Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Xbox Wireless Headset, análisis: más allá de las consolas

Publicado el
Análisis Xbox Wireless Headset Review

Presentados ante los fans por primera vez hace ya meses, pero lanzados oficialmente hace apenas unas semanas, hemos tenido la ocasión de echar mano a los nuevos Xbox Wireless Headset, los últimos auriculares inalámbricos gaming presentados por Microsoft que nos demuestran el gran afán de la compañía por ecosistema.

Especificaciones Xbox Wireless Headset

Controlador 40mm con diafragma de composición en papel e imán de neodimio
Altavoz Circumaural cerrado
Respuesta de frecuencia De 20 a 20.000Hz
Impedancia 32 Ω
Sensibilidad 108 dBSPL/mW (a 1kHz)
Conectividad Bluetooth 4.2 y cable de carga USB-C
Batería Autonomía hasta 15 horas de uso
Peso 312 gramos
Precio 99,99 euros

Análisis Xbox Wireless Headset

Desde el primer momento en que abrimos la caja, los Xbox Wireless Headset nos sorprenden con un diseño realmente original (y funcional, como ya veremos más adelante) con unas líneas muy elegantes que sin embargo no terminan de distanciarlo de la escena gaming. Y es que además de un color negro que imita los acabados de su nueva consola, contaremos con pequeños detalles y acabados del ya identificable color verde de Xbox.

Por otra parte, aunque se trata de unos auriculares algo voluminosos, la verdad es que resultan bastante cómodos a la hora de llevarlos, destacando un almohadillado bastante flexible en ambas orejeras y diadema, y un peso «liviano» de tan sólo 312 gramos. Así pues, como siempre me gusta incidir, volveremos a contar con un aprobado a la hora de utilizarlos con gafas, adaptándose bastante bien a las patillas y evitando el efecto de gafas flotantes o las tediosas marcas de presión tras las orejas.

Todo esto se logra gracias al uso de materiales de acero flexible para la diadema y unos recubrimientos de plástico endurecido, que sin perder un ápice de robustez, logran un dispositivo fácilmente adaptable para el contorno de nuestra cabeza, distribuyendo de manera muy homogénea la presión ejercida por todas sus tomas de contacto con nuestra cabeza.

Además, la presencia de un recubrimiento de cuero sintético fabricado en poliuretano nos asegurará un tacto bastante agradable para la piel, para el cual si bien podríamos llegar a notar un margen de mejora, nos ofrecerá una transpiración bastante aceptable incluso durante las sesiones de juego más largas.

No obstante, aunque su nombre parezca indicar lo contrario, no se trata de un periférico exclusivo para las consolas de Microsoft. Y es que los Xbox Wireless Headset serán totalmente compatibles con ambas Xbox Series X Y Series S, Xbox One, así como con cualquier ordenador Windows y cualquier dispositivo móvil con conectividad Bluetooth 4.2.

De hecho, una de las grandes ventajas de estos auriculares frente a otros productos oficiales vienen de su propia conectividad, añadiendo la bastante útil posibilidad de conectarlos simultáneamente a una consola Xbox y cualquier dispositivo bluetooth, además del gran añadido de la compatibilidad con las tecnologías de mejora de sonido Windows Sonic, DTS Headphone:X y Dolby Atmos, en muchas ocasiones ausentes relegadas a otros dispositivos de alta gama.

Sin embargo, el caso de esta última resulta algo especial, ya que para hacer uso de ella tendremos que pasar obligatoriamente por la aplicación Dolby Atmos for Headphones, que si bien nos ofrecerá un primer uso gratuito durante los primeros seis meses, requerirá de su posterior pago para poder seguir disfrutando del sonido envolvente en la consola.

Dicho esto, aun incluso sin el uso de esta tecnología, el desempeño de los Xbox Wireless Headset es más que bueno. Y es que si bien tampoco destacarán especialmente a la hora de reproducir música, con un espectro bastante amplio pero dentro de la norma, a la hora de jugar parece que los graves cobran el mayor protagonismo, con una profundidad que nos hará vibrar hasta el último centímetro.

Aunque para hablar de su verdadera funcionalidad y uso, deberemos volver hasta su diseño. Y es que siguiendo el sistema de controles ya visto en los Microsoft Surface Headphones 2, los Xbox Wireless Headset apenas contarán con un par de botones visibles, centrando todo su manejo en un sistema de rotación de la propia superficie exterior de su orejera. Algo que si bien puede sonar extraño de primera mano, acaba resultando de lo más intuitivo y sencillo.

Básicamente, para ajustar el nivel de volumen de salida general tan sólo tendremos que hacer es girar el dial del auricular derecho, mientras que girando el dial del auricular izquierdo, en el caso de que estemos conectados a dos fuentes de manera simultánea, nos permitirá manipular la cantidad de audio entrante de cada dispositivo, ajustando el balance entre ambos canales.

Por desgracia, si bien esta función viene enfocada para poder regular la salida de sonido entre los juegos y el chat, el hecho de no poder ajustar los auriculares como dos salidas independientes cuando estos están conectados a un ordenador, hará que la función quede desaprovechada.

Y es que aquí se notará cierto «favoritismo» hacia el uso de los auriculares en la consola, ya que si bien podremos utiliza la aplicación Accesorios de Xbox para ajustar los controles de audio en ambos consola y ordenador, para poder acceder a estos ajustes desde el segundo dispositivo requeriremos del uso de un mando de la consola o el adaptador Xbox Wireless. No obstante, en el caso de que contemos ya con uno de estos, podremos acceder a las opciones de ecualizador y el nivel de seguimiento del micrófono.

Así pues, continuando por la parte de las comunicaciones, sorprende que los Xbox Wireless Headset opten por un diseño tan básico para su micrófono, con un brazo bastante corto corto que se quedará a la altura de la mejilla, en un punto ligeramente incómodo a la hora de localizarlo con el ojo (per ejemplo para revisar si estamos muteados o no), y una posición fija que no nos permitirá ni extraer el micro ni ocultarlo de ninguna manera, con un movimiento muy limitado que apenas nos dejará margen para dejarlo pegado al auricular cuando no lo usemos.

En cuanto a su micrófono, la verdad es que cabe mencionar un desempeño bastante mejor de lo que esperábamos. Y es que si bien la propia Microsoft nos adelantaba el uso de un aislamiento de voz para la supresión del ruido de fondo y el silencio automático, la verdad es que los resultados finales no sólo nos permiten centrarnos en la voz atenuando de manera bastante eficiente el ruido ambiente, sino que ofrecen una salida de voz lo más nítida y natural.

Además, los auriculares cuentan con una funcionalidad de silencio automático, que mediante la detección automática cuando no estamos hablando, silenciará automáticamente el micrófono para dejar libres los canales de comunicación y evitar la posible entrada de elementos ajenos. Aunque esto no quita para que sigamos contando con el propio botón de silencio manual, que funcionará de manera independiente y con prioridad sobre este sistema automático.

Sello MC Buena Elección

Aun con todo esto, sin duda los Xbox Wireless Headset se postulan como una de las mejores opciones dentro de su rango de precio, siendo uno de los auriculares inalámbricos más completos gracias a la compatibilidad de conexión simultánea multidispositivo con consolas, ordenadores e incluso teléfonos inteligentes.

Y es que aunque podemos sacarle algunas pequeñas pegas como la posición fija de su micrófono o la ausencia de opciones adicionales para la conectividad por cable, sin duda se trata de un periférico muy a tener en cuenta, sobre todo en el caso de que estemos interesados o hayamos dado ya el salto a la nueva generación de consolas de Microsoft.

Recordar así que estos auriculares están actualmente disponibles bajo un precio bastante reducido de 99 euros, pudiendo encontrarlos a través de la propia tienda de Microsoft, así como otros distribuidores como Amazon o El Corte Inglés.

Valoración final
8.6 NOTA
NOS GUSTA
Gran calidad de audio
Autonomía hasta 15 horas
Compatibilidad con consolas y PC
Conexión simultánea multidispositivo
A MEJORAR
Micrófono no extraíble ni retráctil
Requiere mando Xbox para usar la aplicación para PC
Diseño y calidad de construcción8.5
Calidad de audio9
Micrófono y extras8.5
Instalación y software8.5
Calidad/Precio8.5

Gran fan de la industria del videojuego, también me considero bastante techie, por lo que trato siempre de estar al día sobre toda la información tecnológica.

2 comentarios
  • Zizou

    Los tengo y me parecen una maravilla, la verdad. El Dolby Atmos es un antes y un después, sólo he podido probar de momento algunos videos de demo, pero es impresionante. Los graves son demasiado fuertes en mi opinión, he probado con el ecualizador pero no consigo que pierdan protagonismo.

    Para conectarlos al PC he tenido que comprar el adaptador Xbox Wireless (25 euros), que también vale para jugar con el mando de la consola. Lo uso también para videollamadas de trabajo y en ese aspecto que sean inalámbricos es un plus de comodidad.

  • Kelux

    Yo también los tengo aparte de ser super cómodos lo de regular el chat de voz viene de perlas! Aunque yo para conectarlos a la torre uso un USB Bluetooth de 11€ y me funcionan perfectamente (se que tiene más latencia pero para hacer la reuniones sobra)

Lo más leído