Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Surviving The Aftermath, análisis: repensando nuestros actos

Publicado el
Surviving The Aftermath, análisis: repensando nuestros actos 34

Estos días de cuarentena hemos probado lo nuevo de Paradox, «Surviving The Aftermath», sobreviviendo a las consecuencias. Este nuevo juego de gestión de recursos nos presenta un mundo arrasado tras una mala gestión de recursos en la vida real.

Requisitos

  • Sistema Operativo: Windows 10 64-Bit.
  • Procesador: Intel Core i5-3570K @ 3.40GHz / AMD Ryzen 3 2200G.
  • Tarjeta de video: GeForce GTX 760 / Radeon R9 380.
  • RAM: 8 GB RAM.
  • Espacio en Disco: 10 GB Free.
  • Direct X: Directx 11.

El entorno

Al empezar la partida, «Surviving The Aftermath» nos ofrece diferentes porcentajes de dificultad, que irán aumentando según los escenarios que elijamos. Podemos probar a sobrevivir en modo fácil, en un lugar con tierra fértil y con ruinas que nos permita construir y cultivar, o podemos irnos al entorno más difícil, en un planeta yermo y árido, con clima caluroso y seco y con una tierra fértil solo del 10%. Elijamos lo que elijamos, siempre habrá catástrofes, el mundo sigue pelando contra nosotros, pero podemos elegir su probabilidad.Surviving The Aftermath, análisis: repensando nuestros actos 36

Las catástrofes nos pueden atacar en cualquier momento, aunque el juego nos avisará en cuanto tiempo nos sobrevendrá, para que podamos prepararnos. Hay distintos tipos de eventos que nos pueden ocurrir, lluvia de meteoritos, tormentas eléctricas o pandemias (muy adecuada en estos tiempos).

Surviving The Aftermath, análisis: repensando nuestros actos 38

En «Surviving The Aftermath» también se puede elegir el nivel de contaminación que queda en el ambiente. Este nivel de contaminación afectará a nuestros colonos, que según el tiempo que pasen cerca de las zonas con residuos tóxicos podrán intoxicarse y necesitarán tratamiento médico para sobrevivir.

También nos da la opción de elegir la cantidad de recursos con los que contamos para empezar, el modo fácil nos permite conservar un bunker con algunos recursos con los que empezar y el modo difícil no nos ofrece nada. Estos recursos estarán siempre a nuestra disposición, desperdigados por el mapa y son los colonos porteadores los que automáticamente se dirigen a por ellos y los llevan donde hagan falta.

Una vez elegida la dificultad, solo queda elegir tu bandera, de entre las opciones que te dan, el nombre de la colonia y el lema, y ponerte a jugar.

Colonos sobrevivientes

«Surviving The Aftermath» trata de que conservemos vivos a nuestros colonos. Para ello tenemos que darles cobijo, de comer, de beber y asistencia sanitaria ante intoxicaciones o caídas. Al empezar, en «Surviving The Aftermath» podemos elegir con que grupo vamos a contar, tenemos para elegir, individuos experimentados que llegarán lejos de este mundo, una banda de sobrevivientes capaces de cuidarse y un grupo de inadaptados ambiguos. En cualquiera de estos dos grupos habrá niños, los niños crecen y se convierten en adultos útiles para trabajar. Además los colonos continúan con su vida, por lo que pueden formarse parejas que tengan hijos, así que nuestra población, si está contenta, puede crecer orgánicamente.

Surviving The Aftermath, análisis: repensando nuestros actos 40

Otra forma de hacer crecer nuestra colonia es acoger a colonos que aparecen en nuestra puerta y que además de fuerza de trabajo nos pueden otorgar algún otro recurso.

Los colonos pueden estar trabajando en algún puesto, como la chatarrería, la enfermería o la sastrería o pueden ser porteadores. Es muy importante que siempre haya colonos libres que puedan trabajar de porteadores, si no nuestros recursos no se moverán de un lugar a otro.

Surviving The Aftermath, análisis: repensando nuestros actos 42

Liderar la colonia

Nosotros seremos los líderes de la colonia, elegiremos que se construye y donde, para ello primero tenemos que elegir la ideología con la que trabajaremos. Podemos ser un sobreviviente duro que sacará más provecho a los recursos; un constructor de colonias, que mantendrá la colonia siempre en marcha y creciendo; o un explorador del yermo que dispuesto a descubrir territorios.

Como líderes también deberemos dar una respuesta, no solo a los dilemas de nuestros colonos, si no también a la gente que aparezca en nuestra puerta. En la puerta pueden aparecer nuevos grupos de colonos que algunas veces vendrán con un explorador, si los aceptamos, este explorador se unirá a nuestro grupo y podremos recolectar distintos objetos alrededor de todo el mapa.

Surviving The Aftermath, análisis: repensando nuestros actos 44

Al aceptar nuevos colonos también podremos llevarnos algunos recursos, como comida o ropa.

A nuestra puerta también se puede acercar una anciana con una adivinanza que si adivinamos nos dará un regalo. Si no la adivinamos se irá sin darnos nada, pero volverá a aparecer al tiempo con la misma adivinanza y tendremos otra vez la oportunidad de responderla correctamente.

También vendrán comerciantes que nos permitirán hacer trueques, con estos trueques podemos conseguir nuevas semillas que cultivar en nuestros campos y que nos otorgarán mejores alimentos para la población, como el trigo que permite hacer harina y pan.

Los colonos también nos plantearán algunos dilemas como la caza de algún animal mutante o la exploración de terrenos difíciles. Consentirles estas peticiones les otorgará felicidad, pero también corremos el riesgo de perder algunos recursos o que vuelvan con huesos rotos o intoxicados.

Jugabilidad

Cuando empezamos a jugar desde cero «Surviving The Aftermath» nos da algunos consejos, pero la verdad que no son muy explicativos y muchas veces acabamos aprendiendo las cosas por prueba y error.

Como hemos comentado antes, los edificios se construyen con los porteadores, que son los que van moviendo los recursos de un lado a otro y lo hacen de manera automática, al igual que en Surviving Mars lo hacen los drones. Si los porteadores, o cualquier otro colono, enferma acude a la enfermería siempre que haya espacio disponible o alguien que lo pueda atender.

Nosotros podemos elegir si cuantas personas queremos que estén trabajando en los distintos puestos y la prioridad que tenga éste. En algunas ocasiones, cuando sea necesario, podemos dejar un puesto desantedido para atender otros o dejar que los colones sean porteadores porque los necesitemos.

Para navegar de un lado a otro del mapa en el que jugamos lo haremos siempre arrastrando con el ratón. Esta modalidad plantea un problema cuando tenemos que cambiar las áreas de trabajo. Las áreas de trabajo son las situaciones de los distintos recursos que se encuentran desperdigados por el mapa.

Por ejemplo, una chatarrería obtiene sus recursos de depósitos de metal, estos depósitos de metal estarán por todo el mapa. Podemos construir las chatarerría siempre cerca de los depósitos o construirla en un sitio que nos venga bien y los porteadores se desplacen por el mapa para acercar los recursos.

Para ello tendremos que seleccionar un área de trabajo que contenga el material que necesitemos, el problema es que cuando queremos cambiar el área de trabajo al arrastrar y soltar, el área se deselecciona, además el scroll tampoco permite alejarse mucho, así que es muy difícil elegir zonas de trabajo lejanas, lo más fácil es que cuando se nos acaben las zonas de trabajo, derribemos la construcción y volvamos a construirla cerca de los recursos.

Con la ciencia se consiguen nuevas infraestructuras y habilidades. Este sistema de ciencia recuerda al de Civilization y también y es el mismo del Surviving Mars. La diferencia es que aquí, para investigar nuevas acciones necesitaremos recolectar ciencia y la ciencia se consigue en el mapa de exploración con los exploradores. Estos tendrán que ir descubriendo el mapa que rodea a nuestra colonia y en algunos lugares encontrarán ciencia.

Surviving The Aftermath, análisis: repensando nuestros actos 46

En ocasiones, para conseguir cualquier recurso, la ciencia incluida, los exploradores se verán expuestos a peligros que les harán perder vida, para recuperarla pueden volver a la colonia y según la vida que hayan perdido estarán un determinado número de días en ella.

Surviving The Aftermath, análisis: repensando nuestros actos 48

Para empezar a utilizar los exploradores y que se nos acerquen otros colonos, primero tenemos que reparar la puerta de entrada a la colonia. Los exploradores se mueven por el mapa por turnos y para elegir el destino se marca con el ratón, pero solo podremos llevarlos hasta nos muestre la pantalla, no más lejos. Por el mapa de exploración hay coches abandonados que permiten llevar a varios exploradores a un mismo punto y más rápido. Aunque para descubrir nuevas zonas o conseguir recursos, tendrán que salir del coche. También pueden pelear con otras colonias agresivas para conseguir sus recursos.

Surviving The Aftermath, análisis: repensando nuestros actos 50

Según recolectemos ciencia podremos invertirla en conocimientos de exploración, uno de ellos es el comercio que nos permitirá intercambiar recursos con otras colonias.

Instalaciones

Hay distintas infraestructuras que podemos construir y están divididas en carreteras, refugios, almacenamiento, alimentos, agua, recursos, productos, salud, exploración, decoración, energía y felicidad.

Seleccionando en cada instalación tenemos información sobre su estado y cuanta gente se encuentra trabajando en la misma, en caso de que sea un puesto de trabajo.

Cuando hay lluvia de meteoritos pueden existir daños que los colonos tendrán que restaurar con material de construcción, pero las instalaciones eléctricas también pueden estropearse por el uso. El problema es que cuando éstas se estropean no se nos notifica solo sale un humo de ellas y nos damos cuenta porque ha bajado la energía.

Conclusiones

«Surviving The Aftermath» es un juego de gestión de recursos entretenido, sencillo y con una temática muy acertada. Pero es cierto que su sencillez puede hacerlo muy fácil y repetitivo cuando vamos avanzando, por lo que si somos muy asiduos de este tipo de juegos lo mejor es ponerlo en el modo difícil.

El modo de navegación me ha parecido muy poco acertado cuando queremos dirigir a los exploradores o buscar recursos. Pero si te gustan este tipo de juegos es una buena compra para pasar el rato estos días.

Valoración final
7.1 NOTA
NOS GUSTA
Original
Distintos aspectos de personalización en la dificultad
Buena calidad/precio
Se aprende muy rápido a jugar
A MEJORAR
Se hace algo corto y predecible
Algunos eventos son repetitivos
Navegación dificultosa en cuando hay que elegir la zona de trabajo
RESUMEN
Muy sencillo, la dinámica se coge muy rápido aunque corre peligro de hacerse reptitivo.
Gráficos y sonido7
Jugabilidad7
Rendimiento8
Duración6.5

Lo más leído