Conecta con nosotros

Noticias

Windows 10 21H1 se ha quedado sin soporte

Publicado

el

Windows 10 21H1 Actualización mayo

Estamos a martes 13 de diciembre y si eres supersticioso, ya sabes que se trata de un día de mala suerte. No obstante, es el segundo martes del mes y el día en el que Microsoft lanza las actualizaciones para las versiones de Windows en activo, el «famoso» Patch Tuesday con el que, además, se da a Windows 10 21H1 la despedida.

Es decir, si todavía te encuentras utilizando Windows 10 21H1, la versión de Windows 10 lanzada en mayo de 2021, esta será última actualización que recibirá, porque su soporte termina ya. Lo normal, de hecho, es que hubieras actualizado a una versión superior, pues pasado un tiempo y considerada la versión como estable para todos los usuarios, Microsoft fuerza la actualización.

Al menos, así lo lleva haciendo Microsoft desde hace algunos años, solo en Windows 10, eso sí. Por supuesto, puede haber usuarios que aún así hayan bloqueado la actualización, y es precisamente a esos casos a los que esta advertencia va dirigida, pues tras esta última actualización que llega hoy, se acabó: el sisteWindows 10 21H1ma ya no recibirá más parches de seguridad o de cualquier otro tipo.

La recomendación de Microsoft, sobra decirlo, es actualizar directamente a Windows 11… y por lo que sea si tu PC no da la talla, te compras uno nuevo. ¿Te queda claro? Ojo que no lo digo yo, solo te transmito la postura de Microsoft al respecto. Y es que muchos habrían actualizado ya a Windows 11, de poder hacerlo.

Windows 10 21H1

Por más que Microsoft actualice los requisitos de Windows 11, siguen habiendo muchos millones de usuarios en todo el mundo incapaces de instalar la nueva versión del sistema operativo ahora y en un futuro, a menos que determinadas imposiciones con buena intención, pero con pobre criterio, se desechen. De hecho, este fin de soporte de Windows 10 21H1 no es el más importante de los que aguardan.

El próximo Patch Tuesday, fijado para el 10 de enero de 2023, Windows 8.1 recibirá su última actualización de seguridad y lo mismo sucederá con aplicaciones fundamentales como varios de los navegadores web grandes, que se despiden no solo de Windows 8.1, sino ed Windows 7. Entonces, los usuarios solo tendrán dos opciones sobre la mesa: actualizar a Windows 10 o a Windows 11, una elección que dependerá de las circunstancias de cada uno.

Bueno, siendo rigurosos las opciones son cuatro: actualizar a Windows 10, actualizar a Windows 11, no actualizar y dejar que el malware se cebe con un Windows que ya no recibe parches de seguridad… o pasarse a Linux, que siempre está ahí. Como se suele decir, nunca es tarde si la dicha es buena.

Enfocado en las nuevas tecnologías empresariales y de usuario final. Especializado en Linux y software de código abierto. Dirijo MuyLinux y escribo en MC, MCPRO y MuySeguridad, entre otros.

Lo más leído