Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Cómo puedo ver y medir mi velocidad de conexión a Internet

Publicado

el

Cómo puedo ver y medir mi velocidad de conexión a Internet

La velocidad de conexión a Internet que tenemos contratada con nuestro proveedor representa el pico máximo al que podemos llegar cuando navegamos por Internet, y también cuando descargamos o subimos archivos o documentos. Esa velocidad se nos especifica de una manera clara en el contrato, y es la que recibimos si el servicio funciona con normalidad, pero si tienes dudas puedes realizar una medición para ver la velocidad real que estás disfrutando.

Es un proceso muy sencillo y totalmente fiable, pero antes de empezar a medir tu velocidad de conexión a Internet debes asegurarte de que no hay ninguna aplicación, ni ningún dispositivo, que pueda estar utilizando tu conexión y consumiendo ancho de banda, ya que esto afectará a los resultados de la medición y hará que sean más bajos de lo que deberían. Cierra esas aplicaciones o desconecta esos dispositivos antes de iniciar la prueba de velocidad.

Una vez que hayas hecho lo que te hemos indicado en el paso anterior, puedes elegir entre diferentes pruebas de velocidad que se realizan de forma automática en Internet, y sin tener que realizar ningún tipo de instalación. Uno de mis favoritos es Speedtest de Ookla, porque tiene una interfaz sencilla y ligera, y porque se completa en unos segundos.

Cómo medir y visualizar tu velocidad de conexión a Internet

velocidad de conexión a Internet

Entras en el enlace que te hemos dejado en el párrafo anterior, y en la interfaz del Speedtest solo tienes que hacer clic en «Inicio». No utilices el equipo hasta que la prueba de velocidad termine para evitar posibles interferencias que puedan afectar en mayor o menor medida al resultado final. Una vez que finalice obtendrás dos resultados, la velocidad de conexión en bajada y la velocidad en subida.

La primera indica la velocidad máxima a la que puedes descargar archivos y recibir paquetes, mientras que la segunda refleja la velocidad máxima a la que puedes subir archivos y enviar paquetes. Ambas son un claro reflejo de esa comunicación bidireccional que se produce cuando navegamos por Internet, y también cuando jugamos online o utilizamos servicios de streaming, y son fundamentales para disfrutar de una buena experiencia.

Normalmente, la velocidad de conexión que te ofrece tu operador se refiere al valor de bajada. El valor de subida puede ser inferior, pero en cualquier caso si obtienes un resultado demasiado pobre y tu velocidad es demasiado baja es recomendable que contactes con tu proveedor. En mi caso, los valores que he obtenido son bastante buenos, aunque la velocidad de subida estuvo un poco por debajo de lo habitual.

Ten en cuenta que los valores que obtengas se expresan en megabits por segundo y no en megabytes por segundo, un tema que ya te explicamos en su momento en este artículo, y que es muy importante tener claro. Por ejemplo, esos 945 megabits (Mb) por segundo que he obtenido equivalen a 118 megabytes (MB) por segundo.

Contenido ofrecido por AVM FRIZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído