Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Elon Musk retira su oferta de compra de Twitter y la operación se resolverá en los tribunales

Publicado

el

Elon Musk Twitter

Ha llegado el impasse que muchos vaticinaban desde hace tiempo y el equipo legal de Elon Musk ha informado de la retira de la oferta de compra de Twitter por 43.000 millones de dólares, que el multimillonario sudafricano realizó el pasado abril tras varios comentarios y movimientos en la misma dirección.

El motivo para cancelar la operación gira en torno a la duda que se venía planteando el propio Elon Musk desde muy poco después de oficializar el acuerdo: el gran número de cuentas falsas que puebla la red social, muy superior según Musk al 5% que estimaban los informes de esta. O, como lo han traducido en el comunicado, el fallo o rechazo de Twitter a facilitar «la información y los datos necesarios para realizar un análisis independiente acerca de las cuentas falsas, de spam los bots que hay la plataforma».

Por supuesto, en la cúpula de Twitter no van a tomar la excusa como buena ni se van a conformar con el el cambio de opinión de Musk y, en palabras de Bret Taylor, actual presidente de la red social, «la Junta de Twitter se compromete a cerrar la transacción en el precio y los términos acordados con el Sr. Musk y planea emprender acciones legales para hacer cumplir el acuerdo de fusión».

En resumen, parece que la situación se resolverá en los tribunales y quien más tiene que perder a priori es Elon Musk, ya que se enfrenta al pago del acuerdo o al de una claúsula de rescisión de mil millones de dólares asumible por la parte que se retire del acuerdo, en este caso la suya. No obstante, el equipo legal de Musk se escuda en la falta de colaboración por parte de Twitter, con el tema de las cuentas falsas, pero también de la comercialización del servicio, para salir sin pena del conflicto.

Este giro de los acontecimientos, sin embargo, no ha pillado por sorpresa a casi nadie: hace apenas unos días que The Washington Post apuntaba al rechazo en firme a finalizar la compra por parte de Musk, aduciendo entre otros -los ya mencionados- reparos económicos para Musk tratando de reunir el monto de la operación y se ha terminado cumpliendo. ¿Por la boca muere el pez?

Lo cierto es que por más que Elon Musk pueda ser tachado de tal o cual, que bien lo merece, desde que anunció su intención de adquirir Twitter no se lo han puesto fácil, ni las administraciones a uno y otro lado del charco, temerosas no se sabe bien de qué, aunque de las «advertencias» no pasaron dado que la operación no se ha completado, a muchos de los usuarios de la propia red social, muchos de los cuales clamaron entonces y regurgitan ahora: entonces, por permitir a una persona como Musk comprar la plataforma; ahora, porque no se le obligue a hacerlo para darle un escarmiento.

Enfocado en las nuevas tecnologías empresariales y de usuario final. Especializado en Linux y software de código abierto. Dirijo MuyLinux y escribo en MC, MCPRO y MuySeguridad, entre otros.

Lo más leído