Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Nissan e-NV200, elocuencia

Publicado el
Nissan e-NV200, elocuencia 35

«Moving, all the people moving» Moving (Macaco 2011)

No paraba de subir gente al vagón y a un cierto punto ya no podía hacer como que estaba inmerso en la lectura de mi novela. En realidad apenas tenía espacio para hacerlo sin molestar a los demás así que cerré el libro y lo apoyé sobre mi regazo. Y me dispuse a observar a la gente que viajaba conmigo, con los que compartía destino (como mínimo hasta la siguiente estación). La mayoría centraba la atención en su teléfono móvil a pesar de no disponer de cobertura. A un par de chicas a las que alcanzaba a ver el contenido de las pantallas de sus celulares las descubrí enfrascadas en un juego en el que había que explotar bolas y otros coloridos objetos de geometría gelatinosa. Otro chico, junto a ellas, estaba leyendo un artículo o una novela. Los tres con el semblante igualmente serio y concentrado.

Una señora con aire somnoliento repasaba lo que tenía apuntado en una libreta. Suspiraba. Cerraba la libreta con gesto preocupado. La volvía a abrir. Volvía a repasar el contenido. La cerraba de nuevo. Así una y otra vez, suspirando cada vez más fuerte. Un grupo de niños reía forzadamente las gracias del más payaso de todos que imitaba probablemente a un pobre profesor. Las mochilas en el suelo formaban un colorido corrillo análogo al de sus dueños pero mucho más triste. Llegamos a la estación. Casi no me da tiempo a levantarme para colocarme en la corriente de personas que se agolpan para ganar la puerta en cuanto se abra. Pero la puerta no se abre. Y no se abrirá.

Nissan es sin duda un fabricante pionero en movilidad eléctrica urbana, pero no solamente por el Nissan Leaf como apuesta por la movilidad urbana con carrocería de turismo de cinco puertas sino que dos años después de su lanzamiento en 2010 el fabricante japonés utilizaba la misma plataforma del Leaf para lanzar la Nissan e-NV200, una furgoneta basada en la NV200 también eléctrica que ampliaba la versatilidad del Leaf.

Nissan e-NV200, elocuencia 37

Ficha técnica de la Nissan e-NV200

Se trata de un vehículo versátil que ofrece por un lado una posible solución de transporte de mercancía, eminentemente urbana, y por el otro supone una de las pocas alternativas asequibles que podemos encontrar en el mercado para aquel comprador que precise de un vehículo eléctrico con espacio de carga extra y la posibilidad de disponer de siete plazas. Por lo tanto una posible solución, por ejemplo, para familias numerosas con vocación ecológica.

Siete plazas eléctricas en la Nissan e-NV200

Hemos tenido la oportunidad de probar un modelo de Nissan e-NV200 con configuración de siete plazas para comprobar la versatilidad de un modelo que aunque tiene ya algunos años de presencia en el mercado y elementos quizás algo anticuados para lo que se estila en el cada vez más boyante mercado de vehículos eléctricos, ofrece interesantes posibilidades.

Nissan e-NV200, elocuencia 39

El diseño de este modelo se ha quedado quizás algo anticuado. Hay que tener en cuenta que la Nissan e-NV200 tiene ya una década y con distintas motorizaciones y configuraciones sigue conservando esencialmente la mismas línea con un frontal inclinado que luce dos grandes faros y un generoso paragolpes en los que se encuentran los faros antiniebla.

En el centro se encuentra la portezuela para dar acceso a los conectores de carga que en este caso son los mismos que encontramos en el Leaf del que deriva: conector Tipo 1 para carga semirápida y CHAdeMo para carga rápida. La parte posterior desciende en vertical para aprovechar todo el espacio entre ejes. Toda la parte trasera se abre en un gran portón.

Puente levadizo

El acceso al interior por la parte delantera es muy cómodo gracias a las grandes puertas y a la altura del coche. Para la parte trasera se han elegido puertas correderas de apertura manual que dejan mucho espacio y facilitan su apertura en lugares estrechos. El portón dispone de una ventana muy pequeña y de apertura parcial que resta iluminación natural al interior y da la impresión de «acabado industrial».

Nissan e-NV200, elocuencia 41

Los asientos delanteros son algo espartanos por tapizado y diseño pero suficientemente cómodos gracias a su acolchado. El conductor se coloca en la postura clásica de conducción de furgonetas, más erguido que en un turismo o un SUV. Esta posición favorece la visibilidad a pesar de que el morro es alargado e inclinado y facilita mucho las maniobras urbanas, gracias también al generoso tamaño de los retrovisores.

Nissan e-NV200: Como en el Leaf

El salpicadero luce el mismo sistema de información y entretenimiento así como controles de climatización y salidas de ventilación que vimos en el Nissan Leaf mientras la instrumentación e indicadores de detrás del volante son parecidos pero no dispone de la pantalla de información lateral de la izquierda sino que tiene una algo más pequeña en la parte derecha.

Nissan e-NV200, elocuencia 43

En esta pantalla tendremos los datos de carga de la batería, autonomía, velocidad, potencia que está produciendo el motor así como datos del odómetro. La información no es abundante pero se muestra de forma clara y es suficiente para el funcionamiento del coche en el día a día. Como comentamos la pantalla del sistema de información es la misma que en el Leaf y el sistema es idéntico.

Nissan e-NV200, elocuencia 45

En esta pantalla, además del navegador y controlar funciones de sonido y climatización, podemos ver bastante información del funcionamiento del propulsor y de la batería del coche. Interesantes los datos de consumo que entre otra información nos permitirá saber cuánto está consumiendo el sistema de climatización, importante si estamos apurando la autonomía del vehículo.

Cambio eléctrico en la Nissan e-NV200

Más abajo encontramos el selector de cambio que además de los modos clásicos de conducción permite seleccionar el modo de retención (posición B) en el que el motor regenera al máximo y frena el coche. Encima del selector se encuentra el botón de encendido y el que permite activar el modo Eco de ahorro de energía que limita la potencia a 67 caballos además de desactivar la climatización.

Nissan e-NV200, elocuencia 47

Los acabados del e-NV200 son funcionales y abunda el plástico duro por lo que la sensación es que se ha primado la practicidad y el ahorro de costes por encima de otras consideraciones. El volante también es sencillo pero dispone de todas las funciones necesarias a mano, incluidos botones de control del audio, del reconocimiento de voz, de la información en pantalla y del control de crucero.

La versión que probamos disponía de siete plazas que a diferencia de otros sistemas que encontramos en otros modelos los asientos adicionales se pliegan y se cuelgan de los laterales dejando libre el suelo del vehículo. Se puede acceder a estas plazas con el sistema habitual de plegar el respaldo y desplazar las plazas laterales de la segunda fila. Esta se divide en un asiento para la parte derecha y uno doble en la izquierda.

Acceso total

Como hemos mencionado el acceso a la zona de carga es total ya que el portón ocupa toda la parte de atrás. Esto es muy práctico para la carga y descarga de objetos pero presenta dificultades para abrirlo si hay una pared cerca de la parte trasera. El volumen de carga es muy grande: con las tres filas de asientos disponibles hasta 443 litros (870 litros cargando hasta el techo) y si solamente dejamos dos más de 2.000 litros. No en vano este modelo deriva de una furgoneta de carga.

Nissan e-NV200, elocuencia 49

En lo que respecta a la conducción esta Nissan dispone de un motor eléctrico de 109 caballos (si no activamos el modo ECO) que parecen algo justos para un coche de este tamaño. Sin embargo en la práctica e incluso con el coche cargado gracias a las peculiaridades de la motorización eléctrica (tenemos la potencia total disponible en todo momento) no hemos notado para nada falta de potencia tanto para la conducción en ciudad como en carretera incluso en adelantamientos.

Tras una buena cantidad de kilómetros nos hemos encontrado muy a gusto con el e-NV200 en ciudad, totalmente en silencio, con una excelente visibilidad, una dirección adaptada para las maniobras y prestaciones más que suficientes para desenvolvernos por las calles, incluso con el modo ECO activado. El vehículo es más compacto de lo que parece y pronto (gracias también a los sensores de aparcamiento) pronto nos encontraremos cómodos aparcando en espacios aparentemente demasiado pequeños.

Vida de ciudad

Esta plácida vida urbana se complica un poco en carretera. Como hemos apuntado a pesar de la potencia no demasiado alta el Nissan acelera sin problemas en autopista y carretera pero al afrontar zonas con curvas nos enfrentaremos a sus limitaciones en la amortiguación y la altura. No llega a transmitir sensación de inseguridad pero no es tan ágil como un monovolumen más rutero.

Nissan e-NV200, elocuencia 51

En carretera también nos enfrentaremos a las limitaciones del aislamiento acústico y la aerodinámica ya que se nota bastante el ruido del aire cuando superamos los 80 kilómetros por hora. La velocidad máxima está limitada a 123 kilómetros por hora. No hay más limitaciones a realizar viajes en carretera ya que se viaja con bastante confort. Eso sí, la autonomía de la batería no permite desplazamientos largos. La autonomía homologada NEDC es de 163 kilómetros y permite cargar hasta a 6,6 Kwh.

Nissan e-NV200: Conclusiones

En diversos aspectos la Nissan e-NV200 se ha quedado algo anticuada: se basa en un modelo de hace diez años, tiene una batería de escasa capacidad y unos acabados espartanos. Además algunos detalles detallan su origen como furgoneta como las ventanas de los pasajeros o la apertura total del portón trasero. La potencia del motor, aunque se revela suficiente para ciudad, se queda algo justa para desplazamientos extra-urbanos.

Nissan e-NV200, elocuencia 53

Y sin embargo esta Nissan es única: no hay otro vehículo eléctrico (a menos que queramos rascarnos el bolsillo y optar por un Tesla Model X) que nos permita transportar siete personas o que tenga una capacidad de carga similar. Si Nissan optara por modernizar la mecánica y la batería y/o rebajar el precio este modelo pasaría a ser de única y buena opción (razonable) de siete plazas eléctrico a una sobresaliente.

Valoración final
7.3 NOTA
NOS GUSTA
Enorme espacio de carga
Siete plazas
Muy cómodo en ciudad
A MEJORAR
Diseño algo antiguo
Prestaciones en carretera algo justas
Acabados espartanos
RESUMEN
El e-NV200 de Nissan es un vehículo eléctrico de los más práctico del mercado con un gran espacio interior y siete plazas. Le falta poco para ser mucho mejor.
Prestaciones7
Diseño6.5
Consumo8.5
Confort7.5
Sistema de infoentretenimiento7

 

2 comentarios
  • Gregorio Ros

    No tengo el gusto de tener ningun coche eléctrico, pero conozco a un proveedor con el que tengo confianza que posee una e-nv200 ya varios años y me cuenta muchas cosas buenas sobre ella. Este señor es de los que hace los números «finos» y en todos los aspectos. Tengo que decir que no coincide con ella en mi ruta por lo tanto comento solo de palabra. Uno de los aspectos positivos que mas tiene en cuenta es el mantenimiento, normalmente solo miramos el precio de compra y luego el consumo, en este caso se reduce a niveles ínfimos y eso es importante (En mi caso el año pasado pague mas de mantenimiento de las furgonetas diesel que tengo que de amortización). El consumo igual, al precio que está el combustible es un factor que pesa mucho, sobre todo si se hacen muchos kilómetros.

    A modo general coincido con el artículo, al modelo le vendría bien una actualización, comento por las fotos del artículo, repito que en persona no tengo el placer de conocerlo. Como opinión personal, tanto en este modelo como en la mayoría de coches electricos, estaría bien un kit extensor de autonomía como tiene el BMW-i3, no es que sea una solución muy «elegante», pero soluciona el problema de la autonomía, mas si tenemos en cuenta que la mayoría solo lo usaría puntualmente y es a mi entender el mayor problema de estos coches, mayor aun que el abultado precio que les ponen.
    Un saludo.

  • ElHobbit

    Llevo mucho tiempo haciendo seguimiento de la e-nv200 y antes de la nv200 «normal» ya que quería una furgo de tamaño contenida para camperizar…
    Nissan ha dejado de fabricar el modelo «normal» y ya solo fabrica el eléctrico con unos acabados plasticosos y anticuados, un precio ridículamente alto, una batería muy escasa y lo peor de todo… una sistema de refrigeración de batería muy deficiente…

    Es inexplicable la torpeza e inutilidad de los ingenieros de nissan que han dejado morir un modelo muy exitoso como era la nv200 en su versión de combustión y la chapuza que han hecho con la versión eléctrica.

    Solo es útil para el sector profesional si le meten fuertes descuentos y para trayectos muy cortos urbanos… Una pena

Lo más leído