Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

PS5 utiliza una APU AMD Gonzalo y su procesador corre a 3,2 GHz

Publicado el

Se había especulado mucho con la posibilidad de que PS5 no iba a utilizar una APU AMD, sino una configuración de CPU y GPU separadas, pero esto es algo que podemos dar por desmentido. Desde DigitalFoundry, uno de los medios más fiables del mundillo tecnológico, aseguran que la nueva consola de Sony utilizará la rumoreada APU Gonzalo, una solución que integra un procesador Zen 2 y una solución gráfica Radeon Navi.

Esto encaja con todo lo que habíamos ido viendo hasta ahora, pero antes de seguir creo que es importante responder a una pregunta que surge del párrafo anterior, ¿realmente tenía sentido la idea de utilizar una configuración CPU y GPU individualizada en PS5 al más puro estilo PC? La respuesta es un no rotundo. Ya lo he comentado en ocasiones anteriores, optar por esa estructura a nivel de hardware obliga a utilizar un nuevo diseño y a integrar soluciones de refrigeración dedicadas a ambos componentes, lo que supone, en definitiva, un incremento importante de los costes productivos.

Los costes de producción juegan un papel fundamental en las consolas de nueva generación, y las ventajas reales que podría haber obtenido Sony de esa configuración no habrían sido suficiente como para justificar todas las complicaciones que lleva asociadas. Montar una APU AMD Gonzalo como corazón de PS5 es, en resumen, la opción más equilibrada en términos de rendimiento, arquitectura interna, refrigeración y costes.

Centrándonos en las claves de esa APU sabemos que su lado CPU es un procesador Zen 2, la misma arquitectura que hemos visto en los Ryzen 3000, pero presenta algunas particularidades importantes. Lo primero que debemos tener en cuenta es que su frecuencia máxima es de 3,2 GHz, pero puede reducirla en función de las tareas que esté llevando a cabo. Esto quiere decir que cuando la consola trabaje a nivel de interfaz o con juegos más sencillos pueden funcionar a 1,6 GHz para consumir menos energía.

Dicho procesador cuenta con 8 núcleos y 16 hilos, como los procesadores Ryzen 7 3700X y Ryzen 7 3800X, pero funciona a una frecuencia inferior comparado con aquellos y tiene solo 4 MB de caché L3, una cifra que contrasta en gran medida con los 32 MB de caché L3 de ambos chips. Esto quiere decir que en términos de rendimiento bruto estará por debajo de ambos, pero a cambio tendrá un consumo y unas temperaturas de trabajo mucho más contenidas.

La unidad gráfica de PS5 es una Radeon Navi de AMD. Su rendimiento está más o menos al nivel de una GTX 1080-Radeon RX Vega 64, lo que significa que tiene potencia bruta suficiente como para mover juegos en 4K. Según las informaciones más recientes este núcleo gráfico estará basado en la arquitectura RDNA de segunda generación, y contará con núcleos dedicados a acelerar trazado de rayos a nivel de hardware.

Para que os hagáis una idea del salto que supone esto vamos a hacer una rápida comparativa con las especificaciones de PS4. La actual consola de Sony tiene una CPU AMD Jaguar de ocho núcleos a 1,6 GHz, un chip cuyo IPC es muy bajo (al nivel de los Intel Atom), y una GPU Radeon GCN semipersonalizada que posiciona entre la Radeon HD 7850 y la HD 7870. Como vemos la diferencia entre ambas consolas va a ser enorme. Antes de terminar os recuerdo que según las últimas informaciones PS5 tendrá un precio de venta de 499,99 euros.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído