Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Nuestros lectores hablan: ¿Cuál es para ti el mejor juego de lucha de todos los tiempos?

Publicado

el

Fatal Fury portada

Los juegos de lucha representan una historia importante dentro de la historia de los videojuegos, aunque siendo justos tenemos que reconocer que la base clásica a la que estamos acostumbrados, y que ha inspirado el desarrollo de numerosos títulos en las últimas tres décadas, no se gestó hasta la llegada de Street Fighter 2, un título que llegó a los salones recreativos en marzo de 1991, y que es considerado como «el padre» del género.

La verdad es que es un título más que merecido porque, como ya he dicho en el párrafo anterior, Street Fighter 2 fue el que sentó las bases de los juegos de lucha, unas bases que todavía hoy se mantienen sin cambios drásticos. Por otro lado, también es un juego que ha envejecido de maravilla, y que se sigue disfrutando a la perfección en su versión original, aunque es cierto que el ritmo de los combates es bastante lento, y esto hace que algunos prefiramos optar por las versiones con modo turbo configurable.

En líneas generales, la evolución de los juegos de lucha ha sido bastante lineal, y al final es comprensible ya que siempre han girado alrededor de esa base clásica. Tanto es así que títulos de última generación, como Street Fighter V, mantienen en mayor o menor medida esa base. Otros como The King of Fighters XV tienen su propia esencia, gracias al carácter diferenciador de los combates en grupos de tres, pero al final esa base clásica sigue presente, y se aprecia fácilmente (barras de vida, combates limitados por tiempo, escenarios cerrados, abanico de movimientos con golpes normales y ataques especiales, goles débiles y fuertes, bloqueo alto y bajo manteniendo el mando hacia atrás, étc).

mejor juego de lucha Fatal Fury

Innovar en los juegos de lucha siempre ha sido complicado, pero no imposible. En este sentido, uno de los títulos más tempranos, atrevidos y bien resueltos fue Fatal Fury. Tuve la suerte de disfrutar del original en máquinas recreativas, y la experiencia fue una maravilla. Era un título desafiante, con una historia envolvente y bien narrada que te sumergía de lleno en una venganza muy personal contra el malvado Geese Howard y su banda de criminales.

El perfil y la personalidad de cada personaje estaba perfectamente cuidada, los escenarios y la banda sonora rayaban a un nivel sobresaliente, y la posibilidad de cambiar de plano fue algo verdaderamente revolucionario que introdujo una nueva dinámica en los combates. También tuvo uno de los finales más épicos de toda la historia de los juegos de lucha.

Fatal Fury no era una copia de Street Fighter 2, era algo nuevo y verdaderamente revolucionario que se atrevió a intentar superar al título de Capcom. No puedo decir que lo consiguió porque, al final, fue este el que transformó por completo el género y sentó las bases del mismo, pero hay que reconocer que SNK hizo un trabajo excelente.

KOF 94

Samurai Shodown y The King of Fighters (este último fue concebido inicialmente como un beat em up) también introdujeron innovaciones importantes. El primero apostó por un combate con armas blancas y añadió mascotas en algunos personajes (el perrete de Galford y el águila de Nakoruru), y el segundo destacó por el uso de un sistema de combate por equipos de tres, el sistema de esquiva de ataques y por permitir realizar movimientos especiales definitivos en modo «desesperación», es decir, cuando la barra de salud estaba por debajo del 20% (Super Street Fighter 2 Turbo se adelantó en unos meses, ya que fue el primero de la saga de Capcom en contar con movimientos «súper»).

Con una cantidad tan enorme de juegos de primer nivel, de los cuales he disfrutado muchísimos desde mis inicios como amante de los videojuegos, me resulta complicado decidir cuál ha sido el mejor juego de lucha de toda la historia. A título personal me quedaría con Fatal Fury por lo original de su planteamiento, por la historia, la ambientación y su profundidad, que prácticamente le daban un marcado toque cinematográfico. Esa esencia quedó diluida en Fatal Fury 2, y la verdad es que solo viví algo parecido con Art of Fighting, otro de los grandes del género.

Fatal Fury fue, junto con The King of Fighters 94, el juego de lucha que más me marcó, y por eso me parece el mejor de su género. Ahora os toca a vosotros, nos leemos en los comentarios.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído