Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Xbox Scarlett y PS5 serán más potentes que Google Stadia

Publicado el

Google Stadia se ha convertido en el rival a batir para Xbox Scarlett y PS5, al menos según las últimas informaciones que ha dejado caer Jason Schreier, uno de los editores más importantes del conocido y reputado medio Kotaku, en este hilo de Resetera.

Hace cosa de un mes publicamos un artículo dedicado a Xbox Scarlett y PS5 donde os dejamos un listado completo con las posibles especificaciones de ambas consolas. En ambas consolas esperamos ver un procesador Ryzen 3000 de última generación basado en Zen 2 con 8 núcleos y 16 hilos y una GPU Radeon Navi, cuya potencia bruta rondaría los 12 TFLOPs. Si ponemos eso en perspectiva y lo enfocamos de una manera más concreta la conclusión es simple: ambos sistemas tendrán potencia suficiente para mover juegos en resolución 4K y alcanzar 60 FPS.

Jason Schreier confirma esa información diciendo que tanto Sony como Microsoft competirán con Google Stadia, y que ambas consolas superarán la potencia de 10,7 TFLOPs que tiene cada unidad-servidor de dicho servicio de juego en streaming. Dicho de otra forma, Xbox Scarlett y PS5 tendrán una potencia bruta mayor que la que ofrecerá Google Stadia a sus usuarios de forma individualizada.

Si hablamos de fechas de lanzamiento se mantiene lo que habíamos ido diciendo hasta ahora, Xbox Scarlett y PS5 serán anunciadas entre finales de 2019 y principios de 2020 y llegarán entre mediados y finales de dicho año. Puede que Microsoft golpee primero y se adelante un poco a Sony, pero en cualquier caso la diferencia temporal entre ambas será mínima.

Streaming frente a juego tradicional

La semana pasada os dimos la palabra en un artículo de opinión sobre Google Stadia, y tras leer vuestros comentarios creo que la mayoría estáis de acuerdo en que es un servicio prometedor que, sin embargo, todavía se encuentra en una etapa muy temprana y que tiene muchas cosas que demostrar.

Una de las principales ventajas que tendrá dicho servicio frente a Xbox Scarlett y PS5 es que no requerirá la compra de ningún tipo de hardware para jugar. Tampoco tendremos que ir adquiriendo juegos, ni instalaros o configurarlos.

Todo esto tiene un lado negativo, y es que la inversión que hagamos a la hora de jugar a través de Google Stadia no tendrá ningún tipo de valor residual, es decir, no tendremos nada que podamos vender después para recuperar algo de dinero, y tampoco tendremos un catálogo de juegos tan amplio como el de ambas consolas, al menos en principio.

Como dije en su momento no descarto que Google Stadia acabe poniendo patas arriba el sector del videojuego, pero todavía tiene mucho camino por delante.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído