Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Los SSD PCIE están desplazando a los SSD SATA III

Publicado el

Las unidades SSD se han convertido en un componente fundamental en cualquier PC actual. La bajada de precios que han experimentado les ha permitido mejorar su atractivo, incluso de cara a los  consumidores con presupuestos muy ajustados.

Es cierto que todavía no hay una paridad real en términos de coste por gigabyte si comparamos un SSD con un HDD, pero esto se compensa con las ventajas que ofrecen los primeros frente a los segundos:

  • Mayor velocidad de lectura y escritura.
  • Menor consumo y generación de calor.
  • Funcionamiento silencioso.
  • Alta resistencia y buena vida útil.

No es un tema nuevo, en en esta guía dedicada a unidades SSDs hemos visto todas sus claves, y también hemos confirmado que este tipo de unidades de almacenamiento puede mejorar de forma significativa la experiencia en juegos.

Sin embargo, cuando hablamos de unidades SSD podemos hacer dos grandes diferenciaciones en función de la interfaz utilizada. Los modelos estándar son aquellos que trabajan a través de SATA III, mientras que los modelos más avanzados utilizan la interfaz PCIE x4 y el protocolo NVMe.

Las diferencias que existen entre ambos tipos son muy importantes. En el caso de los modelos SATA III vemos que pueden alcanzar, de media, velocidades de lectura secuencial de 550 MB/s, mientras que en escritura secuencial llegan a unos 520 MB/s. En el caso de las unidades SSD PCIE x4 esas cifras se elevan a 3.500 MB/s y 2.500 MB/s, respectivamente.

Haciendo una comparación directa vemos que la distancia entre unos y otros es enorme. Sin embargo, en la práctica las diferencias no son tan marcadas como cabría esperar. Ya lo vimos en este artículo dedicado a los tiempos de arranque de Windows 10, y también hablamos sobre ello en este análisis en la sección dedicada a los tiempos de carga en juegos.

Está claro que la mayoría de las aplicaciones y sistemas operativos actuales no están preparados para aprovechar de verdad el potencial que ofrece un SSD PCIE x4, aunque en cualquier caso éste ofrece una mejora de rendimiento clara frente a las unidades SATA III.

La bajada de precios que está afectando al sector de la memoria NAND Flash ha permitido que las unidades SSD PCIE sean cada vez más económicas, una situación que según el presidente de Apacer Technology, CK Chang, está haciendo que este tipo de unidades esté desplazando a las versiones SATA III.

El ejecutivo está convencido que los SSDs PCIE acabarán convirtiéndose en la unidad de almacenamiento dominante del mercado de consumo general a finales de 2019, con una cuota que podría rondar el 50%. No es una predicción descabellada, sobre todo si el precio de la memoria NAND Flash sigue bajando de forma sostenida en los próximos trimestres.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído