Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

¿Vivimos en un mundo parecido al descrito por Blade Runner?

Publicado el
Blade Runner

«Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir». 

La película Blade Runner de 1982 imaginó una metrópoli distópica localizada en noviembre de 2019. La ciencia ficción a menudo adelanta acontecimientos, pero, ¿hasta qué punto la cinta de Ridley Scott se adelantó al futuro? Un interesante artículo publicado por la BBC intenta responder a la pregunta.

Como adaptación libre de la novela ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de Philip K. Dick, Blade Runner se estrenó con discretos niveles de taquilla y críticas mixtas de una parte de la prensa especializada que seguramente no entendió en su momento la obra maestra que tenía ante sus ojos. Después de hasta siete revisiones a petición de los co-productores, convertirse en una de las primeras películas en estrenar el formato DVD y una versión Final Cut para celebrar el 25 aniversario de su estreno (la única donde Ridley Scott tuvo el control total del montaje), la cinta obtuvo el reconocimiento merecido. Hasta la secuela de 2017 Blade Runner 2049 es una continuación muy digna del original.

Más allá de sus aspectos técnicos (fantásticos los aspectos visuales, fotografía y banda sonora), la cinta destaca por ser precursora del cyberpunk y ha sido elogiada como una de las películas más influyentes de todos los tiempos. La película describe un futuro decadente en el que se plantean cuestiones que han terminado de convertirse en preocupaciones fundamentales para el ser humano del siglo XXI. En la misma época donde se ambienta (noviembre de 2019), para algunos autores Blade Runner ya no es ciencia ficción, es un thriller contemporáneo.

Blade Runner

Que sepamos no existe -todavía- una fuerza policial que «retire» replicantes, máquinas genéticamente modificadas y casi humanas, después que se revelaran en una colonia espacial. También tiene cuestiones discordantes propias de una época donde no existía Internet, como que Harrison Ford se informe de las noticias leyendo un periódico en la ventana de una tienda de venta de voluminosos televisores de culo enorme por sus rayos catódicos. Y sí, la guapísima Sean Young fuma como una cosaca ¡y en una oficina!

¿Describe Blade Runner el mundo actual?

Más allá de componentes particulares, Blade Runner ofrece algo fundamental, relatar una perspectiva sociopolítica del mundo que -para algunos- coincide con la actualidad de noviembre de 2019. Y no es particularmente bienvenido, según el editor del periódico de ciencia ficción, Uncanny Magazine: «Es decepcionante, como poco, que lo que Blade Runner ‘predijo’ con precisión sobre un paisaje distópico formado por la influencia y los intereses corporativos, el efecto perjudicial de la industrialización masiva sobre el medio ambiente, el estado policial y los caprichos de los ricos y poderosos que resultan en caos y violencia sufrida por los marginados sociales», sea una realidad hoy.

Blade Runner

En la película, los replicantes tienen programada una vida útil de solo cuatro años, para evitar una nueva revolución. El autor cree que hay «algo profético en la frustración y la rabia de los replicantes ante sus vidas acortadas, como resultado de la codicia e indiferencia corporativas, que se refleja en el estado actual de la atención médica en países como los Estados Unidos y la explotación globalizada de los trabajadores«.

En cuanto a los efectos devastadores de la contaminación y el cambio climático evidentes en Blade Runner y su secuela de 2017 Blade Runner 2049, el escritor y desarrollador de software Matthew Kressel asegura que «el colapso ambiental que la película describe tan vívidamente no está muy lejos de donde estamos hoy» y pone como ejemplo el paisaje urbano de una metrópoli como Beijing. Algunas imágenes de la capital china podrían pasar por un fotograma de la película. 

Blade Runner

Imagen real de Beijing

Otra cuestión abordada en Blade Runner y de plena actualidad es el reparto de la riqueza«La descripción de la película de los que tienen y los que no tienen, aquellos que pueden vivir vidas cómodas, mientras que el resto vive en la miseria, es notablemente paralela a la inmensa disparidad en la riqueza entre los más ricos y más pobres del mundo de hoy. En ese sentido, la película es bastante precisa». comenta.

¿La ciencia ficción es predictiva o simplemente entretiene?

La galardonada autora de temas de ciencia ficción, Mary Robinette Kowal, cree que el género «ofrece un patio de recreo para experimentos de pensamiento. Nos permite inclinar nuestro mundo hacia un lado, mirar los tejidos interconectados y luego dibujar cadenas lógicas de causalidad en el futuro. La mejor ciencia ficción es relevante no por la tecnología que contiene, sino por las preguntas que nos obliga a hacer. Blade Runner, por ejemplo, pregunta sobre la moralidad de crear vida sensible con el propósito de esclavizarla».

La autora cree que Blade Runner «dio forma a muchas de nuestras ideas sobre cómo será el futuro. Si pensamos en trazos amplios, creo que lo hizo sorprendentemente bien. Contaminación, hablar con nuestras computadoras, corporaciones que dirigen el país y las cuestiones éticas de quién debe ser considerado como una persona. Si hablamos de detalles, los autos voladores existen ya solo tres décadas después».

Aunque no sea necesariamente predictiva, la ciencia ficción también puede demostrar tener una relación simbiótica con el presente. Kowal dice que «muchas personas citan películas o libros como inspiración para un invento. ¿Star Trek inventó el teléfono plegable o lo hizo surgir? ¿1984 predijo el estado del Gran Hermano o evitó que fuera generalizado?»

El género también puede proporcionarnos una advertencia para que reparemos nuestros desastres antes de que terminen produciéndose. Seguramente, nadie querría vivir en noviembre de 2019 representado por Blade Runner, aunque Kressel opina que no debemos estar tan seguro de que alguna empresa actual no quisiera convertirse en una corporación Tyrell como la de Blade Runner.

Corporación Tyrell, la arquitectura del diablo

«En cierto modo, Blade Runner puede considerarse como la última historia de advertencia», dice. “¿Ha habido alguna vez una visión tan sombría que muestre cómo la degradación ambiental, la deshumanización y el alejamiento personal son tan perjudiciales para el futuro del mundo?»

El tema da para muchísimo y te toca participar en los comentarios. ¿Cómo lo ves? ¿Encuentras ecos de la sombría distopía de Blade Runner en el noviembre de 2019 actual donde se localiza la película? Buen debate el que plantea el artículo de BBC que te recomendamos.

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

4 comentarios
  • Edgar

    Vamos a la cuestión importante. Creo que la traducción de la mítica frase en España se hizo mal, ya que según entiendo en versión original quiere decir «Naves de ataque» no «Atacar naves». ¿Que opinais? xD

  • Skynet

    Me recordó a lo de Ataque en Titanes / Titan de Ataque

  • Marcelo Bosch

    Me temo que la especulación seguirá y como sea le encontraremos similitudes con el mundo actual. Para mí no dio ni una.

  • gustavo m

    «Atacar naves en llamas más allá de Orión»

Top 5 Cupones

Lo más leído