Web Analytics
Conecta con nosotros
Firefox frente a Chrome Firefox frente a Chrome

Guías

Firefox frente a Chrome ¿Por qué deberías usar uno u otro?

Publicado el

Google Chrome cerró 2018 aumentando su dominio en navegación web y así ha comenzado 2019, alcanzando un nuevo récord del 67,29% según los datos de cuota de mercado de enero publicados por Netmarketshare. Por su parte, Firefox subió con fuerza (casi medio punto) por segundo mes consecutivo recuperando mínimos y rozando la barrera del 10%.

Edge también subió unas décimas aunque más por el impulso de Windows 10 donde se incluye por defecto. Los Internet Explorer volvieron a caer, están virtualmente muertos y se mantienen simplemente por motivos de compatibilidad empresarial. El Safari de Apple solo lo usa uno de cada tres usuarios de Mac para una cuota mantenida en el 3%, mientras que Opera sigue por debajo del 2% y retrocediendo desde su cambio de propietario. Vivaldi, Yandex, Sogou Explorer o QQ, son otros desarrollos que pueden usarse, pero son irrelevantes en el global de cuota.

El resultado es que a la espera de lo que pueda conseguir ese Edge Chromium que ha removido el segmento de navegadores por lo que significa al usar el mismo motor que Google y su apertura a Windows 7, 8 y macOS, Firefox es hoy por hoy la única alternativa real a Chrome para el gran grueso de internautas. Hoy los ponemos frente a frente y revisamos sus ventajas de uso. No hagas caso de aseveraciones que aseguran que uno es «mejor» que otro porque es imposible sentenciarlo objetivamente. Nuestra recomendación es la de costumbre: prueba ambos y decide el que más te gusta o se adapta mejor a tus necesidades.

Firefox frente a Chrome

Firefox y Chrome son dos grandes desarrollos y cualquier tipo de usuario estará cómodo con ellos como exponentes de navegadores web modernos. Firefox nació como un intento de Mozilla de retomar el legado de Netscape Navigator después de que este liberara su código tras ser defenestrado por Internet Explorer ante los errores propios (de Netscape), la estrategia agresiva de Microsoft y el uso de Windows para impulsarlo.

En su tiempo, fue casi la única alternativa a IE hasta que apareció Chrome como la solución comercial de la base tecnológica que proporcionaba Chromium, un desarrollo de código abierto también creado por Google que se ha convertido en el gran desarrollo para creación de navegadores, siendo utilizado por otros como Opera, Maxthon, Vivaldi y Brave. Y próximamente el mismo Microsoft para el nuevo Edge.

Chromium, más la enorme presencia en Internet de los servicios y aplicaciones de Google relacionadas, ha sido el gran responsable para que Chrome domine el mercado de navegadores web por amplio margen.

Firefox frente a Chrome

Puntos fuertes de Firefox

Aunque Firefox se parece cada vez más a Chrome en el plano estético, todavía mantiene diferencias apreciables en el plano tecnológico y conceptual. Usa un motor distinto, ofrece amplia personalización de la interfaz, extensiones propias, mantiene un desarrollo completamente abierto  también en el terreno conceptual, siendo el único de los grandes navegadores bajo un desarrollo completamente de código abierto y apostando por garantizar la privacidad del usuario. Repasamos algunas de sus ventajas:

Rapidez y ligereza. El tratamiento ‘Quantum’ a partir de Firefox 57 le ha sentado estupendamente al navegador de Mozilla y ha mejorado la rapidez de ejecución de su motor, la apertura del navegador y la carga de paginas. Mozilla asegura que Firefox consume un 30% menos de recursos que Chrome, un ‘tragón’ especialmente en memoria RAM. Aunque algunos usuarios opinan que los navegadores actuales están demasiado ‘inflados’ Chrome es el que más en este aspecto. Firefox es solo un navegador, mientras que Google piensa en convertir a Chrome en una plataforma acercándolo a Chrome OS.

Código abierto. Firefox es el único de los grandes navegadores desarrollado completamente bajo código abierto y por una fundación sin ánimo de lucro. Firefox mantiene una hoja de ruta pública completa que está influenciada por contribuyentes y miembros de la comunidad. Ese tipo de cooperación comunitaria es un gran valor más allá de conceptos y permite a cualquiera ver, cambiar o redistribuir su código. Aunque Chrome tiene componentes de Chromium, no es abierto y -obviamente- todas las decisiones sobre la dirección futura se realizan internamente dentro de una organización que se debe a sus accionistas y la consecución de resultados financieros.

Personalización y extensiones. Firefox se ha caracterizado por ser una aplicación de naturaleza muy abierta, esto quiere decir que no solo su código está disponible para cualquiera, sino que también ofrece una interfaz muy personalizable. El usuario puede cambiar buena parte de las opciones del navegador para poder adaptarlo a sus necesidades. En Chrome las opciones de personalización son inferiores y la verdad es que cualquier versión se ve casi idéntica incluso en plataformas distintas. En cuanto a extensiones, Chrome tiene una colección mucho mayor, pero Firefox tiene varias extensiones únicas (la pestaña de estilo de árbol como ejemplo), que no están disponibles para los usuarios de Chrome.

Privacidad. Mozilla ha destacado desde los inicios de Firefox la apuesta por el respeto al derecho a la privacidad de sus usuarios. Lpolítica de privacidad de Firefox está claramente fijada y ofrece información transparente de los datos que se pueden recopilar y para qué se usan esos datos. A destacar su modo especial de navegación privada que han terminado de implementar el resto. Las diferencias aquí son simples. Mozilla no es Google, no vive de la recopilación de datos del gigante de Internet. 

Firefox hace lo que hace Chrome. ¿Deseas sincronizar pestañas, marcadores, perfiles y más en distintos dispositivos? ¿Necesitas desarrollar sitios web con la ayuda de un inspector de elementos y una consola? ¿Qué hay de la seguridad para prevenir infecciones de malware? ¿O un administrador de tareas para identificar los problemas de rendimiento? En otras palabras, cualquier cosa que puedas hacer en Chrome probablemente lo podrás hacer en Firefox. No tendrás problemas en la transición. Firefox facilita la importación de favoritos o contraseñas y funciona perfectamente con todo tipo de páginas.

Firefox frente a Chrome

Puntos fuertes de Chrome

Interfaz. Google ha apostado desde su primera versión por una interfaz minimalista, pero intuitiva y efectiva, con la que cualquier usuario puede comenzar a usar fácilmente. Lejos de cargar la interfaz de la aplicación con opciones que el usuario raras veces utiliza, optó por meter el menú principal dentro un botón situado a la derecha de la barra de direcciones y aprovechó la barra de título para eliminarla y colocar en su lugar las pestañas. Aunque se puede personalizar, su interfaz sigue siendo muy clara y simple, dedicada a lo que importa en un navegador web.

Rendimiento. La capacidad de multiproceso de Chrome le permite aprovechar mejor las posibilidades de los multinúcleos de los procesadores modernos, ofreciendo una carga muy rápida de las páginas web y permite un gran número de pestañas abiertas, que además se gestionan por separado. La carga diferida es otra función interesante implementada recientemente para acelerar la carga de páginas web. En resumen, Chrome ofrece un gran rendimiento, aunque sea a costa de un mayor consumo de recursos tanto a nivel de CPU como de memoria RAM.

Seguridad. Dejando a un lado los aspectos polémicos de privacidad y la gestión de la recopilación de datos, Google ha hecho un gran trabajo en materia de seguridad con Chrome. Fue el primero en implementar el aislamiento de procesos (sandbox); en adoptar el cifrado de extremo a extremo en la sincronización de datos; en marcar páginas inseguras para mejorar la adopción de HTTPS; la activación de la navegación privada con datos sensibles; mejora de la seguridad en extensiones; bloqueo de anuncios abusivos y un largo etc.

Ecosistema y servicios Google. Si usas mucho otros servicios y aplicaciones de Google, usando Chrome te sentirás como en casa porque su integración es masiva y, además, puedes usar varias cuentas para configurar varios perfiles de Chrome. Algunos usuarios consideran que ya es demasiado y Chrome cada vez más se parece a Chrome OS en cuanto a sus posibilidades, más que un navegador una plataforma completa. Otros lo aprecian. Si buscas la ejecución de aplicaciones complejas en el mismo navegador o buscas extensiones para ampliar sus funcionalidades o personalizarlo, ningún otro navegador ofrece tanto.

Desarrollo y nuevas tecnologías. La presencia de Google en Internet, la cuota de mercado de Chrome y el uso de una base como Chromium, le otorga una influencia significativa por lo que los sitios y aplicaciones tienden a estar programados perfectamente en Chrome. El desarrollo web avanzado también suele ser más fácil en Chrome. Para bien o para mal la dirección de las tecnologías web está hoy en manos de Google. El Edge Chromium de Microsoft es un claro ejemplo.

¿Cómo lo ves? ¿Qué navegador web te gusta más? ¿Cuál usas. Por qué? Te toca participar.

Lo más leído