Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Windows 10 funciona en un iPhone X, pero tarda 20 minutos en cargar

Publicado el
Windows 10 funciona en un iPhone X, pero tarda 20 minutos en cargar 37

No es la primera vez que vemos un sistema operativo de escritorio como Windows 10 corriendo en un dispositivo móvil, pero en este caso tenemos un experimento muy interesante, ya que hemos podido ver dicho sistema operativo funcionando en un iPhone X de Apple «sin problemas», entrecomillado porque, como habréis podido imaginar, la experiencia de uso dista mucho de ser perfecta.

El iPhone X es un smartphone que llegó al mercado a finales de 2017 junto a los iPhone 8 y iPhone 8 Plus. A nivel de hardware cuenta con un potente SoC Apple A11 Bionic, cuya CPU es de seis núcleos (arquitectura ARM) y dispone de 3 GB de memoria RAM. Windows 10 necesita al menos 2 GB de RAM para ofrecer una experiencia mínimamente aceptable, pero en este caso ha tenido que ser ejecutado a través de virtualización, lo que afecta de forma considerable al rendimiento.

Para hacer que Windows 10 funcione en un iPhone X se ha utilizado virtualización a través de «Virtual Machine» en iOS. El tiempo de instalación ha rondado las dos horas, y para completar el proceso de arranque del sistema hacen falta, de media, unos 20 minutos. Esto quiere decir que es buena idea dejarlo cargando e irte a hacer otra cosa para aprovechar el tiempo.

Como podemos ver en el vídeo adjunto el rendimiento es bastante pobre, pero funciona, y no se aprecian problemas importantes ni en la interfaz ni en la interacción con los principales elementos de Windows 10.

Windows 10 funciona en un smartphone, pero no es viable para un uso normal

La posibilidad de ejecutar Windows 10 mediante virtualización en un smartphone podría abrir todo un mundo de posibilidades si no fuese porque el rendimiento es, por desgracia, muy flojo. El hecho de que necesitemos varios segundos para hacer algo tan simple como abrir una carpeta ya es un claro síntoma de que no es viable para un uso normal, una realidad que queda clara cuando vemos que para iniciar dicho sistema operativo necesitamos esperar 20 minutos.

Es evidente que esta realidad podría cambiar si Microsoft decidiera desarrollar una versión de Windows 10 adaptada al sector smartphone, algo que ahora mismo nos parece poco probable, ya que la compañía de Redmond está centrada en Windows 10 y en Windows 10X, una versión de dicho sistema operativo pensada para aprovechar dispositivos con doble pantalla.

Puede que alguno de nuestros lectores esté pensando en Windows 10 sobre ARM, pero hay que tener en cuenta que dicho sistema operativo no es tampoco una versión adaptada a dispositivos móviles, sino que está pensada para portátiles y convertibles basados en chips Snapdragon con procesadores ARM.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído