Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Así es como Microsoft gana dinero con Windows 10

Publicado el
Microsoft Windows 10

¿Cómo gana dinero actualmente Microsoft con Windows 10? El modelo de negocio del gigante de Redmond ha dado un giro radical en los últimos años, hasta el punto de que su sistema operativo, que fue durante décadas su gran punta de lanza, no es en estos momentos su mayor prioridad.

La transición disruptiva

Si bien la transición de los productos (licencias de Windows y Microsoft Office principalemente) a los servicios ha podido iniciarse cuando Steve Ballmer estaba al frente, para muchos fue tras la llegada de Satya Nadella al puesto de CEO cuando el modelo de negocio de la compañía empezó a dar un giro de 180 grados, pasando a apoyarse de manera mucho más fuerte en los servicios.

La llegada de Satya Nadella al puesto de CEO ha sido uno de los instantes más disruptivos de la historia de Microsoft, ya que no solo ha modificado de manera significativa las prioridades en el modelo de negocio, sino que además ha trabajado mucho para cambiar la imagen de una compañía que estaba muy mal vista desde muchos frentes, sobre todos los círculos ligados al software libre y el Open Source.

La revolución interna del gigante de Redmond empezó a visualizarse con la liberación del código fuente de la parte correspondiente al servidor del framework .NET, creando en consecuencia .NET Core y abriendo la puerta a su ejecución en Linux y Mac (con macOS). Aquello fue uno de los mayores bombazos tecnológicos de 2014 y el inicio de la transformación del gigante hacia algo mucho más amigable con el Open Source.

Tiempo después llegó la liberación del código fuente de Visual Studio Code, siendo aquel instante el punto de inflexión de dicha aplicación, que pasó a convertirse en uno de los proyectos Open Source más exitosos de los últimos años y en un producto de referencia dentro de su segmento. La adhesión de Microsoft a The Linux Foundation y la posterior compra de GitHub fueron otros movimientos que muestran que Microsoft se ha convertido en una compañía casi Open Source, cosa que sorprende bastante si recordamos que se trata de la misma corporación que llamó cáncer a Linux a principios de este siglo.

Obviamente, ninguno de estos movimientos son pura benevolencia, sino que detrás hay importantes intereses comerciales. Como bien dirían los anglosajones: “Business is business”. Linux tiene un gran peso en Azure, motivo que podría ser el origen del amor que ahora siente el gigante de Redmond por el sistema Open Source, o más bien de por qué ha convertido en multplataforma y en algunos casos Open Source algunas de sus tecnologías más relevantes.

¿Cómo han afectado todos estos cambios a Windows? El mismo Satya Nadella ha comentado que el archiconocido sistema operativo no es en la actualidad lo más importante para Microsoft, sin embargo, que no cunda el pánico, porque esto no quiere decir que Windows 10 sea irrelevante. Ahora la prioridad no es tanto la venta de licencias como el ecosistema fuertemente basado en los servicios. Esto explicaría, por ejemplo, la adopción de Android como sistema operativo móvil de referencia, ya que lo importante es que la gente use Microsoft, si es a través de Windows 10 mejor, pero sin cerrar la puerta a los usuarios de Android, Linux, iOS y Mac.

Tras dejar claro que el sistema operativo ya no es el eje de la compañía y ha pasado a ser solo una una pieza más (una de las más importantes) del ecosistema, vamos a mencionar 8 formas que tiene Microsoft de hacer dinero con Windows 10.

Microsoft sigue vendiendo licencias de Windows 10 a empresas, OEM y al por menor

Que Microsoft haya dado prioridad a los servicios no significa que haya abandonado la venta de licencias, a pesar de que el último método de ingresos mencionado ha perdido fuerza debido a que la compañía ha dado muchísimas facilidades para obtener Windows 10, con especial mención a la posibilidad de actualizar gratis desde Windows 8.1 y Windows 7.

Aunque se pueden adquirir licencias de Windows 10 en el mercado minorista, los ingresos de la compañía por esta vía llegan sobre todo de dos frentes: empresas y OEM. Las empresas no suelen renovar su hardware con frecuencia, por lo que el impulso del último sistema operativo de Microsoft es una excusa perfecta para renovar las flotas de ordenadores. Por otro lado, el tema de los OEM es algo muy antiguo y que todos hemos visto. Hablamos de esos fabricantes de ordenadores que preinstalan Windows, si bien la oferta de equipos que vienen sin sistema operativo ha crecido de forma notable en los últimos años y ahora no resulta extraño encontrarlos, incluso de fabricantes mainstream como Acer, ASUS y MSI.

Tanto los OEM como las empresas tienden a comprar licencias de Windows 10 en lote a Microsoft, muchas veces mediante acuerdos opacos de los que en muy raras veces conoceremos los detalles. Hasta el día de hoy los números les siguen saliendo positivos a la compañía.

Aplicaciones, juegos y otros contenidos vendidos a través de la Microsoft Store

Microsoft impulsó su tienda hace años como medio centralizado para ofrecer contenidos para su sistema operativo, abarcando juegos y aplicaciones tanto propias como de terceros.

Al igual que otras tiendas digitales como Steam, GOG y Epic Games Store, la corporación con origen en Redmond se cobra un porcentaje de los ingresos de cada venta que hagan los publicadores y desarrolladores terceros en la Microsoft Store, siendo una fuente de ingresos adicional que principalmente proviene de los usuarios de Windows 10.

Microsoft Store

Las aplicaciones de bloatware preinstaladas en Windows 10

El bloatware es uno de los aspectos más criticados de Windows 10, pero a la vez es otra fuente de ingresos para Microsoft, de ahí que la compañía haya decidido cambiar su estrategia de suministrar su sistema operativo solo con los componentes necesarios más algún clásico como Paint.

Posiblemente siguiendo la estela de sus propios OEM e incluso Android, Windows 10 suministra por defecto una gran cantidad de aplicaciones que casi nadie quiere, pudiéndose encontrar cosas con tan poco sentido como un instalador de Candy Crush, el cual es inútil para la inmensa mayoría de los usuarios.

Sin embargo, cada persona que descargue Candy Crush y contenidos similares desde Windows 10 está dando algunos dólares adicionales a Microsoft. Quizá un usuario no aporte mucho a las arcas de la compañía, pero si multiplicamos eso por cientos de millones la situación cambia, generando al final una cantidad importante de dinero.

Candy Crush en Windows 10

Publicidad mostrada directamente en Windows 10

Para según qué cosas, a muchos Windows 10 les recuerda a Android, y no es para menos, porque el hecho de impulsar los servicios ha hecho que los usuarios puedan ver publicidad desplegada en algunas partes del sistema operativo, entre ellas la barra de tareas y la pantalla de bloqueo. Esta estrategia puede recordar mucho a Google, que tiene en su maquinaria de publicidad una de sus principales fuentes de ingresos. Como no podía ser de otra forma, esta característica ha despertado las iras de los defensores de la privacidad.

La barra de búsqueda del sistema

La barra de búsqueda de Windows 10 puede mostrar resultados de búsquedas apoyándose en Bing, el buscador de Microsoft competidor del omnipresente Google. Al igual que la compañía de Mountain View, Bing es una fuente de ingresos a través de la publicidad (sí, uno de los puntales del modelo basado en servicios de Microsoft es la publicidad).

El buscador de la corporación con origen en Redmond, a pesar de registrar unos números muy inferiores, es posiblemente el competidor de Google mejor posicionado. Y es que pesar de que DuckDuckGo, Qwant y el mencionado Bing han mejorado, para muchos Google sigue siendo el más preciso cuando quieren consultar o buscar algo, en especial cuando se trata de algunas áreas específicas con orientación técnica.

Barra de busqueda de Windows 10 funcionando con Bing

Suscripciones de Skype

Si bien se trata de un servicio con soporte multiplataforma es incluso es capaz de funcionar desde un navegador web, la aplicación oficial de Skype viene preinstalada en Windows 10, siendo actualmente parte de Office 365.

Además de ser ampliamente utilizado en el mundo corporativo y para la realización de videollamadas, Skype también permite llamar a teléfonos fijos y móviles internacionalmente. Aquí es donde Microsoft hace dinero, ya que vende créditos para llamadas y suscripciones. El hecho de que la aplicación venga preinstalada en Windows 10 no es más que una invitación a comprar crédito o contratar una suscripción.

Planes de suscripción de de Skype

Suscripciones de Office 365 y Microsoft 365

Muchas computadoras que se venden con Windows 10 traen Microsoft Office preinstalado, y una vez abierto, se pregunta al usuario si quiere suscribirse a Office 365 a cambio de pagar una cuota. Sin embargo, los usuarios pueden emplear como alternativa una versión web del propio Microsoft Office, la cual a nivel de posibilidades puede quedarse corta para los usuarios avanzados y las empresas, a quienes principalmente van dirigidos los paquetes de pago de la suite ofimática.

Al igual que con Skype, la intención es incitar a los usuarios a contratar una suscripción de Office 365, mientras que Microsoft 365 es una línea de servicios bajo suscripción que abarca Windows 10, Office 365, gestión de la seguridad de los dispositivos y gestión de soluciones.

Suscripciones de OneDrive

Y cerramos este artículo con las suscripciones de OneDrive, el servicio de almacenamiento en la nube de Microsoft.

La aplicación oficial de OneDrive viene preinstalada en Windows 10 con la intención de incitar a los usuarios a contratar el servicio, si bien aquí Microsoft debe competir contra otros veteranos jugadores como Dropbox.

Partiendo de 5GB gratuitos con solo tener una cuenta de Microsoft, los usuarios pueden suscribirse a algunos de los planes de pago para obtener más espacio de almacenamiento. Además de los planes con Office 365, también hay otros a nivel personal y con solo el almacenamiento que pueden terminar siendo realmente útiles, aunque es importante tener en cuenta la disponibilidad de la aplicación para todos los sistemas operativos, ya que por ejemplo en Linux hay que tirar de Insync.

Planes de suscripción de OneDrive

5 comentarios
  • Goo Ball

    ¿Y las administraciones públicas cuánta parte del pastel representan? Sobre todo ahora que va a acabar (si es que no ha acabado ya) el periodo de mantenimiento de windows 7 cuánto le va a costar por ejemplo al gobierno español renovar licencias en colegios, institutos, hospitales, juzgados, ayuntamientos, comisarías… ¿o Microsoft va a regalar las licencias para que el dinero público se pueda gastar en cosas necesarias? (o en que los políticos financien farmacéuticas y roben lo que les de la gana, que con tanta gente votando me parece que ya hay quien asume que esa es la labor de un político).

  • mario cardabollo

    No he entendido la parte esa de… con tanta gente votando.

  • Tarn

    La inclusion de publicidad en el propio sistema operativo es una grave violacion a la privacidad. Pero… a fin de cuentas, es un proyecto de codigo cerrado y solo con el hecho de usarlo ya es un peligro a la privacidad porque no sabemos que es lo que hace en su interior.

  • Rufus Murdock

    Pues probablemente dejen muchos equipos no-críticos sin actualizar (las administraciones pasan bastante del tema).

    También pueden comprar hasta 3 años más de soporte para Windows 7 pro/enterprise… pero no sale barato.

    https://www.muycomputer.com/2019/02/06/soporte-extendido-pago-windows-7-precios/

    Por último, siempre pueden actualizar los equipos compatibles a Windows 10… concretamente, a la versión de windows 10 para empresas sin el blotware y apps de microsoft.

  • Para el usuario paranóico; no sabemos qué hace Windows al iniciar o apagarse que tarda tanto, aun así con disco SSD, si lo comparamos con versiones de Ubuntu por así decir.

Top 5 Cupones

Lo más leído