Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Suben un Intel Core i9 9900K a 5,5 GHz en una placa base Z170

Publicado el

El Intel Core i9 9900K es un procesador tope de gama, lo más potente que podemos encontrar ahora mismo en el catálogo de consumo general del gigante del chip. Como sabrán nuestros lectores habituales esta CPU está basada en la arquitectura Coffee Lake Refresh y fabricado en proceso de 14 nm++.

A nivel de especificaciones el Intel Core i9 9900K tiene ocho núcleos y dieciséis hilos a una frecuencia de 3,6 GHz en modo normal y hasta 5 GHz en modo turbo con un único núcleo activo. Soporta overclock siempre que utilicemos una placa base con chipset serie Z, y si lo acompañamos de un sistema de refrigeración de gama media no tendremos problemas para subirlo a 5 GHz con todos sus núcleos activos y mantener unas temperaturas razonables.

Compatibilidad entre placas base: ¿qué ha ocurrido?

Cuando Intel anunció los procesadores Coffee Lake de primera generación, conocidos como Core serie 8000, anticipó que éstos no iban a ser compatibles con las placas base serie 100 y serie 200, dos generaciones que soportan procesadores Skylake y Kaby Lake.

En un comunicado oficial el gigante del chip explicó que debido al mayor número de núcleos que montaba esa nueva generación tuvieron que hacer cambios en el sistema LGA, y que aunque físicamente comparten el mismo tipo de socket (LGA1151) existe una incompatibilidad por cuestiones de alimentación.

Los procesadores Core 9000, sin embargo, sí son compatibles con las placas base serie 300, pero también han elevado el número de núcleos máximos (de seis a ocho). Es una buena noticia, ya que permite a los usuarios que actualizaron a la serie Core 8000 dar una segunda vida a su equipo sin tener que cambiar de plataforma, ¿pero realmente existe una incompatibilidad técnica con las placas base anteriores que cuentan con el socket LGA1151?

El overclocker finlandés Luumi ha confirmado que se trata de una incompatibilidad forzada, ya que ha sido capaz no solo de hacer funcionar un Intel Core i9 9900K en una placa base ASRock Z170M OC Formula, sino que además lo ha podido overclockear sin problemas hasta los 5,5 GHz manteniendo todos sus núcleos activos. Ni siquiera al pasar pruebas tan exigentes como CineBench y Prime95 ha tenido problemas de estabilidad, así que  la conclusión es automática.

En el vídeo que acompañamos podéis ver todo el proceso. Recordad que para que un Core 8000 o un Core 9000 funcione en una placa base con chipset serie 100 o 200 es necesario trastear con la BIOS, y que esto puede acabar dando problemas graves y nos lleven a un punto de no retorno. Tampoco debéis olvidar el tema del VRM, es decir, del sistema de alimentación de la placa base. Montar un procesador que tiene una alta demanda energética en una placa base de gama baja también puede ser desastroso, así que mucho cuidado antes de lanzaros a hacer experimentos.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído