Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

¿Elon Musk aún quiere Twitter?

Publicado

el

¿Elon Musk aún quiere Twitter?

Ya han pasado alrededor de tres meses desde que la relación entre Twitter y Elon Musk entró en una dinámica de lo más peculiar. Todo empezó con el multimillonario ampliando su participación accionarial en Twitter y, en consecuencia, reclamando un asiento en la junta directiva de la compañía. Pocos días después anunció que renunciaba a dicha posición, solo para que poco después descubriéramos que, en realidad, sus planes pasaban por hacerse con el control de la red social, con la que llegó a un acuerdo de compra poco después.

Lo que ocurrió a continuación seguramente ya lo sepas, Elon Musk empezó a poner en entredicho los datos sobre la cantidad de bots que le había facilitado Twitter y, en un movimiento de lo más sospechoso, planteó la posibilidad de una reducción en el precio de la compra, curiosamente justo cuando los analistas empezaban a publicar datos sobre los problemas económicos que podría suponer esta operación a Musk, casi dando la impresión de que la operación de compra habría respondido más a un impulso que a un análisis.

Y ahora, según un informe de The Washington Post, un cúmulo de sucesos y revelaciones de las últimas semanas podría apuntar a que Elon Musk se lo ha pensado mejor y, en consecuencia, habría decidido dar marcha atrás en la compra de Twitter. ¿El problema (para él, quiero decir)? Que en el contrato que firmó, se comprometía a pagar 1.000 millones de dólares como indemnización si decidía dar marcha atrás y no completar la compra. Según los informes, se estaría llevando a cabo una minuciosa revisión de todos los puntos del contrato para comprobar si hay alguna manera de evitar tener que pagar esa indemnización.

¿Qué opinas tú? ¿Crees que Twitter finalmente será propiedad de Elon Musk, o piensas que dará marcha atrás, aún cuando esto le haga quedar un tanto mal?

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído