La demo de Anthem funcionaba en un PC de varios miles de dólares

La demo de Anthem funcionaba en un PC de varios miles de dólares
11 de julio, 2018

Anthem fue uno de los grandes protagonistas del E3 de 2018, y por méritos propios. En la demostración que ofreció EA pudimos ver que los chicos de BioWare habían hecho un excelente trabajo a nivel técnico, y también a nivel artístico. Su calidad gráfica era sorprendente, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de un juego de tipo mundo abierto, un hecho que generó muchas dudas sobre si realmente era viable llevar un juego de este tipo a PS4 y Xbox One sin tener que hacer recortes drásticos.

Los downgrades llevan mucho tiempo en el sector del videojuego y tenemos ejemplos recientes muy claros, como The Witcher 3, Watch_Dogs o The Division. Son muchos los desarrolladores que aprovechan el escenario que brindan grandes eventos para mostrar sus próximos lanzamientos funcionando sobre PCs de gama extrema que son capaces de moverlos a un nivel imposible para las consolas actuales, y también para los ordenadores de gama media que utilizan la mayoría de los jugadores.

El objetivo principal de esa estrategia no es otro que llamar la atención y generar un gran interés entre los usuarios y también entre los medios, aunque después se acaba produciendo el inevitable “downgrade”, una expresión que se utiliza para referirse a una marcada reducción de calidad gráfica que se produce en los juegos durante su etapa de desarrollo para ajustarlos al rendimiento de sistemas menos potentes, que en este caso son PS4 y Xbox One.

Anthem en el E3 2018: 4K y 60 FPS sobre dos GTX 1080 TI de NVIDIA

Mark Darrah, productor ejecutivo de BioWare, ha confirmado que la demo de Anthem que mostraron en el E3 2018 funcionaba sobre dos tarjetas gráficas GTX 1080 TI en SLI, lo que significa que haciendo una valoración conjunta utilizaron un PC de varios miles de dólares.

Una GTX 1080 TI es mucho más potente que las GPUs utilizadas en PS4 Pro y Xbox One X, y éstas a su vez están muy por encima de las GPUs que montan PS4 y Xbox One. Esto ha sembrado muchas dudas que apuntan con fuerza a un posible “downgrade” en la versión final del juego, algo que Darrah ha querido disipar diciendo que todavía no han terminado el desarrollo y que van a seguir trabajando para conseguir la mayor optimización posible.

Esto quiere decir que lo más probable es que con una única GTX 1080 TI podamos jugar a Anthem en 4K con calidad máxima y una tasa de fotogramas más que aceptable, ¿pero dónde quedan las consolas en esta ecuación? Es una buena pregunta, y los chicos de Digital Foundry nos ayudan a darle respuesta.

En el vídeo que acompañamos han realizado un completo análisis en el que podemos confirmar que la demo de Anthem no tenía activados todos los efectos posibles, es decir que parecía no estar configurada al máximo. Puede que esto se deba a esa falta de optimización y a un intento de evitar caídas de fotogramas por segundo durante la demostración, lo que a su vez sugiere que la versión para Xbox One y PS4 podría contar con una importante reducción de calidad gráfica.

Por lo que respecta a la resolución del juego en sus diferentes versiones no esperamos sorpresas:

  • PS4: resolución 1080p y 30 FPS.
  • Xbox One: resolución 1080p dinámica y 30 FPS.
  • PS4 Pro: resolución 1440p reescalados a 4K y 30 FPS.
  • Xbox One X: resolución 1800p reescalados a 4K y 30 FPS.
  • PC: hasta 4K sin límite de fotogramas por segundo.

Notas finales

Aunque BioWare promete optimización y el motor gráfico utilizado (Frostbite) es un viejo conocido no esperamos milagros, ya que al final el hardware acaba marcando unos límites que son imposibles de superar.

Viendo la configuración sobre la que funcionaba la demo de Anthem en el E3 y el modesto hardware (en comparación) que montan las consolas actuales creo que lo más probable es que la versión final acabe llegando al mercado con una calidad gráfica inferior a la que hemos visto hasta ahora, y todo por una sencilla razón: alcanzar una cierta paridad entre consolas y PC, algo que ya lleva funcionando muchos años.

Su lanzamiento se producirá el 22 de febrero de 2019 y como dijimos llegará a Xbox One, PS4 y PC, y contará con mejoras para aprovechar el hardware de PS4 Pro y Xbox One X. EA todavía no ha confirmado los requisitos, pero cualquier PC actual de gama media que cumpla con las siguientes especificaciones debería poder moverlo de forma aceptable:

  • Windows 7 de 64 bits.
  • CPU Intel Core i5 6600 o FX serie 8350.
  • 8 GB de RAM.
  • Tarjeta gráfica GeForce GTX 970 o AMD Radeon R9 290 de 4 GB.

  • Share This