Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Windows 10 Fall Creators Update deja de recibir soporte a partir de hoy

Publicado el

Hoy es el último día de soporte oficial para Windows 10 Fall Creators Update, una actualización lanzada el 17 de octubre de 2017 que fue muy importante en su momento para el conocido sistema operativo de Microsoft.

En líneas generales la recepción de Windows 10 Fall Creators Update fue bastante buena. No fue una actualización problemática, aunque es cierto que su tasa de adopción no fue tan rápida como la de Windows 10 April 2018 Update, una de las actualizaciones más exitosas de Microsoft.

Como sabrán la mayoría de nuestros lectores Microsoft concibe Windows 10 como servicio y no como producto, una idea que asocia el soporte a la actualización del sistema operativo. Esto significa que los plazos de soporte entre versiones son más cortos comparados con los que tendríamos en un sistema operativo como Windows 7, pero a cambio disfrutamos de actualizaciones periódicas que introducen mejoras a nivel de seguridad, rendimiento y estabilidad, y también de nuevas características.

Cada actualización amplía el soporte de las versiones Windows 10 Home, Pro y Pro for Workstations en 18 meses, cifra que en el caso de las versiones Enterprise y Education es superior. Esta diferenciación nos permite entender por qué hoy es el último día de soporte para Windows 10 Fall Creators Update, pero solo en sus versiones Home, Pro y Pro for Workstation, ya que las versiones Enterprise y Education seguirán teniendo soporte hasta el 14 de abril de 2020.

¿Qué pasa si utilizo Windows 10 Fall Creators Update sin soporte?

Utilizar una versión de Windows 10 que carece de soporte no representa ningún peligro importante a corto plazo, ya que hablamos de un sistema operativo de última generación que está preparado para ofrecer una buena experiencia de uso con hardware actual y que dispone, además, de herramientas de seguridad nuevas.

Sin embargo, dejaremos de recibir parches de seguridad y mejoras a nivel de estabilidad y rendimiento, lo que significa que a medio y (sobre todo) a largo plazo cabe la posibilidad de que empecemos a tener problemas, sobre todo si se descubren vulnerabilidades concretas, ya que éstas no serán parcheadas en versiones sin soporte.

La solución en cualquier caso es muy sencilla, basta con actualizar a una versión superior para seguir contando con soporte. Sé que hay casos “extremos” en los que pueden producirse problemas con ciertos controladores, de hecho lo viví cuando actualicé a Windows 10 October 2018 Update, pero no queda otra opción.

Normalmente actualizar los controladores puede ayudarnos a resolver los problemas. Si estos persisten podemos contactar con el soporte de Microsoft y pedir ayuda.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído