nosotros somos los que marcamos el ritmo en Fallout 76, y eso sin duda se agradece, ya que podemos elegir entre explorar con calma y dosificar las misiones o lanzarnos a completarlas a ritmo acelerado, cosa nada recomendable.

En general todo lo que hizo grande a la franquicia Fallout está presente en Fallout 76 para PC. Ciertos aspectos se han potenciado y la posibilidad de jugar con otras personas añade un toque único al juego, aunque en lo personal siempre he preferido disfrutar de una experiencia en solitario. Siempre afronto cada nuevo Fallout con una gran pasión por al exploración y el saqueo, no dejo una mota de polvo sin revisar, y hacer eso acompañado no es divertido.

A veces la compañía se agradece, sobre todo si hay risas de por medio.

Puede que os preguntéis si está realmente aprovechado el modo multijugador, y lo cierto es que no hay una respuesta absoluta. En algunos aspectos sí, Bethesda ha equilibrado el sistema de juego para evitar ataques y masacres entre jugadores, pero el sistema actual es demasiado suave e impide que el juego desarrolle todo su potencial. Por otro lado tenemos los eventos, una buena manera de interactuar con otros jugadores y de conseguir botín. Son divertidos y cumplen, pero resultan demasiado simples. En resumen, hay margen de mejora.

Pasamos ahora a profundizar en la jugabilidad. El sistema de construcción de bases ha evolucionado al C.AM.P. móvil. La base es la misma que en Fallout 4, con la salvedad de que ahora podemos moverlo de un lugar a otro a cambio de una determinada cantidad de chapas. Es una buena idea, ya que simplifica la gestión del mismo y nos permite aprovecharlo en cualquier momento sin tener que preocuparnos de viajar de un lado a otro. En mi caso he tenido situaciones de ir muy cargado y no querer renunciar a recoger una buena cantidad de chatarra. Al llevar peso de más no he podido usar el viaje rápido, pero he solventado el problema moviendo el C.AM.P a mi ubicación para desguazar y almacenar la chatarra.

Se mantiene la posibilidad de alternar entre la perspectiva en primera y tercera persona, y también el VATS y los atributos clásicos, así como las habilidades (“perks”), pero con algunos cambios que han sido objeto de una gran polémica. Disparar fuera del VATS es muy sencillo, lo que significa que tenemos un abandono del tinte rolero que vimos en Fallout 3 y que quedó diluido en Fallout 4. Esto quiere decir que Fallout 76 para PC apuesta por un enfoque tipo shooter clásico a la hora de disparar, cosa que me ha gustado, francamente.

El VATS también ha cambiado. Sigue consumiendo puntos de acción, pero ya no ralentiza el tiempo. Los enemigos se siguen movimiento, pero no tendremos que preocuparnos por apuntar, solo por la tasa de acierto que tengamos, ya que de ella dependerá si acertamos o fallamos. Francamente creo que la peor decisión que han tomado en lo que respecta a la jugabilidad en general de Fallout 76, no me gusta en absoluto.

¿Cuál debería elegir? Hum, creo que tengo complejo de dromedario…

El nuevo sistema de atributos y de habilidades utiliza cartas y puntos. Cada carta ofrece una habilidad concreta y requiere de una determinada cantidad de puntos para ser utilizada, así que en general se mantiene bastante fiel al modelo clásico. Al principio no me convencía, pero al final me ha parecido un cambio original e interesante. Bien resuelto, aunque lo que más me ha gustado ha sido el tema de la supervivencia.

En Fallout 76 tienes que comer, que hidratarte tomando líquidos y debes tener cuidado con la radiación y las enfermedades que puedes contraer al hacer esas cosas. Dormir en el suelo y consumir determinados objetos de ayuda también puede hacerte enfermar, y los alimentos frescos (como carne y verduras) se echan a perder si no los cocinas o los consumes en un tiempo razonable. Un buen enfoque que obviamente han traído del modo supervivencia de Fallout 4.

Los escenarios cuentan historias…

Cuyo final resulta, a veces, inesperado.

Valoración personal

Fallout 76 para PC me ha dejado sensaciones enfrentadas. A nivel técnico en general está por debajo de Fallout 4, presenta una optimización aceptable aunque con puntos mejorables (tiempos de carga y caídas puntuales de FPS) y hay secciones que literalmente sobran (esas enormes laderas de las que hemos hablado).

Sin embargo, el diseño artístico es sobresaliente, la jugabilidad está bien resuelta y resulta muy divertido y adictivo. Bethesda ha sabido mantener la esencia de la franquicia, algo que unido a la variedad de escenarios, a la artesanía y a la posibilidad de crear nuestra base móvil nos anima a explorar cada rincón del mapa.

La servoarmadura sigue presente y podemos conseguirla con facilidad casi desde el principio, aunque solo podremos utilizar el esqueleto (las piezas piden nivel 25). A pesar de todo es una gran ayuda, ya que mejora nuestra fuerza y nuestra defensa y nos protege del daño por caídas. Vale la pena buscarla nada más empezar. Los viajes rápidos también nos ayudan a movernos de forma fluida por el mapa y a unirnos rápidamente a eventos, así que merece la pena utilizarlos aunque gastemos chapas.

Haciendo un balance global creo que Fallout 76 para PC es un juego poco pulido a nivel técnico que sin embargo cuenta con un excelente diseño artístico. Es divertido, engancha y se deja jugar sin problemas a pesar de los fallos (“bugs”) que todavía presenta. Tiene mucho potencial sin explotar, pero deberías darle una oportunidad, sobre todo si eres un fan de la franquicia.

Valoración final
8,2 NOTA
NOS GUSTA
Buen diseño artístico
Muchas zonas que explorar
Mantiene el carisma de la saga
Divertido y adictivo
Tiene mucho potencial
A MEJORAR
Calidad gráfica mejorable
Presenta errores menores
Port de consola poco optimizado
El nuevo modo VATS
Las misiones son muy simples
RESUMEN
Fallout 76 para PC es una adaptación poco pulida de la versión para consola. Mejorable a nivel técnico, pero muy divertido y adictivo.
Gráficos y sonido7
Jugabilidad9
Rendimiento7
Duración10

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído