Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Nuestros lectores hablan: ¿cuál ha sido el juego que más te ha decepcionado?

Publicado el
cuál ha sido el juego que más te ha decepcionado

Si eres un jugón empedernido, estoy seguro de que habrás tenido la desgracia de llevarte muchas sorpresas desagradables a lo largo de los años, ¿pero cuál ha sido el juego que más te ha decepcionado? Esa es la pregunta que os dejamos esta semana, y sí, solo vale elegir uno. Es muy complicado, pero ahí es donde está la gracia, en elegir a un «vencedor», al juego que, para vosotros, ha sido el más decepcionante de la historia.

Me gustaría que enfocases esta pregunta de una manera personal, es decir, que elijas el juego que más te ha decepcionado partiendo de una idea muy sencilla: aquel que esperabas con muchas ganas y que, cuanto lo tuviste en tus manos, desearías no haberlo comprado. Sí, ese título por el que «morías» y que al empezar a jugarlo te dieron ganas de devolverlo al instante.

Como siempre empiezo mojándome yo. En mi caso, el juego que más me ha decepcionado fue Masters of Combat, de Master System II. Cuando salió este juego, la consola de 8 bits de SEGA se encontraba ya en su fase final de ciclo de vida, lo que significa que fue un título tardío que llegó en un momento en el que dicho sistema había explotado hasta la saciedad, y que ya no presentaba ningún secreto para los desarrolladores.

cuál ha sido el juego que más te ha decepcionado

¿Por qué Masters of Combat ha sido el juego que más me ha decepcionado?

Pues porque tenía unas expectativas enormes que se habían disparado aún más por culpa de algunos medios especializados de la época, que hicieron, valoraciones infladas (en positivo) de dicho juego. En sentido estricto, Masters of Combat no es un mal juego, pero tampoco es nada del otro jueves, y desde luego no merecía las 7.000 pesetas que pagué en su momento (unos 42 euros).

Era un juego de lucha al que algunos llegaron a calificar como «un Street Fighter 2» para 8 bits. Estos comentarios, unidos a la buena calidad gráfica que mostraba en las imágenes y a la inocencia de mi niñez, me hicieron olvidarme de un problema enorme que hoy habría viso a leguas: solo tenía cuatro personajes jugables (cinco en total con el jefe final). Un juego de lucha con solo cuatro personajes aburre muy pronto, y más si se trata de un título «sin alma», con unas mecánicas muy pobres y una banda sonora aburrida (con la única excepción del tema del ninja, que medio se salva).

Esperaba mucho de Masters of Combat, y al final se convirtió en el juego que más me ha decepcionado. Lo jugué unas cuantas veces, pero al final acabé volviendo a otros títulos como Mortal Kombat II, que estaba muy por encima de aquél, ya que contaba con ocho personajes jugables (doce en total si añadimos a Kintaro, Shao Kahn, Smoke y Jade, y tres escenarios diferentes).

Durante mis más de treinta años jugando a videojuegos me han defraudado muchos títulos, pero tengo un especial recuerdo de Masters of Combat por todo lo que esperaba de él, por lo que me costó ahorrar esas 7.000 pesetas y por el chasco que me llevé nada más conectarlo a mi Master System II y empezar a jugar. Hoy es una pieza de coleccionista muy buscada, pero más por lo limitada que fue su distribución que su calidad real. Ahora os toca a vosotros, ¿cuál ha sido el juego que más te ha decepcionado? Los comentarios son vuestros.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

15 comentarios
  • Rodolfus

    Devil May Cry 2.

    Juego sin alma, mal trabajado en muchos aspectos y decepcionante en general. Los gráficos bastante bien, para su época y la consola que era, pero todo lo demás era penoso.

  • El Witcher 1, lo compré para steam, lo probé y no me gustó las mecánicas del juego el como mover al personaje, no dure ni 1 hora jugandolo.

  • Eduardo Medina 🇪🇸🇨🇭

    Desde el ocaso de la generación de las 128 bits la lista de videojuegos que me han decepcionado es enorme, pero voy a mencionar dos que sin duda me hicieron escupir culebras, sobre todo porque pertenecen a géneros que en teoría son valores seguros para mí.

    Primero, el BioShock original. La verdad es que me compré el juego esperando una experiencia impagable, sobre todo por todos los elogios que cosechó por parte de la prensa especializada. Sin embargo, me encontré un juego que tiene una historia y una ambientación muy trabajadas, pero las situaciones a las que se enfrenta el jugador no tienen alma ninguna, son un cero en diseño. El juego se me hacía aburrido, y como la historia era el único aliciente que encontraba para avanzar, pues dejaba el juego a medias. Al final me lo pasé seis años después y por narices, para al menos no tener la sensación de haber gastado el dinero para nada, pero sinceramente, no encontré esa obra maestra que todo el mundo ha mencionado, y con un juego como Turok 2: Seeds of Evil (la versión de Nintendo 64) a mis espaldas puedo aceptar un shooter en el que la acción no es muy directa.

    Con Quake II, el Doom original, Perfect Dark, Doom 3, GoldenEye (el de Nintendo 64), Turok: Dinosaur Hunter, Turok 2: Seeds Evil, Half-Life 1, Half-Life 2, Half-Life 2: Episodio 1, Half-Life 2: Episodio 2, el Deus Ex original, Fallout 3 (que no es un shooter puro, pero tiene mucho del género), Resident Evil 4 (este queda más encuadrado en la acción, pero no se queda lejos de un shooter) y Borderlands 2 creo que tengo suficiente rodaje en el género como para saber cuándo tengo un buen shooter delante, y el BioShock original no me lo parece.

    El segundo es el Tomb Raider de 2013, que yo compré en 2016 porque llegó a Linux ese año. Siendo las aventuras de acción mi género favorito esperaba que me entretuviera bastante, pero me encontré con otro juego que me dejó helado entre su poca dificultad y su desarrollo excesivamente cinematográfico. Jamás he hecho tantos headshots en un videojuego, y menos mal que los hice con el Steam Controller, porque de haber jugado con teclado y ratón ni cuento. El abuso de los QTE, una jugabilidad muy casualizada y un desarrollo muy cinematográfico que te invita a seguir solo la historia principal en lugar de exprimir el juego hicieron que lo dejara a medias y que nunca haya sido capaz de retomarlo después de 13 horas de juego.

    De lo que he podido jugar en Linux, Hollow Knight e Hyper Light Difter me parecen muy superiores, porque a pesar de ser ambos 2D, ofrecen lo que quiero de un juego de aventuras de acción: mucha exploración, acción y desafío jugable, y además con la posibilidad de avanzar en el juego estando totalmente perdido. Vamos, que en Hollow Knight y Hyper Light Drifter avancé la mayor parte del tiempo de forma anárquica, y eso me encanta porque lo que me gusta es explorar los escenarios, acabar con los enemigos que se me presenten y recoger ítems que por lo general sirven para mejorar al protagonista, muchas veces sorteando obstáculos que pueden ser, por ejemplo, una fase de plataformas o un puzzle de recoger ítems de un lugar o ponerlos en otro.

    Otro juego que me parece muy superior es el Shadow Man original, del que Nightdive Studios está haciendo una remasterización. Ese es otro juego que ofrece lo que yo quiero de una aventura de acción: mucha exploración, acción y desafío jugable, y prefiero no comparar Tomb Raider 2013 con mis dos sagas favoritas, Zelda y Metroid, porque sino dejo el Tomb Raider a la altura de una bacteria (Ocarina of Time y Metroid Prime 1 son mis dos videojuegos favoritos de todos los tiempos). Qué diablos, hasta el defenestrado plataformas Yooka-Laylee me ha hecho pasar ratos mucho mejores perdiéndome y explorando los mundos.

    En fin, la industria ha cambiado tanto en los últimos 15 años que ya ni mis géneros favoritos son un seguro para que un juego me guste. Todo se ha casualizado mucho, se anteponen la historia y las cinemáticas a la jugabilidad y ya no se habla de curvas de dificultad porque han desparecido con unos videojuegos que en muchas ocasiones puedes superar con piloto automático, y eso no me gusta. Más imaginación con el diseño de la jugabilidad (más allá del sistema de control) y menos imaginación para guiones y cinemáticas, porque para ver películas ya estoy pagando Prime Video.

  • Rodolfus

    Juega Dark Souls si quieres un desafío mínimamente decente. Si te parece fácil, intenta pasarte el juego 7 veces seguidas, ya que cada partida el juego se vuelve más difícil. Tienes mundos donde encontrarás acción y exploración a partes iguales, donde incluso te sentirás perdido si no sabes nada de la saga.

    Yo estoy jugando al 2, que es un poco raro en comparación con los otros de la saga, pero voy por la partida 6 y estoy intentando pasar un boss que me parece casi imposible. Me atrevo a decir que es el más difícil y largo de la saga (si unimos los DLC a la ecuación).

    Un saludo 🙂

  • Nick Alex Montoya

    Uff son muchos, soy fan de megan man x, jugué la trilogía en snes, después los x4,x5 y x6 en ps one y me gustaron mucho.

    Cuando tuve la ps2 me emocione al ver megaman x7 pero me DECEPCIONO en TODO, jugabilidad lenta, gráficos mas o menos bonitos, peleas con los bosses aburridas, gameplay al 3D lento y aburrido, historia aburrida, música mas o menos buena. En fin es todo lo contrario a un mega man x, buena música, gameplay rápido y bosses entretenidos.

    saludos

  • Aguafiestas

    Dr. Mario para NES, me dejé llevar y pensé que sería del mismo estilo que Mario Bros, y resultó ser un tetris de cápsulas jajaja.

  • Call of Duty Black Ops Cold War

  • Death Stranding, como que tanto caminar para entregar paquetes no sirve!!

  • Gregorio Ros

    Hexen II, para lo bueno que fue el primero esta segunda parte me decepciono. Quizá se centraron demasiado en las 3D.

  • Julio Antonio García

    Civilization VI he jugado a todos desde el II. Simplemente no puedo con sus mecanicas, ni su IA con serios problemas psiquiátricos, ni con sus gráficos que llenan de cosas el mapa y no dejan ver nada, ni sus «guerras religiosas» , ni no poder construir una mísera carretera por donde yo quiera para llevar tropas al frente. En fin, no veo por donde cogerlo que lástima de dinero.

  • doc

    Es bueno encontrar que alguien no le tiene miedo a criticar algún monstruo sagrado. Por mi parte, no es el que más me decepcionó pero ya que estamos para el cachetazo, Resident Evil. Nunca me pareció el juego grandioso que muchos proponen. Ojo, no es que crea que es un juego malo, pero pasa cuando te crean tantas expectativas, terminas decepcionado. Y ya que estamos, que me perdone Isidro que pidió un juego por cliente, pero no puedo dejar de decir que los nuevos doom no tienen ni de lejos el nivel de enganche de los originales, que me parecíeron un producto muy bien terminado, por algo hicieron el revuelo que hicieron.

  • Trunchux

    El Super Mario 64. ¡¡¡PUAGH!!! De verdad, vaya pedazo de puta mierda pinchada en un palo.

    Aparte que no tiene nada que ver con la saga clásica de Super Mario Bros+World, la mecánica de ese juego en general da verdadero asco. Unos controles de movimientos del personaje y de cámara desastrosos, gráficos poligonales patateros, texturas simplonas hechas con el Paint, más los niveles pedorros que hay que recorrer una y otra vez para conseguir las jodidas estrellas, que por cierto, aquí no dan invulnerabilidad ni nada, no son más que putos trofeos o logros que si no consigues catorcecientos de ellos no progresas en el jueguecito ni de coña.

    Las monedas de oro, más escasas que la hostia. Luego tampoco hay flores de fuego, ni plumas de esas que te dan la capa voladora, ni trajes especiales que te convertías en rana, mapache, etc. Y claro, tampoco puedes usar a Yoshi para ir sentado en su lomo y tragar a los enemigos. Solo están las putas gorras esas que encima hay que desbloquear para poder usarlas, y los interruptores activadores están escondidos de cojones. Vamos hombre, ¿quién fue el puto payaso que diseñó esta mariconada? Esto para mí ni es un juego de Super Mario ni nada que se le parezca, no es más que una soberana y reverenda MIERDAZA.

    Un fiasco total que no recomendaría a nadie, vamos.

  • -.-

    Toma esas razones, elévalas al cuadrado y así se describe a mi decepción.
    Su nombre es: Rise of the Robots.

    Tenía unos gráficos que me parecían brutales, con la inocencia de la época pensaba que eran renderizados o algo quizás más real. Y no sólo los gráficos, los personajes me parecían genialmente diseñados. Las reseñas que veía no paraban de elogiarlos. Y con frecuencia lo veía en TV, desde programas reseñando videojuegos, hasta un programa de concursos para chicos (al cuál de por sí me moría por ir) en el que un juego frecuente era jugar ése videojuego.

    Realidad: Literalmente un sólo personaje jugable y dos golpes.
    Y la horrible jugabilidad hacía que esos dos golpes parecían cero golpes.

    Lo peor es que esa realidad nadie me la dijo, jamás. Estuve casi «toda la vida» creyendo que el juego tenía trucos y debía descubrirlos, tanto para los golpes especiales como para desbloquear los personajes. Finalmente comencé a «no-creer» lo que estaba pasando nunca descubriendo nada, pero pasaron años hasta que pude confirmar en Internet que el juego era así.

    Lo irónico es que yo pienso que la IP no era mala y que los personajes tienen buenos diseños, e incluso aún espero que un día hagan el juego como debería ser, con varios personajes jugables, varios golpes y que no sea una tortura jugable. Es decir, lo básico, básico.

  • Trunchux

    Muy rico el negativo, @Julian Chavarria. Andamos escocidos del ojete, ¿eh?

  • Mauricio Alberto Romero Revaz

    El HEROES OF MIGHT AND MAGIC IV… El heroes 3 era espectacular y con el mod GOD era increible, pero cuando salio el 4… fue un juego que involucionó totalmente.
    El CAPITALISM II, el CAPITALISM I de 1995 era un juego enorme, lleno de opciones, bastante real, complicado como pocos para en ese momento un niño de 12 años, pero cuando salio el 2.. en vez de profundizar el apartado técnico armaron un SIM.. y lo arruinaron.

    Saludos
    PD: no creo que muchos hayan jugador al CAPITALISM pero el que si lo hizo me va a entender

Lo más leído