Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Xbox Series podría obtener una actualización de hardware

Publicado el
Xbox Series X y Series S

Si bien la nueva generación de consolas llegó como una auténtica revolución dentro de estos dispositivos de juego, no fueron pocos los que todavía vieron un margen de comparación con los ordenadores. Y es que tanto las PS5 como las Xbox Series se quedaron un paso de sus posibilidades, dejando un margen de mejora que finalmente podría verse aprovechado.

Así lo han compartido en el canal de YouTube Moore’s Law is Dead (también conocido como MLD), quienes aseguran que Microsoft se estaría preparando para actualizar sus dos consolas actuales a partir de fines del próximo año.

La primera consola en ver una actualización es Xbox Series S, en la que se basa la mayor parte de la información filtrada actualmente, que recibiría una APU AMD Zen de especificaciones más altas basada en tecnología de proceso de 6 nm. La transición a TSMC 6N, que es un proceso refinado de 7 nm, daría como resultado mayores rendimientos de fabricación y, como resultado, Microsoft podría habilitar 24 unidades de cómputo completas desde su APU Xbox Series S.

Xbox Series S Componentes

La versión actual de la consola Xbox Series S cuenta con 20 unidades de cómputo, pero hasta 4 están deshabilitadas para preservar un buen rendimiento y un suministro continuo de la consola. Con más unidades de cómputo y posiblemente velocidades de reloj más altas, la consola podría incluso ser un 50% más rápida, según afirma el youtuber.

Sin embargo, lo que no está claro es si esta nueva consola aún usaría Zen2, o si bien optaría por aprovechar la ocasión para dar el salto a la arquitectura Zen3. Y es que está previsto que AMD lance su APU Rembrandt con microarquitectura RDNA2 y Zen3 durante el año que viene, un producto móvil Zen3 de segunda generación. Según los cambios en el silicio Cezanne (Zen3), es posible que todavía haya un intercambio arquitectónico sobre la mesa.

Obviamente, una reedición de la consola con mayor rendimiento aumentaría el coste y precio final de la misma, por lo que una Xbox Series S de segunda generación podría llegar a costar hasta 350 dólares. No obstante, la llegada de un modelo mayor provocaría al mismo tiempo que Microsoft introdujese un recorte de precio en el modelo actual, que podría llegar a bajar hasta los 250 o 200 dólares según los rumores.

Gran fan de la industria del videojuego, también me considero bastante techie, por lo que trato siempre de estar al día sobre toda la información tecnológica.

Lo más leído