Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Diablo Immortal no llegará a Bélgica y Holanda, otro ejemplo del problema que representan los juegos «gratuitos»

Publicado

el

Diablo Immortal portada

Desde que se produjo la presentación de Diablo Immortal me he encontrado con sensaciones enfrentadas. Los que nos leéis a diario ya sabéis que soy un jugador veterano de la franquicia, tuve la suerte de disfrutar del original en mi hoy anciano Pentium a 133 MHz cuando llegó al mercado, y también jugué durante muchos años tanto a Diablo II como a Diablo III. Actualmente juego con frecuencia a Diablo II Resurrected, un remake que me sorprendió para bien y que desde luego es un claro ejemplo a seguir.

El caso es que Diablo Immortal se aleja bastante de las claves más importantes de la saga de Blizzard. Por un lado hay que recordar que es un título centrado en el sector smartphone, aunque también va a llegar a PC. Por lo que he visto en numerosos vídeos, la jugabilidad ha cambiado considerablemente, se ha mantenido el diseño artístico de Diablo III y los micropagos van a tener un peso importante en este juego.

Los cambios en la jugabilidad no me gustan en absoluto. Diablo Immortal hace que matar a un puñado de enemigos normales sea muy lento incluso al empezar a jugar, lo que acaba con ese toque dinámico que siempre ha tenido la acción en la franquicia. A nivel gráfico Diablo Immortal se mantiene en la línea de lo que vimos en Diablo III, y está muy por detrás de Diablo II Resurrected, pero sin duda el mayor problema lo encontramos en su planteamiento de juego «gratuito» con micropagos, entrecomillado porque, al final, este tipo de juegos pueden acabar saliéndonos más caros que los títulos tradicionales.

Diablo Immortal

Diablo Immortal: Un ejemplo de lo que no debe ser un juego gratuito

Un juego gratuito debe ofrecer una buena experiencia al jugador incluso aunque este no gaste dinero. Ese es el pilar básico sobre el que debe desarrollarse cualquier título que parta de esa modalidad de negocio, independientemente de si este decide ofrecer un sistema de monetización basado en micropagos o en una suscripción opcional que proporcione ciertas ventajas.

Cuando te sales de ese concepto tu juego deja de ser un título «free to play» y se convierte en un juego «pay to win». En este escenario, los jugadores sienten que no pueden avanzar si no gastan dinero, o que no pueden estar a la altura de otros que han decidido pasar por caja, y al final lo más probable es que acaben abandonando el juego. Esto también puede ocurrir con jugadores que en su momento realizaron micropagos, pero que al final se sienten abrumados por la necesidad de seguir gastando dinero.

Hay muchas opciones para hacer que un juego gratuito no se convierta en un «paga para ganar», pero por desgracia parece que Diablo Immortal ha preferido seguir su propio camino. La propia Blizzard ha confirmado que el juego contará con las criticadas cajas de botín, un mecanismo que parte de la idea clásica de juego de azar, en la que compramos algo que nos da la posibilidad de conseguir determinados objetos. Puede que tengamos suerte y nos toque algo bueno (la posibilidad suele ser mínima), pero también puede ocurrir todo lo contrario (lo más habitual).

Diablo Immortal

La polémica de las cajas de botín viene de largo, y los motivos son más que evidentes, pero Diablo Immortal contará con ellas como sistema de monetización. Bélgica tomó la decisión de prohibir el uso de cajas de botín en videojuegos porque las considera como una forma de juego de azar, y Holanda hizo lo propio aunque desde una perspectiva menos radical, ya que consideró que podrían ser legales con algunas variaciones.

Para no pillarse los dedos, Blizzard ha confirmado que Diablo Immortal no estará disponible en ambos países, y que si los nacionales de Bélgica y Holanda intentan jugarlo podrían ser expulsados. Es una prohibición en toda regla, y al mismo tiempo es una decisión que ha generado mucha polémica, ya que Blizzard ha dado prioridad absoluta a las cajas de botín.

Por otro lado, también está confirmado que los micropagos que ofrecerá Diablo Immortal afectarán a la jugabilidad, y podrán crear desequilibrios importantes, ya que ciertos objetos, como las «crestas raras» o las «gemas legendarias» y otros materiales para la fabricación de objetos se pueden conseguir jugando o pagando con dinero real. Según Blizzard ha equilibrado la jugabilidad para que sean más fáciles de conseguir sin pagar, pero al final ya sabemos a dónde nos llevará esto.

El lanzamiento de Diablo Immortal está previsto para el 2 de junio, y estará disponible para terminales iOS, para Android y también para PC. En este artículo ya os contamos los requisitos que debemos cumplir para ejecutarlo en cualquiera de esos tres sistemas. A título personal, ya os confirmo que voy a pasar totalmente de Diablo Immortal. Curiosamente, me ocurre todo lo contrario con Diablo II Resurrected, ya que es uno de los juegos a los que más tiempo estoy dedicando, y de los que más estoy disfrutando.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído