Web Analytics
Conecta con nosotros
Cómo llevar al límite tu CPU y tu GPU Cómo llevar al límite tu CPU y tu GPU

Guías

Cómo llevar al límite tu CPU y tu GPU, y por qué deberías hacerlo

Publicado el

Muchos usuarios se preguntan qué sentido tienen las pruebas que permiten llevar al límite tu CPU y tu GPU, no entienden qué importancia puede tener el hecho de someter a ambos componentes a una carga de trabajo tan intensa que ambos puedan acabar alcanzando temperaturas muy elevadas, o incluso mostrando problemas de estabilidad.

Lo cierto es que ya os hemos adelantado, en esencia, la razón de ser de este tipo de pruebas, pero vamos a ofreceros una explicación más profunda y menos simplista para que os quede claro de verdad por qué es recomendable llevar al límite tu CPU y tu GPU.

El auge de los procesadores multinúcleo no ha estado acompañado de una evolución acorde del software, especialmente en el mercado de consumo general. Hoy en día podemos encontrar procesadores con configuraciones de hasta 16 núcleos y 32 hilos, como el Ryzen 9 3950X, que tiene un precio bastante bueno para lo que ofrece en términos de rendimiento bruto.

Hemos pasado, en poco más de tres años, de tener procesadores de cuatro núcleos y ocho hilos a contar con modelos de 16 núcleos y 32 hilos. Recordad que, hasta la llegada de la arquitectura Zen, el Core i7 7700K era la solución más potente dentro del mercado de consumo general.

Cómo llevar al límite tu CPU

Sin embargo, esa enorme evolución no ha estado acompañada de unos avances realmente grandes en lo que a software se refiere. Sí, podemos encontrar numerosas herramientas profesionales y pruebas sintéticas que son capaces de aprovechar configuraciones basadas en procesadores de más de seis núcleos, pero si miramos al mercado de consumo general, y concretamente a los juegos, nos daremos cuenta de que no hay nada que aproveche de verdad un procesador de más de seis núcleos.

Esto tiene una consecuencia importante, y es que el hardware de muchos equipos de gama media y de gama alta no se aprovecha adecuadamente y queda sujeto, por tanto, a una carga de trabajo que lo infrautiliza, y que no sirve para poner a prueba, de verdad, su correcto funcionamiento.

Utilizar aplicaciones y herramientas capaces de llevar al límite tu CPU y otros componentes de tu equipo te permiten comprobar que estos funcionan correctamente, que no presentan problemas de temperatura ni de estabilidad, y que no tendrás nada de lo que preocuparte cuando tengan que afrontar cargas de trabajo más marcadas.

La idea clave detrás de llevar al límite tu CPU, tu memoria RAM o tu GPU es, por tanto, muy importante, tanto que, personalmente, recomiendo realizar pruebas de estrés nada más terminar el montaje de un nuevo PC, ya que nos permitirá asegurarnos de que todo está bien y despreocuparnos por completo de posibles errores que hayamos podido pasar por alto, y descartar defectos de fábrica en esos componentes.

Cómo llevar al límite tu CPU

Cómo llevar al límite tu CPU de manera controlada

La CPU es uno de los componentes más importantes de cualquier PC, y también es uno de los más relevantes cuando hablamos de pruebas de estrés. El motivo es el que os hemos explicado anteriormente, a día de hoy un procesador de más de seis núcleos queda infrautilizado en casi cualquier escenario (a nivel de consumo general, obviamente), y por tanto no llegamos a ser realmente conscientes de que realmente es capaz de funcionar correctamente.

Os pongo un ejemplo, mi Ryzen 7 1800X. Tiene ocho núcleos y dieciséis hilos, y funciona por defecto a una frecuencia de 3,6 GHz. Con overclock fui capaz de llevarlo a los 4,1 GHz subiendo los voltajes al límite de lo aceptable. Todo parecía estable hasta que, un día, utilicé un juego que era más exigente a nivel de CPU y que cargaba más el procesador, el equipo se bloqueó y tuve que hacer un reinicio forzoso.

La culpa la tenía el overclock del procesador, que realmente no era estable cuando tenía que asumir cargas de trabajo que rondaban el 50% de uso. Reduje el overclock a 4 GHz y listo, todo funciona a la perfección. Pues bien, puedes descubrir estas cosas al llevar al límite tu CPU, algo que puedes hacer de una manera sencilla y sin esfuerzo con la prueba Prime95, que es, además, totalmente gratuita.

Cómo llevar al límite tu CPU y tu GPU, y por qué deberías hacerlo 34

Cosas que debes saber para llevar al límite tu CPU de forma segura:

  • Debemos medir las temperaturas. Es fundamental para tener claro que se mantienen dentro de niveles razonables. Lo ideal sería movernos siempre por debajo de los 80 grados, aunque no tendremos que empezar a preocuparnos de verdad si nuestro procesador no supera los 90 grados.
  • Tened en cuenta que hablamos de temperaturas con el procesador a plena carga durante largos periodos de tiempo. Una prueba para llevar tu CPU al límite de forma válida no debe durar menos de 30 minutos, y debe realizarse en condiciones normales, sin trampas. Por ejemplo, abrir el lateral del chasis para que salga el aire caliente es una «trampa».
  • Si tu CPU supera la prueba pero alcanza temperaturas de más de 90 grados deberías considerar utilizar un sistema de refrigeración más potente. A esas temperaturas la mayoría de los procesadores reduce frecuencias de trabajo (turbo dinámico). Para la mayoría de procesadores actuales de gama alta, salvo contadas excepciones, un kit AIO de 240 mm como el Corsair H100i RGB PRO XT, es más que suficiente.

Cómo llevar al límite tu CPU y tu GPU, y por qué deberías hacerlo 36

No es necesario que mantengas una prueba de estrés durante horas para llevar al límite tu CPU. Todavía se mantiene este mito, pero no solo no es cierto, sino que además puede acabar teniendo consecuencias negativas.

Por otro lado, tampoco es necesario hacer estas pruebas con frecuencia. Basta con hacerla al terminar el montaje de un PC, y en ocasiones concretas que lo hagan aconsejable, como por ejemplo si cambiamos de procesador, si aplicamos nueva pasta térmica, si montamos un nuevo disipador o si hacemos overclock.

Para monitorizar la temperatura existen muchas aplicaciones interesantes y gratuitas, como HWiNFO y CoreTemp.

Cómo llevar al límite tu CPU y tu GPU, y por qué deberías hacerlo 38

Cómo llevar al límite tu GPU de manera controlada

Para probar este componente la base es, en esencia, la misma que en el caso anterior. Existen muchas pruebas que nos permitirán llevar al límite nuestra GPU, aunque personalmente la más interesante, efectiva y fácil de utilizar es FurMark que, además, es gratuita.

Prime95 no tiene como objetivo principal probar el rendimiento que ofrece un procesador, sirve para llevar al límite tu CPU, y con FurMark ocurre exactamente lo mismo. No queremos ver cuánto rinde nuestra tarjeta gráfica, queremos determinar si puede funcionar de forma estable a plena carga durante largos periodos de tiempo, y esta aplicación cumple esa tarea a la perfección.

Cómo llevar al límite tu CPU y tu GPU, y por qué deberías hacerlo 40

De nuevo os pongo un ejemplo. Cuando compré mi GTX 980 Ti intenté afinar al máximo el overclock, ya que se trataba del modelo G1 Gaming de GIGABYTE, una versión que, por su alta calidad de construcción y buen sistema de refrigeración, era capaz de alcanzar niveles muy elevados de overclock de forma estable.

Estuve jugando con las frecuencias en la GPU y en la memoria GDDR5, y conseguí rozar los 1.495 MHz en la primera y los 2.000 MHz (8 GHz efectivos) en la segunda. En algunos títulos menos exigentes el resultado era bueno, pero en otros, como The Witcher III, aparecían pequeños fallos gráficos que me confirmaban que algo no iba bien. No tuve bloqueos ni problemas de temperatura, eso sí, pero esos errores gráficos no eran normales, y no quería romper la tarjeta.

Probé la estabilidad de la configuración con FurMark, y efectivamente, ese overclock no era sostenible. Reduje a 1.478 MHz y 7,9 GHz y encontré el punto máximo óptimo para dicha tarjeta gráfica. Las temperaturas de trabajo se mantenían, siempre, por debajo de los 80 grados con un perfil de ventiladores nada agresivo.

Cosas que debes saber para llevar al límite tu GPU de forma segura:

  • Como ocurre cuanto intentas llevar al límite tu CPU, haciendo lo propio con tu GPU también tendrás que monitorizar las temperaturas. El nivel óptimo o deseable debe estar siempre por debajo de los 80 grados.
  • La mayoría de las tarjetas gráficas empiezan a reducir las frecuencias de trabajo del modo turbo dinámico cuando alcanzan los 84 grados, lo que significa que su rendimiento decae con el aumento de la temperatura.
  • Debemos realizar pruebas con una duración mínima de 30 minutos, y, como en el caso anterior, en condiciones normales, sin trampas.

Cómo llevar al límite tu CPU y tu GPU

Todo lo que hemos dicho al hablar de cómo llevar tu CPU al límite de forma segura aplica también a este caso. No es necesario mantener FurMark abierto durante horas, de hecho no es nada recomendable, y tampoco hace falta pasar esta prueba con frecuencia, solo cuando acabamos de montar un PC, cuando hemos cambiado de tarjeta gráfica o cuando le hemos cambiado la pasta térmica o el sistema de disipación, o si hemos hecho overclock.

Podemos monitorizar la temperatura sin problemas con HWiNFO.

Notas finales: la importancia de la estabilidad en general

Cómo llevar al límite tu CPU y tu GPU, y por qué deberías hacerlo 43

Al llevar al límite tu CPU y GPU no solo te aseguras de que ambos componentes funcionan correctamente, y de que serán capaces de responder sin problemas cuando tengan que afrontar cargas de trabajo elevadas, también constatas que la fuente de alimentación está a la altura de las circunstancias.

Cuando utilizamos tarjetas gráficas muy tragonas realizar una prueba bajo FurMark puede ayudarnos a tener claro que la configuración que hemos elegido es la apropiada, y que no tendremos que cambiar la fuente de alimentación ni a corto ni a medio plazo. También podremos identificar posibles defectos o fallos de fábrica y hacer valer nuestra garantía.

En este sentido es importante tener en cuenta que aunque todos los componentes actuales pasan pruebas de control de calidad y llegan al mercado en un estado «óptimo», a veces se producen errores durante la etapa de diseño o de montaje que no tienen consecuencias graves durante esas fases de pruebas, y por tanto acaban llegando al usuario con un defecto importante.

Por ejemplo, las XFX RX 5700 XT THICC II Ultra daban problemas de temperatura a pesar de su alta calidad de construcción, y lo mismo ha ocurrido con otras versiones de la RX 5700 XT, que incorporan sistemas de refrigeración de primera, pero que presentan fallos a nivel de diseño que limitan su efectividad.

Llevar al límite tu CPU y tu GPU de forma puntual, y en ocasiones concretas, es necesario. No solo te ayudará a confirmar que ambos componentes funcionan, sino que también será un indicador claro de que todo ha ido bien durante el montaje de tu nuevo PC (o durante la actualización del mismo).

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

7 comentarios
  • Gregorio Ros

    Si solo es, como dices, para probar su integridad una vez montado y mientras aun está en garantía, totalmente de acuerdo, mejor hoy que mañana, en garantía aun se puede cambiar. Una vez que se está seguro de que no trae un defecto de fábrica yo soy de los que prefiero no forzarlo, incluso si p.e. un micro va a 3.4GHz y puedo ponerlo a 3.2GHz, lo pongo para evitar recalentamientos e intentar alargar su vida. Para forzarlo en el día a día mejor meter un modelo superior.

  • Virtualbox Vbox

    Imagino que en portátiles los temperaturas deben andar por la misma zona, ¿no?

  • Tito Bridge

    El underclocking es una medida bastante excesiva para la mayoría de los casos. Con un disipador en condiciones no debería haber ningún problema. Yo solo aconsejaría meterme en ese fregado si por lo que sea intento montar un equipo de dimensiones muy pequeñas donde el flujo de aire es muy limitado. Por lo general, con un poco de undervoltage (si tu placa permite usar offsets) se puede bajar bien la temperatura de trabajo de manera adicional sin perder potencia.

  • Gregorio Ros

    No creas, hay momentos y momentos, ahora los procesadores son lo suficientemente «frescos» para no tener que considerar el underclocking como opción, pero aun recuerdo algún que otro pentium al que casi tenías que colocárle la cubitera encima.

  • sergio

    Antes de llevar a los límites la gpu, cpu, y la frecuencia de ram, hay que aclarar ciertas dudas:

    + el cuello de botella: ésto impide un normal rendimiento del pc, llegando posiblemente a tener tediosas esperas en cada proceso.
    – memoria ram escaza(almacenamiento primario): es la razón N°1 por la que un pc anda a tirones, recurriendo al archivo de paginación o caché del sistema, que está normalmente en el disco duro, accediendo a la memoria con las velocidades no secuenciales(con suerte un par de megabytes por segundo).
    – disco duro mecánico: Es una memoria organizada en un disco rigido, que es manejado con un brazo magnético de lectura y escritura, y su velocidad, depende de las rpm(revoluciones por minuto), la densidad de la información por centimetro lineal de la pista de datos, la fragmentación de los datos que se están trabajando, y la memoria caché integrada en el disco duro. Y el hecho de que la velocidad de ésta unidad, dependa de movimientos mecánicos, cuando las velocidades son no secuenciales, se genera mucha latencia, bajando la velocidad, la mayoría de las veces a menos de 1 megabyte por segundo(muy lento). Lo más simple para resolver éste problema, es cambiarlo por un ssd(solid-state drive), es una memoria no volátil y dinámica, mejorando el rendimiento de forma notable, sobretodo con programas pesados.
    -GPU: éste dispositivo, limita el rendimiento, en todo lo compete en mostrar algo en la pantalla, y desde hace poco, en el rendimiento de aplicaciones que lo ocupan por su gran capacidad de procesamiento.
    -CPU: el pci-e tiene tantas versiones desde muchos años, que es común encontrarse con un cpu antiguo, frenando los fps en los videojuegos, cuando se le instala una gpu nueva(1060, similar amd o superior)
    -Placa Madre: Si, también hay casos que la misma placa limita el rendimiento del pc, basicamente, por las lineas pci-e o versión disponible, limitando el número de dispositivos, las lineas de pci-e por dispositivo, o desactivando puertos por priorizar un dispositivo en específico.

    A lo largo de tiempo, han salido muchas soluciones para evitar los cuellos de botella, como las ramdisk(memoria ram emulando un disco duro), i-ram o gc-ramdisk(memoria ram emulada como disco duro, pero sin usar la memoria de la cpu, por que tiene slots propios), intel optane( un memoria no volátil patentada por intel, que se unifica al disco duro, y lo acelera), Southbridge y el Northbridge que aumenta los canales de datos, bajando las latencias, el dma(acceso directo a la memoria), bajando la carga del cpu, el agp(puerto gráfico acelerado),es una solución parche que libera al pci antiguo de la saturación del ancho de banda, El mismo controlador pci-e, que evita un sistema de turnos, para acceder al cpu, etc

  • Tito Bridge

    Bueno, si hablamos de algunos de los últimos Pentium 4 o de los AMD FX de la serie 9XXX, entonces te doy toda la razón jaja.

  • sergio

    hay muchos notebooks delgados, donde el teclado está que arde en funcionamiento

Lo más leído