Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

AMD quiere dejar de ser la opción económica, ¿cómo afectará al consumidor?

Publicado el

No hay duda de que AMD ha pasado por diferentes etapas en el sector de los microprocesadores de consumo. Puede que hoy muchos usuarios piensen que siempre ha sido la opción «económica» a Intel, pero esto es porque no vivieron (o no recuerdan) la época de los Ahtlon 64 y los Athlon FX.

Dicha generación superó sin problemas a los Pentium 4 de Intel, y los Athlon 64 X2 hicieron lo propio con los Pentium D, una generación de procesadores de doble núcleo que llegó a modo de transición para llenar el vacío que tuvo que afrontar el gigante del chip hasta que pudo lanzar los Core 2 Duo.

Tras el patinazo de los AMD FX, basados en la arquitectura Bulldozer, tanto los procesadores basados en dicha arquitectura como las placas base quedaron como opciones económicas, y así se han mantenido durante los últimos años. La llegada de la arquitectura Zen marcó un punto de inflexión, pero la firma de Sunnyvale ha seguido apostando por ofrecer un buen valor calidad-precio tanto a nivel de CPUs como de plataforma (placas base), algo que va a cambiar con las soluciones basadas en el chipset X570.

El CEO de MSI, Charles Chiang, ha comentado recientemente que AMD tiene planes para dejar de ser la opción económica. Es un comentario muy interesante que puede ser objeto de varias interpretaciones, así que para evitar confusiones o interpretaciones erróneas lo mejor es hacer un análisis exhaustivo.

Según este ejecutivo AMD ha conseguido dar forma, por fin, a un diseño verdaderamente competitivo que ha dejado a Intel, por primera vez desde la llegada de los Ahtlon 64, en una posición complicada. La firma que dirige Lisa Su ya no tiene motivos para recortar al máximo los costes (y sus beneficios) en aras de mantenerse viva en el sector CPU, puede subir precios obtener ingresos, algo que, desde un punto de vista empresarial, resulta totalmente comprensible.

Las empresas quieren ganar dinero con sus productos, y si AMD ha conseguido crear un diseño CPU capaz de superar a los Core 9000 de Intel es normal que quiera maximizar los ingresos que obtiene por él. Por otro lado Chiang ha explicado que las placas base con chipset X570 serán más caras porque contarán con nuevas prestaciones que requieren de componentes más caros.

Así, por ejemplo, destaca el incremento del precio de los chipsets X570, que tienen un TDP superior (10 vatios frente a los 3 vatios de las placas X470), imprescindibles para mantener el estándar PCIE 4.0, y también por la mayor complejidad de dicha tecnología a nivel de hardware.

Bien, ¿y cómo afectará esto al consumidor? En principio los precios que dio AMD cuando presentó sus CPUs Ryzen serie 3000 son muy competitivos y no esperamos cambios cuando se produzca el lanzamiento, así que por este lado podemos estar tranquilos. Lo que sí podríamos ver es un incremento notable en los precios de las placas base X570 frente a las placas base X470, derivado, como dijimos, de las nuevas funciones que integrarán y de unas terminaciones más «premium».

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído