Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Bill Gates achaca el fracaso de Windows Mobile a la demanda antimonopolio

Publicado

el

fracaso de Windows Mobile

El fracaso de Windows Mobile con el que Microsoft se quedó fuera de la revolución de la movilidad fue consecuencia de las «distracciones de la demanda antimonopolio» contra la compañía en Estados Unidos en 1998, asegura Bill Gates en una entrevista con CNBC.

Al co-fundador, presidente de honor y ex-responsable ejecutivo de Microsoft no se le olvida el fracaso de Windows Mobile. Gates ha reconocido en varias ocasiones que «fue el mayor error de todos los tiempos». No es para menos. Algunos cálculos sitúan en 400.000 millones de dólares la cantidad potencial dejada de ingresar ante lo que supuso a todos los niveles la pérdida de la era de la movilidad y una travesía en el desierto que el actual CEO Satya Nadella está intentando superar llevando software y servicios a las plataformas que fueron (y son) sus rivales, iOS y Android.

Según Gates, la demanda antimonopolio que los reguladores de Estados Unidos iniciaron contra Microsoft en 1998 «distrajo» a la compañía y terminó provocando el fiasco de su plataforma móvil«No tengo dudas de que la demanda antimonopolio fue mala para Microsoft», dice Gates expresando su decepción por el fracaso del sistema operativo y mostrando que fue doloroso para él ya que estuvo personalmente involucrado en la investigación.

Bill Gates insiste: «nos habríamos centrado más en crear el sistema operativo móvil, por lo que en lugar de usar Android hoy, estarías usando Windows Mobile si no hubiera sido por el caso antimonopolio».

El ejecutivo ha argumentado que tener supervisores antimonopolio instalados en todas las reuniones de alto nivel en Microsoft redujo seriamente la ventaja competitiva de la compañía, lo que resultó en un estancamiento del desarrollo de productos como Windows Mobile y otros como Internet Explorer. “Oh, estábamos tan cerca. Estaba demasiado distraído. Arruiné el proyecto por esa distracción», dice Gates.

«Llegamos solo tres meses tarde a un lanzamiento de Motorola», explica, suponemos en referencia al icónico modelo Droid con Android que puso al sistema de Google en el candelero gracias al fuerte impulso de marketing de Verizon y Motorola y que Gates da a entender que podría haber sido un Windows Mobile cambiando toda la historia posterior. «Así que sí, el ganador se lleva todo el juego. Ahora nadie aquí ha oído hablar de Windows Mobile, pero bueno. Son unos cientos de miles de millones aquí o allá», se lamenta el co-fundador de Microsoft.

fracaso de Windows Mobile

¿La demanda antimonopolio produjo el fracaso de Windows Mobile?

Analistas y medios no están demasiado de acuerdo con la argumentación de Bill Gates y existe la idea bastante generalizada de que la acción antimonopolio del Departamento de Justicia contra Microsoft no fue concluyente, y que la compañía estaba en el camino de la irrelevancia en cualquier caso frente a Apple y Google por decisiones posteriores.

El lanzamiento del iPhone pilló con el paso cambiado a Microsoft (y a otras grandes compañías), mientras que Google sí se había estado preparando primero respaldando económicamente y después adquiriendo Android Inc., para convertir su desarrollo en el líder de la movilidad y pulverizar a Windows en número de dispositivos conectados una década después.

Microsoft llegó tarde, y no solo tres meses. La compañía se distrajo, sí, pero porque Bill Gates y Steve Ballmer dieron prioridad a otros proyectos y para cuando quisieron reaccionar el futuro estaba escrito. En vez de invertir lo necesario en el sistema operativo y aplicaciones (los analistas entienden que Windows Phone/Mobile no recibió los recursos necesarios para intentar el ambicioso objetivo de liderar la revolución de la movilidad), Ballmer intentó cumplir una vieja aspiración de convertirse en «una segunda Apple».

fracaso de Windows Mobile

Ahí llegó la compra de Nokia y fue el principio del fin. La operación llegó en un momento de declive de ventas del gigante finlandés (otra compañía como HTC o BlackBerry sorprendidas por el lanzamiento de iPhone), fue una ruina financiera por la cantidad pagada y por la mochila de 32.000 empleados que se transfirieron de Nokia a Microsoft y -lo peor- acabó con cualquier tipo de asociación con otros fabricantes, clave para que Windows monopolice los escritorios informáticos.

Microsoft se convirtió entonces en una compañía de venta de móviles propia, los fabricantes lo tomaron como una amenaza, suspendieron el licenciamiento de Windows Phone y apostaron por Android. El resultado es conocido. Microsoft canceló Windows Mobile y Android es hoy el favorito de la firma de Redmond. Bill Gates usa un smartphone con Android, Satya Nadella ha lanzado todo tipo de software para Android y llegado a acuerdos de preinstalación de aplicaciones con fabricantes tan importantes como Samsung.

Aunque algunos añoren Windows Mobile, Microsoft está mirando hacia dónde se mueve la industria móvil en lugar de aferrarse a su propio sistema. El último movimiento es significativo de la situación. El Surface Neo, el primer smartphone de Microsoft en muchos años como esperado plegable, está basado en Android y no en Windows, en una versión tuneada y con asociación de Google para «ofrecer los mejor de Android dentro del Surface Duo». 

Por si quieres entretenerte te dejamos la entrevista completa a Bill Gates en la conferencia DealBook del New York Times:

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

Lo más leído