Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Microsoft valora acelerar el desarrollo de actualizaciones para Windows 10 con versiones más pequeñas: ¿es buena idea?

Publicado el
Windows 10

Windows 10 tiene un sistema de actualizaciones claramente diferenciadas con el que Microsoft mantiene al día su sistema operativo. Una de las actualizaciones más importantes es el clásico gran parche de seguridad mensual, donde integra correcciones de seguridad y de errores, pero no debemos olvidarnos de las actualizaciones semestrales, que incorporan mejoras a nivel de rendimiento y también nuevas funciones y características. Estas amplían, además, el periodo de soporte.

Las actualizaciones semestrales llegan en periodos de seis meses, un ciclo de desarrollo bastante corto que, unido a la simplificación de las pruebas que realiza Microsoft (virtualizadas, en su mayoría), ha tenido un impacto importante en la calidad de las mismas. Por ejemplo, Windows 10 October 2018 Update fue un desastre, llegó con tantos errores y fallos que tuvo que ser retirada y revisada, lo que hizo que prácticamente se juntase con la Windows 10 May 2019 Update.

Ninguna de las últimas actualizaciones semestrales de Windows 10 ha llegado en un estado verdaderamente óptimo, es decir, todas han presentado errores y fallos de mayor o menor calado, y ni siquiera la Windows 10 November 2019 Update, que se perfiló como una actualización «de calidad», llegó totalmente pulida.

No es la primera vez que hablamos de este tema, y ya hemos comentado que Microsoft debería centrar sus esfuerzos en mejorar la calidad de sus actualizaciones y olvidarse un poco de los plazos, pero según una nueva información la compañía de Redmond mira en dirección contraria, ya que está considerando acelerar el desarrollo de las actualizaciones para Windows 10, todo con el objetivo de superar la barrera de las dos actualizaciones semestrales.

Microsoft valora acelerar el desarrollo de actualizaciones para Windows 10 con versiones más pequeñas: ¿es buena idea? 29

Windows 10 podría recibir nuevas funciones a través de actualizaciones menores

La idea que está barajando Microsoft es simple. Actualmente la compañía reserva las nuevas funciones y características a la instalación de actualizaciones semestrales. Pues bien, bajo el nuevo modelo que planeta la firma que dirige Satya Nadella tendríamos, además de dichas actualizaciones, pequeños packs que podríamos descargar a través de la Microsoft Store que incluirían algunas novedades.

Por ejemplo, imagina que una actualización semestral introduce diez novedades importantes a nivel funcional. Si instalas esa actualización podrás disfrutarlas por completo, pero al ser una actualización de gran calado podrías tener problemas a nivel de estabilidad o de drivers. Pues bien, la idea que baraja Microsoft sería ofrecer parte de esas novedades en una pequeña actualización que podríamos descargar directamente desde la Microsoft Store.

Dicho de una forma más sencilla, el gigante de Redmond está considerando dar la posibilidad al usuario de que disfrute de nuevas funciones en Windows 10 sin tener que instalar actualizaciones semestrales, un enfoque interesante que permitirá acelerar el desarrollo y el despliegue de nuevas características recurriendo a una especie de «actualizaciones menores», que servirían para complementar a las actualizaciones semestrales.

Es importante tener en cuenta que esto no quiere decir que las actualizaciones semestrales vayan a perder importancia, todo lo contrario, estas seguirán siendo un pilar fundamental del modelo de Windows 10 como servicio, y de ellas dependerán los ciclos de soporte de cada versión. Las nuevas actualizaciones «menores» podrían llegar bajo el nombre de Windows Feature Experience Pack.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído