Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Balenciaga crea un videojuego para estrenar su próxima colección de ropa

Publicado el

Tachado hace apenas unos años de ser un mercado de nicho para un público rechazado por la sociedad, cada vez son más los sectores que quieren ahora subirse a la imparable moda que supone el gaming, curiosa redundancia, con la última locura de la marca de moda de lujo de Balenciaga. Y es que el famoso diseñador ha adelantado la inminente llegada de Afterworld: The Age of Tomorrow, un videojuego que nos llevará a «una aventura alegórica ​​ambientada en el año 2031, en la que un avatar de héroe avanzará por distintas zonas, motivado por tareas e interacciones«.

Una descripción que, además de bastante vaga y poco concisa, nos adelanta ya el hecho de que se trata de una creación exclusivamente para servir de escaparate de su próxima colección, y no para ofrecernos ningún valor añadido dentro de la escena de los videojuegos.

Tal y como adelantan desde Balenciaga, la próxima colección de la casa de moda se basará en el tema del destino humano, «como lo ve un viaje interactivo y gamificado«, mostrando «el lento regreso a un equilibrio más saludable entre la naturaleza y la industria» a través de la jugabilidad para que, al completar el juego, éste nos recompense con un «ejercicio de respiración de la vida real ambientado en una utopía virtual«.

A lo largo de los años, los videojuegos han proporcionado el lugar para numerosos lanzamientos que no estaban relacionados con el mundo del gaming.

Moda Gaming League of Legends Luis Vuitton

Allá por el 2008, vimos cómo la canción de Guns n’ Roses, «Shackler’s Revenge», debutó por primera vez (y por delante del lanzamiento del propio disco de la banda) dentro del juego Rock Band 2; o casos como el de 2017, cuando Porsche presentó el 911 GT2 RS 2018 en el escenario de la conferencia E3 de Microsoft, relacionado con la portada y disponibilidad in-game del mismo dentro de Forza Motorsport 7.

De hecho, el mundo del gaming y la moda han estado protagonizando algunas de las colaboraciones más frecuentes en los últimos tiempos, con grandes ejemplos como el estuche de la copa de los Worlds de League of Legends o las skins y ropa real diseñadas por Louis Vuitton que se vendieron por varios miles de dólares, o su anterior colaboración con Final Fantasy XIII en Japón; las increíblemente limitadas zapatillas PlayStation de Travis Scott; chaqueta Acronym inspirada en Death Stranding que se vendió por la friolera de 1.785 dólares; e incluso colaboraciones más de a pie como la reciente asociación de Pull and Bear y Blizzard.

Aunque por suerte parece que se trata de un camino de doble sentido, sumando recientemente colaboraciones como la de 100 Thieves, que lanzó versiones virtuales de su ropa dentro de Animal Crossing.

Gran fan de la industria del videojuego, también me considero bastante techie, por lo que trato siempre de estar al día sobre toda la información tecnológica.

Lo más leído